Recién salida de una gira de Pitbull, la artista de jazz de las Ciudades Gemelas Lucía Sarmiento vuelve dispuesta a liderar

Recién salida de una gira de Pitbull, la artista de jazz de las Ciudades Gemelas Lucía Sarmiento vuelve dispuesta a liderar

 

Por: Cathy Wurzer, Simone Cazares y Sam Stroozas-MPR

Lucia Sarmiento nació y creció en Lima, Perú, y se trasladó a las Ciudades Gemelas para estudiar jazz en el antiguo McNally Smith College of Music de St. Desde entonces, ha dejado su huella en la escena musical, incluyendo una gira con el cantante y rapero Pitbull. Sarmiento se unió a la presentadora Cathy Wurzer para hablar de su trabajo en la escena local del jazz y de su próximo álbum que saldrá a la venta este verano.

 

La siguiente transcripción ha sido editada por razones de longitud y claridad. Puede escuchar la conversación completa en el reproductor de audio de arriba.

 

¿Cómo te iniciaste en el jazz en Lima, Perú?

Empecé a tocar en la big band de mi colegio. Tocábamos arreglos de big band y eran, por supuesto, muy sencillos, pero me atraía el sonido y todo era algo que nunca había escuchado. Quería aprender más y así fue como empecé a tomar clases y a interesarme más por el estilo.

 

¿Cómo describiría la escena del jazz en Perú?

Cuando crecí, no había muchas mujeres tocando música. Creo que es un problema que tenemos en todas partes. Ahora, cada vez que vuelvo a mi país y lo visito, veo muchos más músicos, chicos y chicas. También hay muchas más escuelas que forman a la gente para ser músicos y creo que la escena está creciendo, lo cual es muy inspirador.

 

¿Qué le atrajo de las Ciudades Gemelas como músico?

Cuando estaba en el instituto, McNally envió un grupo a Perú. Y conocí a Pete Whitman, que acabó siendo mi profesor en la universidad, y a un montón de gente con la que trabajo ahora. Nos conocimos cuando yo tenía 17 años y así fue como me enteré de la existencia de la escuela. Así que acabé solicitando el ingreso y me mudé aquí.

 

¿Cómo ha sido su experiencia al introducirse en la escena local del jazz como mujer?

Aquí no he recibido más que amor. Considero a todo el mundo en la comunidad, en la comunidad musical aquí con mi familia. Me mudé aquí por mi cuenta, mi familia vive en Perú. Por supuesto, como mujer, siento que la gente presta un poco más de atención cuando entras en una sala porque tienes un aspecto un poco diferente. Pero siempre he intentado sonar lo mejor posible.

 

¿En qué se diferencia? ¿Cómo describiría su sonido?

Admiro a saxofonistas como Michael Brecker, Bob Mintzer y Chris Potter. Esos son mis tres favoritos, porque tienen esos sonidos enormes y tocan con mucha intensidad. Cada vez que toco el saxofón, intento emular eso porque me gusta esa sensación de poder y peligro.

 

Acaba de salir de una gira con Pitbull. ¿Cómo te conectaste con su equipo?

En realidad, me recomendaron. El año pasado buscaban una persona que fuera saxofonista y también guitarrista. Y, por supuesto, en el equipo todo el mundo habla español, así que seguro que buscaban a alguien que fuera bilingüe. Y envié una audición y acabé recibiendo la llamada en julio de 2021.

 

¿Cómo fue la experiencia con Pitbull?

Fue increíble. Estuvimos de gira durante tres meses. Hay diferentes capas de ensayos, primero viene la banda y vienen los ensayos con los bailarines, y luego tenemos los grandes ensayos con toda la producción y luego nos mandaron de gira enseguida durante dos meses. Era una gira en autobús, así que todos dormíamos en el autobús después de los espectáculos y llegamos a viajar por todo el país y a tocar 48 espectáculos en dos meses. Fue una locura.

 

¿Cuántas canciones tuvisteis que aprender?

Para los ensayos, nos aprendimos unas 30 canciones y lo grabamos todo con los arreglos. Terminaron consolidando y haciendo un setlist de, yo diría que tal vez 12 a 15 canciones para la gira.

 

¿Tenían que moverse al ritmo de la música mientras tocaban?

Creo que la parte más difícil de este espectáculo en concreto fue la alta energía que nunca había tenido que hacer como músico de jazz. Estoy acostumbrado a tocar en un entorno más íntimo en el que la gente no baila ni se mueve, así que estás más concentrado en la música. En este tipo de producción enorme, se trata más de la energía. Una de las cosas más difíciles y desafiantes de aprender el espectáculo fue poder tocar, moverse y bailar.

 

Ahora que has vuelto a las Ciudades Gemelas, estás siguiendo tu propio camino como artista en solitario y como líder de una banda. ¿Cómo ha sido esa transición para ti?

Actualmente estoy trabajando en mi primer álbum, que es súper emocionante. Es un proyecto que empecé durante la pandemia de 2020 porque ya no había espectáculos. Tenía que encontrar una manera de poner en práctica mi creatividad y mi tiempo, así que empecé a escribir, que era algo que me daba un poco de miedo porque era muy nuevo. Es algo que se va a grabar, que has creado y que va a quedar documentado para siempre, en lugar de mostrar un espectáculo en vivo, que es a lo que estoy acostumbrado, donde tocas la música y como que se evapora en el aire, ¿no? Así que esto se sintió como un poco más de presión. Empecé a aprender el proceso de composición y ahora, dos años después, por fin puedo decir que lo he terminado todo. Lo he grabado todo, lo cual es un gran hito.

 

¿Cambió su música durante la pandemia?

Fue una forma de olvidarme de toda la situación y dedicar mi tiempo y energía a esta creación. Así que para mí fue como una vía de escape para todo. Llevo 15 años tocando el saxofón, pero también he tomado clases de canto y he tocado la guitarra en las giras. Todas estas cosas han influido en mi sonido y me encanta la música de jazz, pero también el R&B y el pop y el smooth jazz. Creo que la música que escribo engloba todo lo que soy.

 

¿Vas a hacer una gira local para el álbum?

Ahora mismo estamos en la primera fase de la mezcla y la masterización y todo lo demás, y estamos resolviendo la parte de la actuación. Espero que se publique a finales de verano y que haya algunos conciertos.