Trump, Cambio de Régimen y Venezuela – Parte 1

Por: Sebastian J. Hernandez

En enero de este año, Trump decidió ayudar a crear un cambio de régimen en Venezuela. Eso significa que va a hacer que los EE. UU. apoyen a los rebeldes que desean deshacerse del líder actual a un líder nuevo (en este caso, Juan Guaidó) y prometer “restaurar el orden” y consolidar el gobierno democrático. Guaidó ha sido aceptado como el nuevo líder válido por los Estados Unidos, otras 50 naciones, y las Naciones Unidas están en proceso de hacerlo. Todos afirman que Maduro fue reelegido injusta e ilegalmente. Al mismo tiempo, las Naciones Unidas no respetan el cambio de régimen. Este reporte no es sobre Venezuela. Las noticias sobre eso ya salen frecuentemente. Pero todo esto provoca hablar sobre cambio de régimen — el cambio de un gobierno por otro, particularmente usando fuerza militar.

El cambio de régimen es casi tan antiguo para los Estados Unidos como su historia. Hemos aplicado esta práctica en todo el mundo. A continuación, se enumeran las naciones latinas de nuestro Continente Americano a las que hemos aplicado el cambio de régimen desde 1846.

México: 1846-1914

Puerto Rico: 1898

Honduras: 1900-1920

Nicaragua: 1912-1933; 1982-1989

República Dominicana: 1916-1924; 1961; 1965; -1966

Chile: 1973

Granada: 1983

Perú: 1990-2000

Cuba: 1898-1961

Panamá: 1903; 1941; 1989

Haití: 1915-1934; 1991

Guatemala: 1954

Brasil: 1961-1964

Bolivia: 1971

Uruguay: 1973

El Salvador: 1980-1992

Venezuela: 20

Con demasiada frecuencia, los países latinos que están a punto de ser considerados para un cambio de régimen han nacionalizado previamente los recursos que los Estados Unidos habían estado explotando (como el petróleo en Venezuela) y disminuyeron en gran medida las ganancias que las compañías petroleras de los Estados Unidos habían estado obteniendo antes de que se les pidiera que se quitaran (completamente o en parte) del país. Esto puede ser la verdadera razón del cambio de régimen. Hay la necesidad de los recursos que los Estados Unidos necesita (Ahora o más adelante) y la necesidad del retorno de las empresas. Tal explotación no se menciona, por supuesto. Eso fuera avaricia.

El petróleo fue la verdadera razón por la guerra de cambio de régimen con Irak, no la supuesta disponibilidad de armas nucleares de destrucción masiva. La razón debe ser humanitaria y / o detener el comunismo o fuerzas similares y restablecer la democracia. La Carta de las Naciones Unidas prohíbe el uso extranjero de militares, o incluso la amenaza de fuerza en el cambio de régimen. Lo hicimos en Granada y Cuba bajo los derechos de la Doctrina Monroe y nos las arreglamos por circunstancias extraordinarias, pero esto es raro. Dos razones bien aceptadas para el cambio de régimen / intervención extranjera son el humanitarismo y la garantía de la democracia. De todas las naciones mencionadas anteriormente, Guatemala, Honduras y El Salvador son ejemplos buenos. El resultado actual de sus experiencias se debe al fracaso del cambio de régimen. Guatemala y El Salvador eran y son recursos agrícolas. El añil y el café preeminentes de El Salvador ahora son caña de azúcar, algodón y frutas. En Guatemala es el banano, la carne y otros cultivos de cítricos. Honduras, dominado por United Fruit Company (UFC) y Standard Fruit Company, fue intervino varias veces por tropas de EE.UU. Este país fue la primera nación centroamericana de ser conocida como una “república bananera.

Los países latinos que van a experimentar un cambio de régimen generalmente están en un estado de anarquía o muy cerca de eso. Están vulnerables a la explotación, de modo que algunas naciones poderosas que necesitan recursos ofrecerán “asistencia” para salvar su soberanía. La Doctrina Monroe deduce que los Estados Unidos debe ser la nación responsable porque el país en necesita está en el Continente Americano. El cambio de régimen podrá ayudar a las elites de los EE. UU. y a los nuevos líderes Latinos, pero “el pueblo” (la gente en general) continúa siendo oprimido y permanece en un estado de pobreza.

La nación corrupta en curso (en este caso, Venezuela) generalmente afirmará ser izquierdista y democrática porque eso es lo que la gente necesita en su condición desesperada. Los líderes que serán removidos podrían haber comenzado con buenas intenciones, pero, una vez en el cargo, descubren que los líderes en el gobierno no tienen la intención de detener la corrupción y continúan viviendo “a la altura” a expensas de la gente. El gobierno del oligarca es o se vuelve cleptocrático con el presidente haciéndose dictatorial. La mayoría de las veces, los carteles de la droga entran y debilitan aún más al gobierno. La gente asolada por la pobreza comienza a rebelarse y la insurgencia crece. Tanto el gobierno como los cárteles reaccionan violentamente contra la gente; el gobierno para mantenerse en el poder y los cárteles para vender drogas, violar y obligar a los jóvenes a entrar en sus “ejércitos”. Millones comienzan a abandonar su país y se van a cualquier parte, por cualquier modo necesario.

Ver más información sobre la manera en que los Estados Unidos sigue interviniendo en Cambio de Régimen en América Latina:  https://popularresistance.org/us-and-puppet-guaido-implicated-in-terrorism-plot/KZ

 [Este artículo es en dos partes. Continuaremos con la Parte 2 en la próxima edición.]