¿Qué se siente ser tú?

Maria Luisa Monserrate-

Hay momentos en la vida de una madre que una tiene que inevitablemente detenerse, parar lo que está haciendo, detener el auto (no solo porque la luz en el semáforo esta roja) soltar el vaso, abrir los ojos y sobre todo los oídos. Hay momentos en los cuales estas pequeñas criaturas que vinieron a amarnos, ensenarnos y sacarnos de quicio nos demuestran que son seres conectados a algo mas grande, a la luz, a lo divino llámele uno como quiera, aunque a veces vengan cubiertos de fango y se nos haga difícil verlo. El otro día mientras guiaba de camino a casa luego de recoger a mi hija menor en la escuela, me preguntó: “Mama que se siente ser tu? Así de la nada, de sopetón, sin avisar, una preguntita que viene de una ingenua vocecita en la parte de atrás del carro. Entonces, pausa, silencio, todo se detiene como si detuvieran el tiempo, como si los carros dejaran de moverse, como si estuvieras en una película y la cámara estuviera frente a ti haciendo zoom.

¿Qué se siente ser yo???? Hay preguntas difíciles y hay preguntas difíciles. ¿Qué es esto? ¿Una especie de prueba filosófica? ¿Cuál es la respuesta correcta? ¿Y si fallo? Compro un poquito de tiempo devolviendo la pregunta: “Porque me preguntas” le digo y me responde: Porque a veces me pregunto cómo se sentiría ser otra persona” me dice ella. Tremenda preguntita de una persona tan menudita. ¿Qué se siente ser yo? Pienso nuevamente y lo primero que me viene a la mente es: se siente como un dolorcito en la rodilla derecha, no esa no puede ser mi respuesta, esa mi yo cuarentona pensando ese dolor no estaba ahí hace un tiempito. ¿Si le digo que me siento feliz, le miento? O sea, no porque no esté feliz de ser yo pero tampoco estoy feliz tooooodo el tiempo. La pregunta no es como me siento en este momento, sino que se siente ser yo. Me la puso difícil. Tampoco quiero darle cualquier respuesta porque se que se va a dar cuenta si respondo algo por salir del paso. Transcurren varios segundos y puedo ver por el retrovisor a unos ojitos marrones enfocados en mí, esperando quizás que le revele un gran misterio. Mientras tanto yo sigo aquí montada en lo que se ha convertido en un tren de mil preguntas que van llegando unas detrás de otras, preguntas tales como: ¿quién soy yo? ¿Qué me define? ¿Quién habla cuando pregunto cómo me siento? ¿Quién observa? ¿A cuál voz hacerle caso? Quizás debería contestar: “se siente complicado”, puede que no sea la respuesta esperada, pero si la verdad. Finalmente decido recurrir a la honestidad, así como cuando en una reunión me hacen una pregunta y no tengo la menor idea de la respuesta y digo: “voy a tener que responderles en otra ocasión”

Me tomó 12 horas llegar a la primera respuesta, una bastante racional y quizás muy poco emocionante (¡uno es quien uno es!). Le dije que en resumen es un tema de elección, que uno escoge como sentirse que uno puede tener muy poco y sentirse super y tener mucho y sentirse poco. Lo sé, bastante aburrido, siento decepcionarlos. Ella me miro como que “OK” y siguió caminando. He ido encontrando otras respuestas, de hecho, una amiga me sugirió que lo expresara con imágenes o con sonidos, ¡qué buena idea! No se me ocurrió, creo que mi amor por las palabras siempre se lleva a recurrir a ellas, pero hay sentimientos que se expresan mejor de otra manera. Quizás, que se siente ser yo, se contesta mejor con una canción (hay varias que me vienen a la mente) o con una pintura (algo con muchos colores), o con un vestido, a veces una se viste y se mira al espejo y dice sí ¡esta soy yo! Es una pregunta complicada y me tocó enfrentarme a una mini versión de mi para hacérmela. Es una pregunta que continuaré haciéndome y respondiéndome, explorando de cuántas maneras la puedo contestar. Es una pregunta que nunca tendrá una sola respuesta, ni una correcta. Es una pregunta que siempre espero que tenga una respuesta distinta ya que espero siempre estar cambiando. Por el momento les puedo decir que ser yo, con todos sus matices, tonos, letras y retazos, se siente mejor que nunca.

Y tú, ¿qué se siente ser tú?

Recuerda, si te gustó este artículo y quieres recibir más información sobre el tema o continuar la conversación con Lola, regístrate en http://bit.ly/cafeconlola