¿Qué debemos saber sobre el Censo los Latinos?

Por: Daisy Richmond y Rodolfo Gutiérrez

Hispanic Advocacy and Community Empowerment through Research (HACER)

 

¿Qué es el Censo?

El Censo es el conteo de cada persona que vive en los Estados Unidos. El Censo se levanta cada 10 años. Y se lleva a cabo por diferentes razones, entre las que se encuentra el asignar de forma apropiada los fondos federales para cada estado, condado, ciudad y barrio. El Censo se levanta en los Estados Unidos desde 1790, como mandato constitucional. Hoy, esta es una práctica alrededor de todo el mundo. La información recopilada ayuda no sólo en la planeación a nivel local, sino que también nos permite identificar el movimiento de la gente, y el impacto que este tiene a nivel mundial. Por ello, como dijo Mitali Sen, jefe de la Rama de Asistencia Técnica y Capacitación dentro de la Oficina de Censos, “… el mundo es mejor con mejor información. Mejores datos son importantes para reducir la pobreza, mejorar la salud, lograr estabilidad política y fortalecer las economías alrededor del mundo, incluyendo a los Estados Unidos.”

 

¿Por qué debo responder a las preguntas del Censo?

Es de extrema importancia que todos seamos contados en el operativo del Censo. Los datos censales afectan la creación de políticas y la distribución de los recursos, por lo que, si los datos son erróneos, las políticas desarrolladas serán erróneas también y no todos tendrán acceso a los recursos que necesitan. Por ejemplo, las líneas de autobuses y la creación de escuelas se planean con base en los datos censales. Así, si en tu vecindario no se cuenta a la población entera, no se considerará necesario poner mejores rutas de autobuses ni se beneficiarán las escuelas del mismo vecindario. Al finalizar el conteo censal del 2010, para ilustrar, la escuela preparatoria North High School, en Minneapolis, se veía cerca de cerrar sus puertas, debido a la falta de conteo completo de población en todo North Minneapolis. Es muy importante que los líderes en las distintas instancias de gobierno cuenten con datos confiables y verdaderos, para ellos poder promover regulaciones y leyes que actúen en beneficio de nuestras comunidades, y que les permitan asignar los recursos disponibles a las áreas a donde deben dirigirse.

 

¿Quién tiene acceso a mi información?

Una enorme duda que emerge de nuestras comunidades latinas se refiere al uso de los datos censales. ¿Quién tiene acceso a la información, y quien puede ver mis datos personales? Solo quienes laboran dentro de la Oficina de Censos están autorizados a acceder a los datos individuales del censo. La Oficina de Censos publicará tan solo datos agregados de población. Existen diversas previsiones legales que garantizan que la Oficina de Censos no pueda compartir datos o información individual y que esta no quede al alcance de representantes de ninguna otra agencia. Para la Oficina de Censos, es ilegal el compartir datos censales individuales con cualquiera otra persona fuera de la oficina, incluyendo a terratenientes o dueños de viviendas múltiples, la Casa Blanca, y cualquiera otra agencia de gobierno, incluyendo al ICE, las cortes de los Estados Unidos, y los departamentos de policía en cualquier nivel. Nuestra información censal no podrá ni será usada en contra de ninguno de nosotros.

 

¿Cómo me afecta el conteo censal?

La población del país cambia continuamente. Estos cambios pueden ser significativos, creando nuevas realidades a cada momento, nuevas cualidades y necesidades que debemos reconocer y saber sobre ellos. El Censo identifica la forma en la que esos cambios toman lugar, al tiempo que ofrece una imagen “fotográfica” de cómo somos en un momento dado. La fecha para la “fotografía” censal en el año 2020 se ha fijado para el 1 de abril. Entonces, seremos capaces de saber cuántos somos, dónde vivimos, y, sobre todo, cuáles son nuestras necesidades. La información censal ayuda a determinar la forma en la que se distribuirán los más de $675 millones de dólares en fondos federales que se asignan para la construcción y mantenimiento de caminos, escuelas, hospitales, servicios de emergencia, y mucho más. Diversos negocios emplean las estadísticas censales (pero nunca información individual del censo, recuérdalo) para determinar dónde debieran planear la apertura de nuevas instalaciones, lo cual incide directamente en el número de empleos disponibles en el área en que vivimos. Los datos censales se emplean también para determinar el número de posiciones en la Casa de Representantes de los Estados Unidos que corresponde a cada estado. Si se registra una sub-enumeración de población en Minnesota, se corre el riesgo de perder al menos un representante del estado en el congreso federal, e incluso hasta dos, dependiendo de qué tan grande sea dicha sub-enumeración. Si ello llega a ocurrir, Minnesota tendría mucha menor representación en el Congreso. Nuestras voces podrían entonces tener menores oportunidades de ser escuchadas en dicha instancia.

 

¿Qué se preguntará en el censo?

Otro asunto mayor entre las comunidades latinas ha sido la posible inclusión de una pregunta sobre nuestro estado de ciudadanía. El preguntársenos sobre nuestros lugares de origen, y si contamos o no con la ciudadanía estadounidense, fue percibido como una pregunta que podría perjudicar a muchas personas. Un efecto inmediato fue que muchísimas personas se manifestaron con negativas a responder, bajo cualquier circunstancia, a las preguntas censales del 2020. Sin embargo, es importante saber que la pregunta sobre ciudadanía ha sido considerada como inconstitucional por parte de la Suprema Corte de Justicia del país. Como consecuencia, la pregunta ha sido eliminada del cuestionario censal, y el censo NO PREGUNTARÁ sobre nuestro estado de ciudadanía. Así, incluso aun cuando podremos ver preguntas relacionadas con nuestra etnicidad, y preguntas que nos piden identificar nuestro origen, estas no son preguntas que se liguen con nuestra condición de ciudadanía. Estas son preguntas sobre nuestra herencia cultural o étnica. Incluso hoy se estima que la mayoría de la población de origen Latino en el país ha nacido en los Estados Unidos, o ha adquirido la ciudadanía mediante procesos legales. El censo preguntará también sobre nuestros nombres, género, edad, raza, en qué tipo de hogar vivimos, así como sobre las personas que residen en nuestros hogares, incluyendo a los bebés y niños pequeños, y personas de edades avanzadas (¡NO OLVIDES INCLUIRLES!)

 

Por otro lado, no es un requerimiento el responder a todas y cada una de las preguntas censales. Sin embargo, si decides que no deseas responder a algunas de las preguntas, un empleado del censo tal vez llamará a tu hogar para obtener más información, dado que algunas de las preguntas si son requeridas a ser respondidas.

 

¿Y, entonces, qué debo hacer?

Todos debemos responder a la invitación que recibiremos para participar en el censo. Entre los días que corren del 12 al 20 de marzo del 2020, recibiremos una invitación en nuestros buzones de correo, en la que nos pedirán responder al cuestionario censal en forma impresa, en línea, o por teléfono. Si respondemos de inmediato, habremos cumplido y la oficina del censo no tendrá que contactarnos en ningún otro momento. Eso es, a menos que hayamos cometido algún error al responder a las preguntas, o bien si no completamos la forma en su totalidad. Si no respondemos al censo al recibir la primera invitación, habremos de recibir hasta cuatro notas de recordatorio para cumplir con responder al censo, hasta que lo hayamos hecho. Si por alguna razón luego de los múltiples recordatorios no respondemos al cuestionario, un trabajador del censo llamará a nuestra puerta y nos ayudará a responder en persona al censo.

Además de responder a nuestro propio cuestionario, cuando nos llegue la invitación a nuestros hogares, existen otras formas en las que podemos ayudar a nuestra comunidad a ser contada y a garantizar que contemos con los servicios que merecemos. Primero, ¡habla con tus amigos y familiares acerca del censo de este año! Ahora que has leído esta nota, esperamos que cuentes con más información, de tal forma que puedas compartir con otras personas en tu vida diaria el porqué es importante que ellos, como nosotros, respondamos a las preguntas censales.

También, una de las mejores cosas que podemos hacer para auxiliar en los esfuerzos del censo por contar a todas y a todos, es solicitar empleo con la oficina censal. Existen posiciones de tiempo completo, tiempo parcial y posiciones de fines de semana, disponibles y bien remuneradas y flexibilidad de horario. Este es un buen medio para obtener ingreso extra al tiempo en el que ayudamos a nuestras comunidades. Si te interesa, consulta la liga https://2020census.gov/en/jobs.html, donde podrás llenar tu solicitud de empleo. La oficina de censos requiere de gente como nosotros, quienes somos capaces de interactuar en idiomas distintos al inglés y ayudar a nuestras comunidades. Desafortunadamente, es un hecho que las comunidades latinas son sub-enumeradas en los conteos censales, lo cual se traduce en que nuestras comunidades dejan de recibir los recursos y la representación que necesitan y merecen. Al ayudar en asegurar que todos seamos contados, ayudamos a mejorar nuestras comunidades, y por tanto a construir una mejor sociedad.

 

¿Puedo responder a las preguntas censales en otro idioma además del inglés?

¡Pero por supuesto que sí! El cuestionario censal estará disponible en 12 idiomas diferentes al inglés, al responder en línea por computadora, y en 59 idiomas distintos si se prefiere responder vía telefónica. Buscando reconocer la diversidad que representamos, la oficina del censo ha trabajado para identificar las formas más efectivas para llegar a la mayor cantidad de miembros de comunidades en las que el idioma inglés no es la primera lengua.

 

¿Puedo recibir ayuda para responder al cuestionario censal?

Si te encuentras confundido sobre la forma de cuestionario censal y deseas que alguien te auxilie en responderla, puedes visitar el Centro de Asistencia al Cuestionario Censal (QAC, por sus siglas en inglés) más cercano a tu domicilio. Muchos QAC ofrecerán servicios en diferentes idiomas. A partir de la mitad del mes de febrero, podremos encontrar información sobre los QAC cerca de nuestros domicilios en el sitio de internet del censo en Minnesota https://mn.gov/admin/2020-census/involved/qac/. También, hay muchas y muy diversas organizaciones que trabajan con las distintas comunidades en el estado, que se han comprometido en auxiliar con los esfuerzos censales, y a quienes podrás contactar si requieres de ayuda. Una lista de dichas organizaciones puede consultarse en el sitio web https://mn.gov/admin/2020-census/involved/ccc/find/

 

En HACER podemos también auxiliarte. Escríbenos a la dirección de correo electrónico Censo2020MN@hacer-mn.org o visítanos en nuestro sitio web www.hacer-mn.org. ¡Nos dará mucho gusto recibir tus mensajes, y nos pondremos en contacto contigo para responder a tus dudas!