¿Un gigante enojado?

Por: Jose Lopez Zamora-La Red Hispana

Durante años uno de los más insidiosos lugares comunes sobre la comunidad latina tiene que ver con la metáfora del “Gigante Dormido”. Para algunos se trata de un debate caduco por los crecientes niveles de participación electoral de hispanos e hispanas, especialmente en las elecciones presidenciales.

En las elecciones presidenciales del 2016, el porcentaje de participación latina fue de alrededor del 11% del total del electorado, un aumento de 1 punto porcentual respecto de las presidenciales del 2012. Es decir, el “Factor Anti-Trump”, que presuntamente podía detonar una participación latina significativa y un eventual voto de castigo por su retórica antihispana, no se materializó.

No sólo millones de electores latinos prefirieron permanecer en sus casas o trabajos, antes que acudir a las urnas, sino que casi uno de cada tres votó por Trump, según algunos sondeos, aunque la cifra real sigue siendo motivo de debate.

Pero más allá del factor Trump, existe un dato lacerante que poco o nada tiene que ver con el actual inquilino de la Casa Blanca. Históricamente el porcentaje de participación electoral latina ha permanecido muy por debajo de su potencial, en especial comparado con anglos y afroamericanos.

En este momento, a pocos menos de un año de las elecciones, entre 15 millones y 18 millones de latinas y latinos elegibles para votar, no se han registrado. Y aunque el número absoluto de votantes latinos ha aumentado, la realidad es que su porcentaje como total del electorado, ha caído en varios ciclos electorales.

Un nuevo grupo busca cambiar la ecuación. Poder Latinx, una organización cívica y de justicia social que trabaja por el empoderamiento político de la comunidad latina, lanzó su campaña Poder 2020, en varios estados para llegar a medio millón de esas latinas y latinos que no participan en el proceso político, a fin de alentarlos a registrarse y votar.

Ben Monterroso, un veterano activista comunitario, está convencido que es necesario reconvertirse en “organizador digital” para poder llegar, a través de las redes sociales y de los teléfonos inteligentes, a los jóvenes latinos y latinas de 18 a 35 años que no votan. 

Los tres primeros spots de Poder Latinx muestran las palabras ofensivas de Trump e imágenes de la masacre racista de El Paso. Una joven hispanoparlante pregunta a la audiencia: “¿Hasta cuándo vamos a aguantar tantos insultos?”. 

Monterroso cree que sus spots, basados en investigación de opinión de Latino Decisiones y en la tecnología de Phone2Action, ofrece no sólo la información sino, especialmente, la motivación que los jóvenes necesitan para registrarse y votar. A 47 semanas de las elecciones, la moneda está en el aire.

https://www.laredhispana.org/actualidades/un-gigante-enojado