Republicanos descartan reforma migratoria en 2014

Los senadores culpan a la Casa Blanca por el fracaso de no ser tomada en cuenta

 

WASHINGTON (NTX).- Días después de que los republicanos de la Cámara de Representantes dieran a conocer una propuesta para reformar el sistema migratorio, uno de sus partidarios dijo que es improbable que el proyecto de ley sea aprobado en este año electoral.

El legislador republicano Paul Ryan dijo que los republicanos desconfían tanto del presidente Barack Obama, que no cree que la Cámara de Representantes, donde este partido tiene mayoría, apruebe alguna iniciativa migratoria.

Agregó que un plan que prioriza la seguridad sólo pasará si los congresistas creen que la administración lo aplicaría, una idea poco probable dada la profunda aversión republicana por Obama.

“Esto no es ‘confía pero verifica’, sino ‘verifica, luego confía”’, dijo Ryan.

La semana pasada, los republicanos de la Cámara de Representantes dieron a conocer sus enormes preocupaciones por cualquier reforma migratoria, pero enfatizaron que asumirán el reto punto por punto.

Los republicanos han tratado de culpar a la Casa Blanca por el fracaso de la reforma migratoria, incluso antes de que se conforme una iniciativa en la Cámara de Representantes.

El líder de la mayoría Eric Cantor dijo que “hay mucha desconfianza de que esta administración aplique la ley”.

El senador republicano Marco Rubio advirtió la semana pasada que la desconfianza hacia el presidente podría imponerse al deseo de hallar una solución para las casi 11 millones de personas que viven en Estados Unidos sin permiso legal.

“Simplemente no creemos que el gobierno aplique la ley de cualquier forma”, agregó Rubio, al reseñar sus conversaciones con colegas del partido.

Los republicanos están buscando que el tema se aborde por partes y que la seguridad sea prioridad antes de contemplar un camino a la ciudadanía para quienes ingresaron sin permiso al país.

Esa estrategia se opone a un proyecto más amplio que ya fue aprobado en el Senado, donde los demócratas son mayoría, con apoyo bipartidista y que incluye un largo y complejo proceso para adquirir la ciudadanía.

Mientras, la Casa Blanca regresó a su postura de que cualquier proyecto debe incluir un camino para que aquellos que ya viven sin permiso en Estados Unidos obtengan la ciudadanía y que ese sistema no divida a los estadounidenses en dos clases, ciudadanos y no ciudadanos.

“Debemos ver un camino a la ciudadanía para las personas”, dijo el domingo el secretario general de la Casa Blanca, Denis McDonough.

“No queremos tener una separación permanente de clases o dos clases permanentes de estadounidenses en este país”.

La semana pasada, Obama indicó que estaba abierto a ofrecer un estatus de legalidad que no necesariamente sea la ciudadanía, dando indicios de que podría encontrar un terreno común con los republicanos de la Cámara de Representantes.

“Haré todo lo que pueda en los próximos meses para ver si podemos llevar esto a la línea de meta”, dijo el mandatario el viernes.

La flexibilidad de Obama fue una clara indicación de su deseo de asegurar que un esquivo logro legislativo llegue antes de que los electores decidan si le entregan más oposición en el Congreso.

Se espera que los republicanos mantengan su control en la Cámara de Representantes y tengan una legítima oportunidad de ser mayoría en el Senado.

 

Coalición de NY anuncia acciones para impulsar reforma migratoria

Lamentan que el plan republicano no incluya medidas para detener las deportaciones

La Coalición de Nueva York para la Inmigración anunció hoy una serie de acciones a fin de aprovechar el impulso que la reforma migratoria ha adquirido, luego que los republicanos difundieran sus “principios” sobre el tema.

En un comunicado, la coalición informó de su alianza con el autobús del movimiento Ayuno para las familias, que saldrá a finales de este mes de Los Ángeles, y que hará paradas en más de 130 distritos del país, para difundir las razones por las que se debe aprobar la reforma.

Asimismo, adelantó que este autobús hará paradas en al menos tres distritos del estado de Nueva York bajo hegemonía de los republicanos, que no han manifestado su apoyo a la reforma migratoria, como es el caso del congresista Michael Grimm.

“Hemos escuchado al Partido republicano, pero los principios no son acciones, y lo que necesitamos es acción concreta y real para una reforma migratoria humana”, dijo Steven Choi, director ejecutivo de la coalición.

Expresó además que los inmigrantes en Estados Unidos esperaban “más que palabras” por lo que seguirían presionando a la Cámara de representantes para que apruebe la reforma.

Respecto de los principios republicanos, manifestaron que éstos resultan alentadores aunque insuficientes, porque niegan la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos.

La Coalición lamentó además que el plan republicano tampoco incluyera medidas para detener las deportaciones de personas y la separación de familias, y que en cambio contemplara el reforzamiento policiaco de la frontera.

El jueves pasado los legisladores republicanos dijeron estar a favor de la ciudadanía de los indocumentados pero sólo de quienes llegaron irregularmente a Estados Unidos cuando eran niños. Sin embargo, descartaban que el resto de inmigrantes tuvieran acceso a este beneficio.

Al día siguiente, Barack Obama replicó y dijo que todos los inmigrantes deben tener “acceso a la ciudadanía”.

Jornaleros piden a Obama que detenga las deportaciones

La Red Nacional de Jornaleros (NDLON, por sus siglas en inglés) presentó en Washington una petición al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para que suspenda temporalmente las deportaciones de indocumentados.

Los representantes de la red indicaron que el Tribunal Supremo de Justicia del país determinó que el Gobierno tiene “un tiempo razonable” para responder a la solicitud de suspender las deportaciones, pero tampoco existe un plazo máximo.

Promueven becas para ‘dreamers’
Cerca de 65 mil inmigrantes se gradúan de secundarias de EU cada año sin estatus legal

Otra buena noticia para los dreamers. Casi una semana después de que los republicanos anunciaran sus principios para una reforma migratoria que contemplan la ciudadanía para los indocumentados llevados a Estados Unidos cuando eran niños, un antiguo propietario del diario The Washington Post dio a conocer la creación de un programa de becas para ellos.

El fondo TheDream.US “ya ha recaudado cerca de 25 millones de dólares”, dijo Donald Graham, quien junto al ex secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez, y el presidente de finanzas de DNC, Henry Muñoz III, creó el programa de becas.

El programa cuenta con otros simpatizantes como la Fundación de Bill y  Melinda Gates, el actor y director mexicano Diego Luna, el ex gobernador de Florida Jeb Bush y Grover Norquist, presidente del grupo Americans for Tax Reform (estadounidenses por una reforma fiscal).

Cerca de 65 mil estudiantes se gradúan de secundarias estadounidenses cada año sin estatus legal. Ellos no califican para ayuda financiera federal u otros programas de becas, y sin asistencia financiera sus oportunidades de ir a la universidad son limitadas. La mayoría de los estados no les permiten pagar el menor precio de la matrícula estatal, aunque hay otros que sí les brindan esta oportunidad. Se espera que los fondos de la beca paguen la matrícula, cuotas y libros de unos dos mil estudiantes durante la próxima década.

Para calificar, los estudiantes deben estar participando en el programa de suspensión temporal de deportación anunciada por el presidente Barack Obama en 2012. Ésta permite que los dreamers obtengan el estatus de residente temporal por dos años. El estatus es renovable.

 

Leave a Reply