Ricardo Batres se enfrenta a sentencia de nueve meses por tráfico de trabajadores inmigrantes

Por: Mike Mullen-City Pages

Ricardo Batres, un contratista de construcción que explotó a inmigrantes indocumentados, se declaró culpable el lunes, para evitar un proceso penal, informa Minnesota Public Radio.

Batres, de 47 años, había sido multado con un total de 15,000 dólares a lo largo de los años por violaciones de la legislación laboral estatal, pero evitó ser procesado penalmente hasta el otoño pasado. También está acusado de fraude de indemnización de los trabajadores y robo por estafa. Batres se convirtió en la primera persona en la historia del estado acusada bajo una ley que prohíbe el tráfico laboral.

Más de un año después de que se produjeran cargos, Batres se declaró culpable de los cargos de fraude y tráfico. Sea histórico o no, su pena parece bastante ligera: en su sentencia en enero, los fiscales buscarán sólo nueve meses de sentencia en una casa de trabajo del condado —Batres podría estar fuera después de cuatro meses— y cinco años de libertad condicional.

El abogado del condado de Hennepin, Mike Freeman, dice que su oficina está “mirando otros casos” como este, agregando que “la industria de la construcción está buscando un cambio, y no les gusta esto”.

El negocio de Batres fue el tema de una historia de City Pages en 2018 que detallaba cómo atrajo a los trabajadores al negocio de construcción con promesas de trabajo regular y pocas preguntas.

Los hombres que reclutó para construir casas de Twin Cities y apartamentos de lujo pronto se enteraron de que no todo era tan genial como Batres había prometido:

Cuando un hombre hondureño de 21 años que esperaba su estatus de asilo se rompió un hueso en la columna vertebral, Batres “le dijo que continuara trabajando y se olvidara de ir al hospital… no sea que fuera deportado.

Batres envió a su trabajador lesionado a una masajista independiente en Fridley.

Tanto él como varios otros que trabajaban para Batres fueron barridos en una operación de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). Uno dice que Batres más tarde alardeaba de haber conseguido que los trabajadores infelices fueran detenidos antes de que pudieran irse, y que el trabajador le debía unos $13,000 en trabajos no pagados por sacarlo de la cárcel.

Ese hombre posteriormente sufrió una grave lesión en la espalda que lo dejó en un yeso corporal; su caso de deportación quedó en el aire. A partir del otoño pasado, el Departamento de Seguridad Nacional, dijo que retrasaría cualquier acción, ya que cooperó en el enjuiciamiento de Batres.

http://www.citypages.com/news/ricardo-batres-faces-nine-month-sentence-for-trafficking-immigrant-laborers/565149012