Todo lo que necesita saber sobre las mascarillas faciales de tela para evitar la propagación del COVID-19

Por: CDC

Ayude a reducir la propagación del COVID-19

La CDC recomienda que las personas usen cubiertas de tela para la cara en ambientes públicos y cuando estén cerca de personas que no viven en su casa, especialmente cuando otras medidas de distanciamiento social son difíciles de mantener.

Las cubiertas de tela pueden ayudar a evitar que las personas que tienen COVID-19 contagien el virus a otros.

Es más probable que los protectores faciales de tela reduzcan la propagación de COVID-19 cuando son ampliamente utilizados por las personas en entornos públicos.

Los protectores faciales de tela NO deben ser usados por niños menores de 2 años o por cualquier persona que tenga problemas para respirar, esté inconsciente, incapacitado o no pueda quitarse la máscara sin ayuda.

 

Evidencia para la efectividad de las cubiertas de tela para la cara

Las cubiertas de tela para la cara están recomendadas por ser una barrera simple que ayuda a evitar que las gotitas respiratorias viajen por el aire hasta otras personas cuando las personas que usan las cubiertas de tela para la cara tosen, estornudan, hablan o alzan la voz. A esto se le llama control de fuentes de infección. Esta recomendación es con base en lo que conocemos acerca del rol que juegan las gotitas respiratorias en la propagación del virus que causa el COVID-19, en conjunción con la evidencia emergente de los estudios clínicos y de laboratorio que indican que las cubiertas de tela para la cara reducen la dispersión de las gotitas cuando cubren la nariz y la boca. El COVID-19 se propaga principalmente entre las personas que tienen contacto cercano entre sí (dentro de los 6 pies aproximadamente), por lo que las cubiertas de tela para la cara son especialmente importantes en los entornos donde las personas se encuentran cerca las unas de las otras o donde el distanciamiento social sea difícil de mantener.

 

¿Quién debe usar una cubierta de tela para la cara?

 

 El público en general

 

  • El CDC recomienda que todas las personas de 2 años de edad en adelante usen una cubierta de tela para la cara en ambientes públicos y cuando estén cerca de personas que no viven en su casa, especialmente cuando otras medidas de distanciamiento social son difíciles de mantener.
  • COVID-19 puede ser transmitido por personas que no tienen síntomas y no saben que están infectadas. Por eso es importante que todos usen cubiertas de tela para la cara en lugares públicos y que practiquen el distanciamiento social (manteniéndose al menos a 6 pies de distancia de otras personas).
  • Si bien se recomienda encarecidamente el uso de cubiertas de tela para reducir la propagación de COVID-19, los CDC reconocen que existen casos específicos en los que el uso de una cubierta de tela puede no ser factible. En estos casos, se deben considerar adaptaciones y alternativas siempre que sea posible (ver ejemplos a continuación).

 

 Las personas que tienen COVID-19 o que piensan que podrían tenerlo

 

  • Si está enfermo con COVID-19 o cree que puede tener COVID-19, no visite las áreas públicas. Quédese en casa excepto para recibir atención médica. En la medida de lo posible, permanezca en una habitación específica y lejos de otras personas y mascotas en su casa. Si necesita estar cerca de otras personas o animales, use una cubierta de tela para la cara (incluso en su casa).
  • La cubierta de tela ayuda a evitar que una persona enferma transmita el virus a otros. Ayuda a mantener las gotitas respiratorias contenidas y a que no lleguen a otras personas.

 

Cuidadores de personas con COVID-19

Los que cuidan a alguien que está enfermo con COVID-19 en casa o en un entorno no sanitario también pueden usar un protector de cara de tela. Sin embargo, se desconocen los efectos protectores, es decir, lo bien que la cubierta de tela protege a las personas sanas de respirar el virus. Para evitar enfermarse, los cuidadores también deben seguir practicando acciones preventivas diarias: evitar el contacto cercano en la medida de lo posible, limpiarse las manos con frecuencia; evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar; y limpiar y desinfectar las superficies con frecuencia.

 

¿Quién no debe usar una cubierta de tela para la cara?

Las siguientes personas no deben usar cubiertas de tela para la cara:

  • Niños menores de 2 años
  • Cualquiera que tenga problemas para respirar
  • Cualquier persona que esté inconsciente, incapacitada o que no pueda quitarse el paño que cubre la cara sin ayuda.