¿Siguen funcionando las pruebas COVID-19 en casa si han estado expuestas al frío?

¿Siguen funcionando las pruebas COVID-19 en casa si han estado expuestas al frío?

La respuesta corta es probablemente sí, pero deja que la prueba se ponga a temperatura ambiente antes de realizarla.

 

Por Greta KauL-MinnPost

 

Los casos de COVID-19 han aumentado y la demanda de pruebas está por las nubes. Hoy en día, conseguir que te envíen las pruebas rápidas de COVID-10 a tu casa es casi como ganar la lotería.

 

Entonces, ¿qué ocurre si esas preciadas pruebas, diseñadas para ser almacenadas y tomadas a temperaturas específicas, llegan y acaban sentadas en la puerta de casa a temperaturas invernales bajo cero en Minnesota? ¿Y si tiene la suerte de encontrar algunos en las tiendas, pero los deja en su gélido coche mientras hace otros recados?

 

Si está esperando un envío de pruebas COVID-19 a domicilio, no es mala idea asegurarse de que hay alguien en casa para evitar la exposición del paquete al frío. No todas las pruebas han sido, bueno, probadas en cada permutación de la exposición al clima frío que podrían encontrar en un lugar como Minnesota.

 

Aun así, la principal conclusión de la mayoría de los fabricantes es que sus pruebas deberían seguir estando bien después de ser expuestas a temperaturas frías, aunque lo mejor es mantenerlas dentro de las temperaturas de almacenamiento recomendadas en la medida de lo posible. En cualquier caso, hay que dejar que las pruebas alcancen la temperatura ambiente antes de tomarlas.

 

Esto es lo que dicen los fabricantes de algunas de las pruebas caseras más comunes sobre las temperaturas frías y las pruebas COVID-19.

 

BinaxNOW (de Abbott)

 

Los consumidores deben tomar medidas para minimizar la exposición de los kits de prueba al frío, teniendo en cuenta las recomendaciones de almacenamiento, y asegurarse de que las pruebas llegan a la temperatura ambiente antes de su uso.

 

“A medida que muchas partes de los EE. UU. experimentan un clima más frío, es importante tener en cuenta que muchos productos de salud [de venta libre] tienen un rango de temperatura de almacenamiento”, dijo el director de Asuntos Públicos de Abbott Aly Morici. “El BinaxNOW Self Test debe almacenarse entre 35,6 y 86° F hasta [su uso]. Cuando se utilicen, los componentes de la prueba deben estar a temperatura ambiente”.

 

QuickVue (de Quidel)

 

En un comunicado, Quidel dijo que sus pruebas rápidas de antígenos para uso doméstico QuickVue deben almacenarse a temperaturas de entre 59 y 86 grados Fahrenheit. Sin embargo, la compañía dijo que sus estudios muestran que el producto funciona como se esperaba en condiciones más calientes y más frías “encontradas durante el envío.”

 

Ellume (de Ellume)

 

Las temperaturas frías no necesariamente arruinarán su prueba de Ellume, aunque un portavoz de Ellume dijo que la prueba debe realizarse a una temperatura ambiente de 59 a 77 grados Fahrenheit, y la temperatura de almacenamiento recomendada es entre 36 y 86 grados Fahrenheit.

 

Si hay un problema relacionado con la temperatura en los componentes de la prueba, el kit dará un resultado de “error de prueba”, en lugar de un falso negativo.

 

On/Go (de Intrivo)

 

Según un representante del servicio de atención al cliente de Intrivo, que vende las pruebas On/Go COVID-19, los kits de pruebas deberían funcionar incluso si han estado expuestos a temperaturas bajas si los componentes físicos de la prueba no están dañados. Sin embargo, si el líquido del vial que acompaña a la prueba está congelado, debes dejar que se descongele antes de realizar la prueba.