Restaurantes, bares, otras empresas recibirán asistencia económica por COVID-19; se extienden beneficios de desempleo

Por: Minnesota Reformer

 

La Legislatura de Minnesota aprobó el lunes un paquete de ayuda económica de 216 millones de dólares de COVID-19 para pequeñas empresas, así como la autorización de una extensión de 13 semanas del seguro de desempleo para los minesotanos sin empleo.

 

Los legisladores regresaron a St. Paul para su séptima sesión legislativa especial del año, convocada por el gobernador demócrata Tim Walz, quien emitió una extensión de 30 días de su declaración de emergencia en tiempos de paz para hacer frente a la actual pandemia de COVID-19.

 

El acuerdo pasó semanas bajo preparación, tras llamadas de ayuda para las pequeñas empresas que fueron emitidas por primera vez el mes pasado cuando Walz ordenó nuevas restricciones de salud pública cerrando los restaurantes, gimnasios y lugares de entretenimiento en interiores. Se espera que el cierre de esos negocios expire el viernes a menos que Walz extienda su orden ejecutiva.

 

El Senado aprobó la legislación con una votación de 62 a 4, mientras que la Cámara votó 117 a 13.

 

Restaurantes, bares, cafeterías, cervecerías, bodegas, destilerías, boleras y algunos gimnasios y centros de fitness recibirán subvenciones automáticas que oscilan entre los 10.000 y los 45.000 dólares, dependiendo del número de trabajadores que empleen, siempre que se cumplan primero algunos requisitos. Entre ellos: Los negocios deberán mostrar una reducción del 30% en sus ingresos a partir de 2019 y estar al día con la agencia tributaria del estado.

 

Los cines también recibirán subvenciones por pantalla, con una subvención máxima de 150.000 dólares para el cine Emagine de Lakeville, que tiene 21 pantallas. Los centros de convenciones también recibirán subvenciones, con un máximo de 500.000 dólares.

 

El mayor componente del proyecto de ley enviará cerca de 115 millones de dólares a los condados que repartirán ayuda en efectivo a los negocios locales que no calificaron para las subvenciones estatales del Departamento de Ingresos del Departamento de Empleo y Desarrollo Económico. El paquete también eximirá de ciertas tarifas en la industria de la hospitalidad.

 

Se espera que unos 100.000 desempleados de Minnesota sean elegibles para la extensión de los beneficios de desempleo una vez que agoten todos los demás beneficios federales y estatales disponibles entre el 19 de diciembre y el 10 de abril.

 

A pesar del apoyo bipartidista al paquete de ayuda, los republicanos rompieron la distensión política que surgió tras una oleada de muertes, hospitalizaciones e infecciones de COVID-19 en noviembre, celebrando una votación para poner fin a sus poderes de emergencia.

 

Los republicanos del Senado renunciaron el mes pasado a una votación para poner fin a los poderes de emergencia del gobernador, en reconocimiento de la gravedad de la pandemia, pero eso parece haber cambiado a pesar del reciente brote de COVID-19 entre los republicanos del Senado.

 

El senador estatal Eric Pratt, republicano de Prior Lake, culpó a Walz, diciendo que era responsable de no hacer más para proteger a las empresas y prepararse para una oleada otoñal de infecciones. También expresó su frustración por el hecho de que Walz retrasara hasta el miércoles la decisión de extender el cierre de negocios de cuatro semanas, después de haber dicho anteriormente que lo decidiría la semana pasada.

 

“Sabíamos que el pico se acercaba”, dijo Pratt. “Deberíamos haber estado preparados para esto sin cerrar nuestras economías locales de nuevo”.

 

Pratt y sus colegas republicanos se han resistido repetidamente a los esfuerzos del estado para sofocar la pandemia, sin embargo, incluyendo órdenes obligatorias de uso de máscaras, por ejemplo.

 

La séptima sesión especial del año duró sólo un día, con votaciones aceleradas de la legislación. Fue en gran parte anodina, pero fue la primera desde que un brote de COVID-19 enfermó a por lo menos cuatro legisladores del Partido Republicano del Senado, incluido el líder de la mayoría del Senado Paul Gazelka, R-East Gull Lake, que se ha recuperado.

 

Gazelka reveló el lunes que su suegra murió después de contraer el virus; dijo que su suegro sigue luchando contra la enfermedad.