Tiroteo en un supermercado de Colorado. Hombre acusado de 10 cargos de asesinato en primer grado.

Diez personas, entre ellas un agente de policía, fueron asesinadas a tiros en un supermercado King Soopers de Boulder el lunes. Sus edades oscilaban entre los 20 y los 65 años.

 

Por: NBC News

 

Un hombre de 21 años ha sido identificado como sospechoso de la muerte a tiros de 10 personas, incluido un agente de policía, en un supermercado de Boulder (Colorado), según informaron el martes las autoridades.

 

Ahmad Al Aliwi Alissa fue acusado de 10 cargos de asesinato en primer grado en relación con el tiroteo masivo del lunes en el supermercado King Soopers, dijo la jefa de policía de Boulder, Maris Herold, en una conferencia de prensa matutina.

 

Según la policía, recibió un disparo en la pierna y fue detenido tras el incidente.

 

“Hoy me duele el corazón”, dijo a los periodistas el gobernador de Colorado, Jared Polis. “Haremos responsable al malhechor con todo el peso de la ley por sus acciones”.

 

Entre los 10 muertos estaba el oficial de policía de Boulder Eric Talley, de 51 años, que había sido el primer agente en llegar al King Soopers el lunes. Era padre de siete hijos, y veterano de 11 años en la policía de Boulder.

 

Herold identificó a las otras víctimas como Denny Strong, de 20 años, Neven Stanisic, de 23, Rikki Olds, de 25, Tralona Bartkowiak, de 49, Suzanne Fountain, de 59, Teri Leiker, de 51, Kevin Mahoney, de 61, Lynn Murray, de 62, y Jody Waters, de 65.

 

El sospechoso vivía en la ciudad cercana de Arvada, aunque las autoridades no revelaron mucho más sobre él. Los investigadores no conocen de inmediato el motivo, dijeron las autoridades.

 

El fiscal de distrito del condado de Boulder, Michael Dougherty, dijo que no se busca a ningún otro sospechoso por el tiroteo.

 

“En este momento creemos plenamente, estamos seguros de que la comunidad está a salvo”, dijo.

 

El representante Joe Neguse, demócrata de Colorado, que representa a Boulder, dijo que le llamaba la atención que la tragedia del lunes se produjera en un supermercado, uno de los pocos “lugares de reunión constantes” para los estadounidenses durante los paros por la pandemia.

 

“Las tiendas de comestibles como King Soopers han sido uno de nuestros lugares de reunión constantes, una de las pocas actividades rutinarias que hemos seguido realizando como habitantes de Colorado y como estadounidenses”, dijo a los periodistas.

 

“Es difícil describir lo que significa para este lugar seguro ver cómo se desarrolla una tragedia horrible como ésta”.

 

El tiroteo del lunes provocó una respuesta policial masiva, ya que múltiples agencias se apresuraron a acudir al centro comercial.

 

Los clientes y los empleados huyeron a través de un muelle de carga trasero para mantenerse a salvo, escondiéndose donde pudieron en la tienda y refugiándose en las tiendas cercanas.

 

Las imágenes de las noticias aéreas mostraron más tarde a la policía escoltando a un hombre, cuya pierna derecha estaba cubierta de sangre, esposado. No llevaba camisa ni zapatos.

 

El martes, la policía no relacionó inmediatamente esas imágenes con el sospechoso.

 

Los residentes de Colorado se han familiarizado con los tiroteos masivos, ya que dos de las masacres más notorias de esta generación tuvieron lugar a poca distancia de Boulder.

 

Trece personas fueron asesinadas en la escuela secundaria Columbine en Littleton, a sólo 35 millas al sur de King Soopers, el 20 de abril de 1999, antes de que los dos pistoleros se quitaran la vida.

 

Después, el 20 de julio de 2012, un hombre armado abrió fuego contra los espectadores del cine Century 16 de Aurora, a 35 millas al sureste del supermercado. Doce personas, que se habían reunido para una proyección de “The Dark Knight Rises”, fueron asesinadas.