Un “alma bondadosa”: Yadhira Romero Martinez – de 19 años, víctima de homicidio en el sur de Minneapolis

Un sospechoso de 23 años fue detenido en Ohio.

 

Por: Star Tribune

 

“Ni me lo puedo imaginar lo que están pasando los padres de la joven desde México y tan lejos”, dijo Erasto García mientras encendía una vela por Martínez.

 

Yadhira Romero Martínez se trasladó de México a Minnesota en septiembre para trabajar y enviar dinero a su familia.

 

Los familiares de la joven de 19 años dicen que salió de su trabajo en el Walmart de Bloomington el jueves alrededor de las 4:30 p.m. El viernes por la tarde, la policía tenía acordonada con cinta adhesiva una casa en el sur de Minneapolis donde se encontró su cuerpo después de que alguien llamara al 911 para un control de bienestar.

 

El domingo por la noche, la policía de Minneapolis anunció que José Daniel Cuenca-Zúñiga, de 23 años, había sido detenido en Ohio con una orden de arresto urgente tras huir de Minneapolis. Los investigadores trabajaron con la Patrulla de Carreteras del Estado de Ohio para localizar y detener rápidamente al sospechoso a las ocho horas de haber sido identificado por las autoridades el viernes por la noche.

 

Las autoridades están trabajando en la obtención de una orden de extradición a Minneapolis para afrontar los cargos. Se trata del 23º homicidio de la ciudad este año.

 

En una vigilia celebrada el sábado por la noche frente a la casa de alquiler en la que fue encontrada, en el bloque 3000 de la 18ª Avenida S., los dolientes honraron la vida de Martínez al tiempo que concienciaban e indignaban sobre la violencia contra las mujeres -en particular las mujeres de color-, una epidemia conocida como feminicidio. Se celebró otra vigilia en Atlacahualoya Morelos, México, de donde es originaria Martínez, y están previstas más manifestaciones en Minneapolis para esta semana.

 

“Quiero justicia para ella, pero el mensaje general que quiero que la gente entienda es que esto no le puede seguir ocurriendo a las mujeres”, dijo el primo Luis Romero Ortiz. “Queremos que la gente las defienda y que esté atenta, que sea observadora y que diga algo si ve algo. … Era una persona muy amable, muy simpática. Vino aquí tratando de ayudar a su familia en México, para trabajar y poder mantener a su familia”.

 

Ortiz dijo que su prima recordaba un poco de inglés de cuando nació aquí y antes de irse a México alrededor del primer grado. “Lo aprendió rápido cuando regresó”, dijo, y agregó que se mudó a Bloomington en septiembre.

 

La policía de Minneapolis está tratando el caso como un homicidio mientras espera los resultados de la autopsia. La policía encontró a Martínez después de una llamada al 911 a las 12:32 p.m. del viernes.

“La evidencia en la escena llevó a los oficiales a creer que la muerte puede ser no natural”, dijo un comunicado de prensa el viernes. “Los investigadores de homicidios fueron llamados a la escena donde comenzaron una investigación de muerte sospechosa”.

 

En un comunicado el sábado, el portavoz de la policía, John Elder, dijo que en las redes sociales han circulado preguntas sobre el homicidio que involucran a Uber, la aplicación de viajes compartidos, pero los investigadores “no han podido confirmarlo en este momento, ya que sus esfuerzos se centraron en identificar a un sospechoso, localizarlo en otro estado y ponerlo bajo custodia.”

 

La vecina Anely Martínez, que no tiene relación con la víctima, dijo que “no vio ni escuchó nada inusual” el jueves, pero vio a los agentes de policía fuera de la casa moviendo un colchón cubierto de sangre mientras los detectives hablaban con los vecinos que tienen cámaras de vigilancia en el porche delantero. Anely Martínez dijo que nunca había visto a Yadhira Romero Martínez en la casa.

 

“Es muy triste saber que ni siquiera estamos a salvo”, dijo, mientras miraba el creciente monumento junto a su casa que está lleno de globos, animales de peluche y carteles en español e inglés pidiendo justicia.

 

Los dolientes siguieron apareciendo en la casa el domingo por la tarde, trayendo flores y velas de oración que siguen ardiendo y se cuentan por docenas un día después.

 

La familia está organizando dos campañas de recaudación de fondos en línea a través de GoFundMe para obtener dinero para transportar a Martínez de vuelta a México para que sus padres puedan velarla. Martínez, también conocida como Yadhi, fue descrita como un “alma gentil y amable que trabajaba duro para su familia.”

 

“Ella había venido aquí, como la mayoría de las familias inmigrantes, para encontrar una vida mejor para sí misma y para mantener a su familia en casa”, escribió el primo Jun Romero en Facebook. “No conocía bien el idioma, no recordaba mucho del lugar en el que había nacido, y tenía un hermano menor con ella para cuidarlo mientras los obstáculos se acumulaban en su contra”.

 

“Que le quitaran la vida tan pronto de una forma tan violenta y repugnante era algo que no se merecía. Nadie se merece eso”, continuó. “Era mi prima. Era una hija. Era una hermana. ERA UNA PERSONA. La quiero y la echaré de menos. Por favor, protejan a sus hermanas y eduquen a sus hijos/hombres. El machismo, el sexismo y la violencia existen en todos los rincones de nuestras vidas por pequeños que sean. Si lo ves, detenlo. Desaprende a callar en estos asuntos por el bien de las mujeres y de las personas feministas de todo el mundo. Ella no se merecía esto y tú tampoco”.

 

El lunes por la noche se celebrará en Mankato una vigilia por Martínez en el Veterans Memorial Bridge. A las 5 de la tarde del jueves está prevista una marcha en el sur de Minneapolis, que comenzará en el Mercado Central, 1515 E. Lake Street, y terminará en el monumento conmemorativo de la 18ª Avenida S. Los preparativos del funeral están pendientes.