Trump vs Mexico

Los ataques de Trump a México y sus puñaladas contra agricultores

Por Raoul Lowery-Contreras

Si Donald Trump fuera elegido como Presidente, ¿cuántos estadounidenses perderían sus puestos de trabajo? Millones los perderían. La guerra de Trump contra México sería la razón. Por otra parte, 318 millones de estadounidenses incluyendo los millones que perderían su trabajo también perderían dinero en todo lo que han adquirido desde autos hasta sus jitomates. Miles de millones de dólares serian drenados de los bolsillos americanos diariamente. Dinero que se perdería para siempre. Los agricultores estadounidenses perderían un mercado de $20 mil millones, mil millones!

Algunos trabajos se han perdido y los han ganado México y Canadá desde el tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) que abrió sus puertas el 1 de enero de 1994. ¿Cuánto se perderá? Trump no tiene la más mínima idea y tampoco la tienen sus achichincles. Tampoco tiene idea de cómo cada estadounidense que gasta dinero se beneficia del TLC y todo el comercio exterior.

Hay 318 millones de personas en Estado Unidos y cada uno de ellos se beneficia del TLC en contraste con una pequeña minoría la cual se ve afectada negativamente por los trabajos que se van a México. La fórmula es simple: número de empleos perdidos dividido por el número de estadounidenses que trabajan o, la cantidad del promedio de salarios perdidos por los puestos de trabajo perdidos, dividido por los miles de millones de dólares ahorrados por el consumidor estadounidense. ¿Cómo? Con los precios más bajos en todos los productos importados y los productos estadounidenses a precios competitivos para competir con los productos extranjeros; varios miles de millones están involucrados.

Frederick Smith de FEDEX le dijo a un grupo de graduados de Yale sobre el año en que se graduó en 1966: “las llamadas telefónicas de larga distancia eran costosas, las llamadas internacionales, prohibidas.  Desde muebles hasta televisores y electrodomésticos, y especialmente automóviles, las marcas estadounidenses dominaron el gasto del consumidor en este país. “A los precios altos, es decir.

Gracias a esos americanos “estúpidos” (estúpidos de acuerdo a Trump) que negociaron el TLC con México y Canadá, un mecanismo fue construido en el acuerdo para ayudar a cualquier trabajador desplazado por el acuerdo. Si un trabajo desapareció de México que haya sido ocupado por un estadounidense, una disposición en el TLCAN estableció una subsistencia para el trabajador afectado. El trabajador no fue sacado ni se le disparó, fue entrenado para  un nuevo empleo.

Sabemos que la pérdida de empleo promedio en los primeros diez años del TLCAN (1994-2004) era 50.000 por año, entre 1994 y 500.000 2004. Esta es una fracción minúscula de los puestos de trabajo ocupados durante esos años. En 1993, cuando se aprobó el TLC había 114.000.000 estadounidenses que trabajaban. Divida 50.000 puestos de trabajos perdidos en México / Canadá por 114 millones. Eso es 0,000438 por ciento. Eso no es un gran problema. 2015: 50.000 dividido por 141 millones. Eso es 0,0003546 por ciento. Eso no es un gran problema.

Cuando la Compañía Ford anunció que construirá una planta de $ 2.5 mil millones en México, los estadounidenses deberían alegrarse. Razones: Uno, que ayuda a mantener el costo de un nuevo coche de fabricación estadounidense; empleará a mexicanos lo que eliminará así una razón para que los mexicanos vengan a Estados Unidos de manera ilegal. Cuando una empresa estadounidense como Gulf Oil anuncia que se está abriendo a 1.000 estaciones de gasolina en México que crea puestos de trabajo en México y para los estadounidenses aquí, los estadounidenses deberían gritar de alegría.

Señor Trump, en el 2015 los Estados Unidos le vendió a México y Canadá $552 millones de dólares en bienes y servicios. Le vendió más a Canadá que a toda la unión europea y sus más de 20 países, y vendió $122 millones a México el doble de lo que le vendió a China con sus 1.5 millones de personas. Los Estados Unidos tiene un superávit comercial con Canadá/México de $66 millones de dólares en bienes manufacturados ($21.6 millones) y servicios ($45 millones de dólares). Cualquier déficit se debe a que Canadá y México nos venden petróleo. Un montón de petróleo.

Frederick Smith, de nuevo: “El pacto Nafta ha sido claramente un éxito económico. Durante los

últimos 20 años, el comercio de Estados Unidos  con México y Canadá ha aumentado a $ 1,2 billones en el 2014, a partir de $ 737 mil millones. Si bien el tema de la inmigración a menudo se combinó erróneamente con el TLC, las cifras económicas cuentan una historia clara”.

Trump no produce nada tangible donde vendamos tanto como (66 $ millones de dólares) a Canadá y México, ni se producen software o computadoras, o tractores o excavadoras, ni tampoco se cultiva y vende ($ 20 mil millones de dólares) de cerdo, algodón, naranjas, manzanas, trigo o maíz a Canadá y México. Trump no es Ford, ni Apple, ni Dell, ni Golfo – “diablos” si ni siquiera cultivas tomates. Trump recoge los alquileres, mató a una liga de fútbol y puso en quiebra a casinos famosos y tiene una “universidad”.