Trump y un destacado senador republicano siguen peleando

Por Joan Faus

La insólita pugna entre Donald Trump y Bob Corker creció este martes con un intercambio de reproches públicos. El presidente de Estados Unidos llamó “incompetente” al destacado senador republicano después de que el legislador le acusara de “degradar” a los EE. UU. y le pidiera que se quede al margen del debate sobre una reforma fiscal.

El rifirrafe, que se inició hace dos semanas, revela la creciente incomodidad en círculos conservadores con el estilo soez del republicano Trump y sus titubeos como presidente. Es revelador porque Corker apoyó a Trump durante la campaña electoral. Y porque la pelea verbal tuvo lugar el mismo día en que el mandatario se desplazó al Capitolio para almorzar con los senadores republicanos y abordar la tramitación de la reforma fiscal, que se ha convertido en la prioridad legislativa de Trump tras el fracaso de su plan sanitario.

La disputa de este martes arrancó con unas declaraciones de Corker, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, en la cadena ABC. “Me gustaría verlo a él [Trump] dejar esto [la reforma fiscal] a los profesionales por un tiempo, y ver si podemos hacer algo que sea constructivo”, dijo el senador por Tennessee.

Trump tardó muy poco en contestarle en su cuenta de Twitter. Aseguró que Corker “no pudo ser elegido ni para cuidar perros en Tennessee” y volvió a sostener, algo que niega el senador, que Corker decidió no presentarse a la reelección en 2018 después de que el presidente rechazara apoyarlo.

La disputa siguió creciendo. Primero, el senador respondió en Twitter que Trump es un “presidente totalmente mentiroso” e ironizó de nuevo que vive en una “guardería para adultos”. Y después, Corker hizo varias declaraciones a la prensa en el Capitolio, en las que ahondó en sus reproches. Aseguró que Trump tiene “una gran dificultad con la verdad”, que “de ninguna manera” le apoyaría y que “ha demostrado ser incapaz de estar a la altura de las circunstancias”.

“Cuando su mandato acabe, por lo que será más recordado será por la degradación de nuestro país”, señaló. “Para la gente joven que esté mirando, no solo en este país sino en el mundo, alguien de esta mentalidad como presidente de Estados Unidos es algo degradante para nuestro país”.

Trump volvió a contraatacar en Twitter, llamando a Corker “cabeza incompetente” del Comité de Exteriores del Senado que “no tiene ni idea”.

A mediados de octubre, el senador advirtió de que Trump trata la presidencia como un “reality show” y que sus encendidas amenazas a otros países podrían poner a los Estados Unidos “en el camino hacia la Tercera Guerra Mundial”.