Si Madero viviera, con AMLO estuviera

Opinión Por: Marcos Dávila

A los enemigos de AMLO; al PRIAN, a la prensa fifí, a la mafia del poder, al conservadurismo en todo su conjunto, hay que decirles: AMLO no será como Madero.

Unas similitudes entre Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y Francisco Ignacio Madero González (Madero), es la persecución política que ambos padecieron para intentar descarrilarlos de su inminente acenso a la silla presidencial; Madero fue arrestado por órdenes del dictador Porfirio Díaz, mientras que AMLO estuvo cerca de ser encarcelado por órdenes del descerebrado Vicente Fox; Madero, al igual que hoy AMLO, también quería instalar una auténtica democracia en México; Madero, al igual que AMLO, trabajaba con todos, daba su confianza a individuos con los que no compaginaba mucho en lo político, era muy respetuoso de las leyes y de las instituciones existentes, aunque estuvieran llenas de malacostumbrados; la prensa fifí, que ensució la imagen de Madero con una continua campaña perversa en su contra, hoy se muestra como una prensa chingaquedito y quejumbrosa, cuyo objetivo es debilitar a AMLO a base de trancazos mediáticos.

Hay líderes que es imposible no voltear a ver su nobleza y su valentía, Madero es uno de ellos. No se podría pasar por alto que Madero, junto a muchos otros, fue uno de los iniciadores de la Revolución Mexicana de 1910. Cómo no admirar a aquella generación de valientes quienes se enfrentaron a Díaz y a los malacostumbrados de aquel entonces. Cómo no sentir simpatía hacia Madero si sabemos su trágico final cuando muere asesinado por órdenes de un militar reaccionario y traidor.

Un desacierto de Madero fue que no se atrevió, no pudo o no quiso cumplir con su propia promesa de iniciar la repartición de tierras, la cual era la demanda principal de los revolucionarios del sur. Sin duda, un acierto de Madero fue el haberles aumentado impuestos a las extractoras de petróleo estadounidenses, cosa que le trajo consecuencias debido a aquello del eterno intervencionismo estadounidense. ¡Cómo se atrevía Madero a aumentarles impuestos a esas “generosas” compañías extranjeras! Y, lo incuestionable acerca de Madero —“un bueno hombre”, como lo describe AMLO— es de que fue un mexicano muy valiente.

En nuestros tiempos, de 2018 a 2024, corresponde a los ‘obradoristas’ vigilar a los ‘neoporfiritos’ que están cerca de AMLO, simplemente porque los conservadores no sólo tienen potencial para robar sino para dar puñaladas por la espalda. Querrán derrocar a AMLO ‘haiga sido como haiga sido’. Pero sería una falta de conocimiento de la historia esperar a que AMLO cometiera los mismos errores de Madero, ya que, si hay alguien que conoce la historia de México, ese es AMLO.

Y sí, si Madero viviera, desde luego que con AMLO estuviera.