Un Año Clave

Saber es Poder
Crédito: La Red Hispana

El 2016 se perfila como un año clave para el futuro de Estados Unidos en general y para la comunidad latina en particular: Será escenario de las cruciales elecciones presidenciales de noviembre, donde está en juego no sólo la definición del inquilino o inquilina de la Casa Blanca, el Congreso o las gubernaturas, sino un proyecto de nación.

Más de 12 millones de latinos participaron en las pasadas elecciones presidenciales de 2012, pero otros 12.2 millones de hispanos elegibles para votar no lo hicieron por múltiples razones: no estaban registrados o no tuvieron tiempo o interés en ir a las urnas a depositar su sufragio.

El Instituto del Grupo Legislativo Hispano (CHCI) estima que 13.1 millones de latinos podrían votar en las elecciones presidenciales de noviembre pero para ello se requiere mantener los esfuerzos de registro de votantes. Esta comprobado que una vez empadronados, ocho de cada 10 latinos acuden a las urnas.

Por si fuera poco, millones de hispanos que son residentes legales permanentes tampoco emitieron su voto porque solo los ciudadanos estadounidenses están autorizados por la ley para votar. Sólo en el caso de nuestros hermanos mexicanos, unos 3 millones no han dado el paso para convertirse en ciudadanos pese a que su país permite la doble nacionalidad.

Para aquellas personas que no han completado el proceso de naturalización por razones económicas (el costo del proceso ha aumentado a $695 dólares por persona), es importante que sepan que más de un millón de latinos son elegibles para recibir una exención del pago, si cumplen ciertos criterios por su nivel de ingresos.

Para más información sobre el proceso de registro electoral, visita La Red Hispana.org