¿Quién recibirá una vacuna de refuerzo? Preguntas y respuestas sobre lo que dicen los federales

¿Quién recibirá una vacuna de refuerzo? Preguntas y respuestas sobre lo que dicen los federales

 

POR: LAURA OLSON-Minnesota Reformer

 

Las vacunas de refuerzo pronto comenzarán a aplicarse a algunos estadounidenses que recibieron la vacuna de dos inyecciones fabricada por Pfizer, después de un polémico y confuso proceso de aprobación federal que aún no ha terminado.

 

Determinar exactamente quiénes deberían ponerse en marcha para recibir una dosis adicional fue complicado. El gobierno de Biden se había adelantado a los paneles reguladores federales al anunciar los planes para una campaña de refuerzo más amplia que esperaba haber comenzado el lunes pasado.

 

En su lugar, sólo aquellos que recibieron las vacunas de Pfizer serán elegibles para los refuerzos, y éstos se limitarán a los mayores de 65 años o a las personas con condiciones médicas subyacentes, según recomendó el jueves un panel de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

 

Los grupos elegibles iniciales también incluirán a los trabajadores de la salud, los maestros y otras personas con mayor riesgo de exposición al virus en su lugar de trabajo – una categoría que el panel de los CDC se negó a recomendar, pero el alto funcionario de los CDC los añadió de nuevo en la guía oficial de la agencia a última hora de la noche del jueves.

 

El esfuerzo federal de refuerzo se enfrentó a desafíos en el mes transcurrido desde que el presidente Joe Biden hizo su anuncio, incluyendo el tiempo que se necesita para reunir datos sobre las vacunas de refuerzo.

 

Pfizer fue la primera en presentar sus datos a los reguladores federales, y es la única de las tres vacunas que hasta ahora ha sido considerada formalmente para el uso de refuerzos.

 

Dada la falta de datos sobre la seguridad de mezclar vacunas de diferentes fabricantes, los estadounidenses que recibieron las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson deben esperar a que se aprueben sus propios refuerzos.

 

Mientras las autoridades sanitarias federales se apresuran a evaluar los datos sobre las vacunas de refuerzo, Estados Unidos se enfrenta a una cuarta oleada de casos, con una media de 130.000 infecciones y más de 2.000 muertes al día.

 

La abrumadora mayoría de los casos actuales de COVID-19, las hospitalizaciones y las muertes se producen entre personas que no han recibido la vacuna contra la enfermedad. Algunos miembros del panel consultivo de los CDC expresaron su incertidumbre sobre la posibilidad de que los refuerzos reduzcan el aumento de las infecciones.

 

“Podemos mover la aguja un poco” recomendando dosis de refuerzo, “pero esa no es realmente la respuesta a esta pandemia”, dijo la Dra. Helen Keipp Talbot, profesora asociada de medicina en la Universidad de Vanderbilt, haciendo hincapié en la necesidad de vacunar a aquellos que aún no han recibido sus vacunas iniciales.

 

He aquí algunas preguntas y respuestas sobre los refuerzos:

 

¿Quién puede recibir un refuerzo de la vacuna?

 

Las vacunas de refuerzo de Pfizer se recomendarán inicialmente a los mayores de 65 años, o a los que se encuentren en centros de atención a largo plazo, así como a los que tengan entre 50 y 64 años y padezcan enfermedades subyacentes.

 

El grupo de expertos de los CDC también votó a favor de permitir que las personas de entre 18 y 49 años con enfermedades subyacentes se vacunen de refuerzo, basándose en una evaluación individual de su riesgo de contraer la COVID-19.

 

El panel rechazó una recomendación más amplia de un refuerzo para cualquier persona de 18 a 64 años que esté en un entorno ocupacional o institucional donde el riesgo de transmisión de COVID-19 es alto, como los trabajadores de la salud. Varios expertos del panel expresaron su preocupación por el hecho de que la categoría fuera demasiado amplia e incluyera a algunas personas que no se beneficiarían mucho de una vacuna de refuerzo.

 

Sin embargo, la Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC, la incluyó en sus directrices, al igual que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), que dio su visto bueno el miércoles.

 

Aproximadamente 26 millones de estadounidenses llevan al menos seis meses sin recibir la segunda dosis de Pfizer, y cerca de la mitad de esas personas tienen 65 años o más, según los CDC.

 

¿Qué pasa si no estoy en una de las categorías aprobadas?

 

Debería esperar para buscar una vacuna de refuerzo.

 

Los datos presentados durante las audiencias de la FDA y los CDC muestran que, si bien la eficacia de las vacunas ha disminuido en lo que respecta a la vulnerabilidad a las infecciones, las infecciones que se producen siguen siendo leves y la protección de las vacunas contra las enfermedades graves y la hospitalización sigue siendo fuerte.

 

“Si no se encuentra en un grupo para el que se recomiendan universalmente las vacunas de refuerzo, es realmente porque pensamos que está bien protegido”, dijo el Dr. Matthew Daley, investigador principal del Instituto de Investigación Sanitaria de Kaiser Permanente Colorado.

 

¿Qué pasa si recibo una vacuna fabricada por Moderna o Johnson & Johnson?

 

Por ahora, tendrá que esperar.

 

Moderna ha presentado su solicitud federal para una vacuna de refuerzo, y Johnson & Johnson dijo esta semana que ha proporcionado datos a la FDA sobre su estudio de refuerzo.

 

Varios expertos en salud presentes en la reunión del panel consultivo de los CDC del jueves expresaron su frustración por la falta de datos de seguridad sobre si las vacunas pueden mezclarse entre los distintos fabricantes. Los funcionarios de la FDA dijeron que están trabajando con esas compañías farmacéuticas y con los Institutos Nacionales de Salud para reunir la información necesaria para una decisión respaldada por la ciencia.

 

¿Y si quiero vacunarme de todos modos?

 

Las recomendaciones no incluyen ningún requisito que obligue a los proveedores de atención sanitaria a confirmar que las personas que desean recibir una vacuna de refuerzo se encuentran en las categorías elegibles (que también incluyen a las personas inmunodeprimidas, a las que se les aprobó el mes pasado para recibir refuerzos).

 

Pero la normativa federal sobre el uso de esas vacunas de refuerzo en el marco de la aprobación de emergencia significa que los proveedores deben seguir estrictamente los requisitos sobre cómo se pueden utilizar las vacunas.

 

¿Cuándo y dónde puedo recibir una dosis de refuerzo?

 

Para los grupos elegibles, se recomiendan las vacunas de refuerzo al menos seis meses después de recibir la segunda dosis de la vacuna de Pfizer.

 

La mayoría de las personas pueden dirigirse a su farmacia local: Más del 70% de las vacunas contra la COVID-19 se administran actualmente en las farmacias, según los CDC.

 

¿Cambiará esto lo que significa estar completamente vacunado?

 

Todavía no. Los reguladores dijeron el jueves que la definición de estar “totalmente vacunado” -que se utiliza en los lugares de trabajo, los locales de ocio y una serie de otros entornos públicos y privados- seguirá siendo las dos dosis de la vacuna Pfizer o Moderna (y una de la dosis única de J&J).

 

¿Se ampliará la recomendación de refuerzo a más estadounidenses?

 

Estas no serán las últimas recomendaciones de vacunación contra la COVID-19 por parte de los funcionarios federales de salud.

 

A lo largo de la reunión del jueves, los médicos de los CDC hicieron hincapié en que las recomendaciones son provisionales y se volverán a evaluar y actualizar.