Permisos de trabajo para salvadoreños con TPS continuaran siendo válidos hasta enero del 2021

Por: Copal

Esta medida es parte de varios “arreglos” firmados entre los gobiernos de El Salvador y los Estados Unidos de América

Chicago, IL, 28 de octubre de 2019 — Este día, los gobiernos de los Estados Unidos

y El Salvador firmaron varios acuerdos, incluido uno que brinda más tiempo a los ciudadanos salvadoreños en los EE.UU. que han estado protegidos durante muchos años por el Estatus de Protección Temporal (TPS según sus siglas en inglés) para continuar gozando de autorización para trabajar en los EE.UU. Oscar Chacón, director ejecutivo de Alianza Américas, emitió la siguiente declaración en respuesta a esta noticia:

“La aparente decisión del gobierno de los EE. UU. de extender las autorizaciones de trabajo para las personas beneficiarias del Estatus de Protección Temporal (TPS) de El Salvador por un año, es un acontecimiento positivo para los casi 200,000 ciudadanos salvadoreños que permanecen protegidos por una designación de TPS otorgada en marzo de 2001 por El presidente George W. Bush. Será importante analizar los detalles de esa decisión, anunciada en las redes sociales esta mañana por Ronald D. Johnson, el embajador de Estados Unidos allí, y el presidente de El Salvador, Nayib Bukele.

Como mínimo, demuestra el hecho de que los programas de alivio de inmigración como TPS, Salida Obligatoria Diferida (DED) y Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) podrían mantenerse en su lugar, lo cual es contrario a lo que la Administración Trump había argumentado hasta ahora. Lo más sabio que se puede hacer con todos los programas de protección temporal es mantenerlos vigentes hasta que el Congreso de los Estados Unidos se arme de valor y reforme la ley de forma tal que permita otorgar a los beneficiarios de estos programas la oportunidad de solicitar visas de residencia permanente. Los beneficiarios de TPS, DED y DACA son personas que se han convertido en parte del tejido económico, social y cultural de nuestra nación.

Como Alianza Américas, interpretamos esta decisión como una motivación para redoblar nuestros esfuerzos en favor de reformas legislativas que permitan que las comunidades inmigrantes sean reconocidas por lo que son: miembros indispensables de la sociedad estadounidense y contribuyentes cruciales para el bienestar de millones de hogares en sus países de origen, a través de los miles de millones de dólares que envían cada año a sus familias en sus países de origen. Aunque es una pequeña victoria, celebramos esta decisión como una derrota para la agenda supremacista blanca y antiinmigrante que ha emanado desde la Casa Blanca hasta la fecha. Esa agenda, personificada por el asesor presidencial Steven Miller, ha impulsado incansables esfuerzos para detener la inmigración, poner fin al reasentamiento de refugiados y poner fin a las protecciones humanitarias.

Vamos a seguir trabajando con más dedicación para persuadir a más oficiales electos federales de los EE. UU. sobre la urgencia de aprobar cambios sabios y visionarios en la Política de Inmigración de los EE. UU. Continuaremos pidiendo a los oficiales electos que rechacen los llamados “Acuerdos de cooperación en materia de asilo” firmados recientemente por la Administración Trump con las naciones centroamericanas. Estos acuerdos son medidas equivocadas que en lugar de abordar los factores que empujan a tantos ciudadanos centroamericanos a huir de sus países, sirven como herramienta para mantener a las personas en condiciones de peligro.

A corto plazo, lo que los centroamericanos necesitan es protección y apoyo. La mejor manera en que Estados Unidos puede ayudar a quienes huyen de sus países es respetando el derecho de estas personas a solicitar protección humanitaria. En el mediano a largo plazo, el gobierno de los Estados Unidos debe reevaluar radicalmente su política exterior hacia las naciones centroamericanas de manera que permita cambios profundos para revertir las desigualdades económicas y sociales. Solo entonces podremos abordar los obstáculos más serios para que los países de América Central sean lugares donde la gente realmente quiera quedarse.

También es importante reconocer que los tweets no son políticas. Más allá de una declaración de prensa, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) debe proporcionar inmediatamente una guía detallada sobre los pasos que deben seguir los titulares de TPS para beneficiarse del anuncio recién hecho. Hasta entonces, instamos a las personas beneficiarias de TPS a buscar fuentes de información confiables para evitar ser víctimas de estafas o promesas exageradas. Alentamos a los titulares de TPS a visitar o llamar a organizaciones miembros de Alianza Américas para aclarar cualquier duda o para involucrarse en las campañas locales para una solución legislativa que le permita los titulares de TPS poder solicitar residencia permanente.

Para la lista completa de nuestros miembros, visite https://www.alianzaamericas.org/save-tps/

Para información de TPS Local en Minnesota visite: www.copalmn.org

Alianza Américas es una red de 50 organizaciones dirigidas por inmigrantes que representan a más de 100,000 familias en todo Estados Unidos. Es la única organización con sede en los Estados Unidos enraizada en las comunidades de inmigrantes latinos y caribeños que trabaja transnacionalmente para crear una forma de vida inclusiva, equitativa y sostenible. Obtenga más información en alianzaamericas.org y copalmn.org.