Por qué ambas campañas presidenciales han estado dando tanto amor a Duluth

Por qué ambas campañas presidenciales le han estado dando tanto amor a Duluth

 

Otras partes de Minnesota han recibido visitas de las campañas de Trump y Biden, pero no ha sido nada parecido a la enorme atención que ha recibido la quinta ciudad más grande del estado. 

 

Por: Walker Orenstein | MinnPost 

 

Mientras Donald Trump, Joe Biden y sus sustitutos de la campaña han recorrido Minnesota antes de las elecciones de 2020, una ciudad ha recibido atención desmesurada: Duluth.

 

El vicepresidente Mike Pence hizo una parada allí en agosto, seguido por Donald Trump Jr. a principios de septiembre. Biden lo visitó a mediados de septiembre, y el presidente Trump tiene ahora programado un mitin en el aeropuerto de la ciudad el miércoles por la noche, un día después del primer debate presidencial.

 

Ese es mucho amor político para la quinta ciudad más grande del estado por población – y para una ciudad que los expertos políticos ven como segura demócrata. Trump obtuvo sólo el 30 por ciento del voto de Duluth en 2016, mientras que Mitt Romney y John McCain obtuvieron cada uno aproximadamente el 29 por ciento (aunque ambos contaron con más votos totales que Trump) en 2012 y 2008.

 

Entonces, ¿por qué Duluth?

 

Cynthia Rugeley, profesora de ciencias políticas en la Universidad de Minnesota Duluth, dijo que Trump está trabajando ampliamente para aumentar sus números en las partes más rurales de Minnesota y está realmente apuntando a las áreas del norte de Minnesota como el condado de St. Louis de Duluth – que tiene tendencia republicana y a menudo se alinea con el presidente en cuestiones industriales como el apoyo a la minería de cobre-níquel. 

 

En 2016, Trump obtuvo el 39,7 por ciento de los votos en el condado de St. Louis, en comparación con el 33,9 por ciento de Romney en 2012 y el 32,6 por ciento de McCain en 2008.

 

Chris Chapp, profesor de ciencias políticas en el St. Olaf College en Northfield, le hizo eco a ese mensaje, diciendo que el noreste de Minnesota está “hecho a medida” para el mensaje pro-empleo de Trump debido a su larga historia de industria como la minería de taconita y la tala.

 

Para Biden, que se detuvo en Duluth después de recorrer un centro de entrenamiento para un sindicato de carpinteros en la cercana Hermantown, la visita a la ciudad podría ser para tratar de mantener bajos los márgenes de votación para Trump y activar a los votantes progresistas de Duluth y los minnesotanos a favor de los obreros en toda la región, dijo Rugeley. 

 

Los sindicatos tienen una fuerte presencia en el noreste de Minnesota y han apoyado históricamente a los demócratas, aunque muchos miembros de base optaron por Trump en 2016. “Creo que (Biden) vino aquí porque quiere alcanzar a esos votantes obreros y tratar de asegurarse de que les haga saber que todavía les da importancia a ellos”, dijo Rugeley.

 

Aun así, hay otras razones para que ambas campañas visiten a Duluth. Rugeley dijo que el mercado mediático de Duluth se extiende a Wisconsin y a los condados rurales de la región. Eso significa más cobertura de prensa y atención gracias a la atención en dos estados oscilantes, no en uno. “Creo que se obtiene una especie de dos-por-uno cuando se llega a Duluth”, dijo Rugeley.

 

Rugeley dijo que un viaje a Duluth, que tiene un aeropuerto relativamente grande, es también más fácil y rápido que ir a la profundidad del estado – incluso si las ciudades más pequeñas de Iron Range pueden tener más votantes indecisos. “Probablemente es más conveniecia que cualquier otra cosa”, dijo.

 

Aun así, Chapp dijo que ha estado sorprendido que el sur de Minnesota no ha recibido más atención política dado lo que se espera que sea una carrera reñida por el 1er Distrito Congresional entre el actual republicano Jim Hagedorn y el demócrata Dan Feehan. Además, Chapp dijo que la industria médica de Rochester podría encontrar a los votantes más receptivos a los planes de Biden para una mayor intervención del gobierno para detener la pandemia de COVID-19.

 

Otras áreas del estado sí han recibido atención de las campañas de Trump y Biden. Trump ha celebrado mítines en Bemidji y Mankato, además de que Pence e Ivanka Trump han hecho recientemente paradas en Minneapolis, y Ivanka también ha visitado Winona. Jill Biden, la esposa del candidato demócrata celebró un acto de campaña en Minneapolis a principios de septiembre.

 

Pero por ahora, el centro de atención seguirá siendo Duluth. “Estratégicamente tiene sentido”, dijo Chapp. “Estás haciendo campaña simultáneamente en dos estados importantes”.