Terremoto en Puerto Rico causa apagón de luz durante visita de estudiantes de MN

Estaban allí para aprender sobre la resiliencia energética

Por: Paul Huttner y Megan Burks

Cuando un terremoto de magnitud 6.4 agitó a Puerto Rico en la madrugada del 7 de enero, un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad de Minnesota fueron sacudidos de la cama. Estaban en la isla para estudiar cómo se estaba adaptando su red eléctrica a raíz del huracán María. Partes de la isla estuvieron sin energía durante un año completo después de la tormenta de 2017.

El terremoto del mes pasado volvió a cortar la energía, dando a los estudiantes un asiento de primera fila al tipo de escenarios que estarán planeando como futuros planificadores regionales y líderes cívicos. Se espera que la frecuencia e intensidad de desastres como tormentas, incendios e inundaciones empeoren con el cambio climático.

“Una cosa es pensar en el cambio climático y pensar en los impactos desde la distancia, o pensar en la sostenibilidad”, dijo la estudiante graduada Shannon Evans Engstrom. “Pero para ver realmente el impacto que tiene en la vida de las personas, o para verlas realmente pensando en qué van a hacer ahora porque no pueden volver a sus apartamentos en el piso 10 o no pueden ir a la escuela porque no pueden confiar en la estructura de las escuelas en este momento fue una experiencia transformadora”.

Engstrom y sus compañeros de clase trabajaron con El Proyecto Footprint, con sede en Minnesota, para desplegar sistemas solares portátiles para que las personas pudieran cargar sus teléfonos celulares y otras necesidades después del terremoto. También se reunieron con expertos para aprender cómo Puerto Rico estaba implementando microrredes y otras innovaciones.

Las microrredes pueden desprenderse de la red eléctrica general si se cae durante una emergencia y continúar supliéndole electricidad a clientes cercanos. Después del terremoto, las luces en las áreas que tenían microrredes se prendieron mucho más rápido que en áreas sin ellas, dijo el profesor asistente Gabe Chan.

Chan dirige el programa de maestría de Ciencia, Tecnología y Política Ambiental de la universidad y dijo que Puerto Rico ofrece importantes lecciones para ciudades y estados.

“El huracán María tuvo entre 3,000 y 5,000 muertes, y la mayoría de esas muertes se atribuyeron a la falta de energía”, dijo. “Y así, al pensar en la transición de nuestro sistema energético, tenemos que preocuparnos absolutamente por las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el cambio climático, pero también tenemos que pensar en la vulnerabilidad de nuestro sistema energético a los impactos climáticos”.

https://www.mprnews.org/episode/2020/02/06/mn-students-in-puerto-rico-for-energy-resilience-when-earthquake-knocked-power-out