Parques estatales populares de Minnesota luchan por mantener multitudes en el futuro

Por: Dan Squatter- MPR

 

Uno de los mejores lugares para probar la popularidad de algunos de los parques estatales en Minnesota es Gooseberry Falls State Park, a lo largo de la costa norte del lago Superior, donde el río Gooseberry cae en cascada sobre una serie de espectaculares riscos a solo una corta distancia a pie de la autopista.

 

Más de 750,000 personas visitaron el parque tan solo el año pasado. En un caluroso día de verano la semana pasada, los turistas se quitaban los zapatos y se salpicaban en la piscina debajo de las cataratas, se balanceaban por orillas rocosas y se tomaban selfies.

 

Marcus Ervin condujo desde Duluth para pasar el día allí con su familia.

 

“Oh, es hermoso, es pacífico, a la familia le encanta”, dijo Ervin, quien estaba aprovechando uno de los primeros días cálidos del año a lo largo de la orilla del Lago Superior.

 

“Brinda algo diferente a estar en la ciudad”, dijo. “La Madre Naturaleza, ¿sabes? Eso es lo que vinimos a buscar.

 

Todas esas personas que buscan a la Madre Naturaleza crean algunos desafíos en Gooseberry, dijo Audrey Butts, gerente del parque. El estacionamiento se llena rápidamente en días ocupados.

 

Y la soledad puede ser difícil de encontrar.

 

“Mucha gente quiere despejarse y ser la única en el parque, pero desafortunadamente, hay tantas personas, se llena de gente”, dijo Grace Hill, supervisora de operaciones del parque.

 

No es que Hill y otros en el Minnesota DNR se quejen. Las visitas a los parques estatales han aumentado un 22 por ciento desde 2003. Lo cual es el doble de lo que la población del estado ha aumentado. Los ingresos de las ventas de permisos de parques estatales, asistido en parte por un aumento de tarifas, han saltado más del 80 por ciento en los últimos seis años.

 

Los funcionarios de DNR atribuyen parte del aumento de visitas al parque estatal a las inversiones del fondo Legacy. Ese es el aumento de impuestos aprobados en el 2008, que ha pagado millones de dólares en mejoras en el parque.

 

El aumento de la popularidad del parque también ha coincidido con un interés más amplio en salir al aire libre. Una encuesta reciente que el DNR llevó a cabo encontró que el 70 por ciento de los minnesotanos consideran las actividades al aire libre muy importantes.

 

“La gente está empezando a ver el aire libre como un medio para alejarse de todas las demandas de la vida cotidiana”, dijo Rachel Hopper, gerente de servicios de visitantes y divulgación de DNR. “También es una buena manera de pasar tiempo con sus seres queridos”.

 

Pero la población del estado está cambiando. Se está haciendo más viejo y mucho más diverso. Y los funcionarios del DNR dicen que las visitas al parque no están siguiendo el ritmo de esos cambios.

 

“Nuestra encuesta más reciente de visitantes del parque estatal mostró que sólo el 5 por ciento de nuestros visitantes son personas de color. Así que definitivamente hay un hueco allí”, dijo Hopper.

 

Hace 10 años, el DNR lanzó una serie de programas llamados “I Can!”, para llegar a nuevos públicos, donde aquellos que sienten nervios sobre estar afuera, aprenden habilidades al aire libre como acampar, pescar y hacer piraguas.

 

Más de 80.000 personas han participado hasta ahora, el 60 por ciento de ellas son personas de color.

 

Pero no se trata sólo de llenar los campamentos de los parques estatales, dicen los funcionarios. El enfoque también está motivado por un creciente cuerpo de investigación que muestra que pasar tiempo al aire libre es realmente bueno para usted. Especialmente para los niños.

 

“A menudo resumimos la investigación diciendo que la naturaleza puede ayudar a los niños a ser más saludables, más felices, más inteligentes y mejores administradores del medio ambiente”, dijo Cathy Jordan, directora de investigación de la organización sin fines de lucro Children and Nature Network, con sede en Minneapolis.

 

La organización fue fundada hace más de una década por Richard Louv, autor de “Last Child in the Woods”, quien acuñó el término “trastorno por déficit de naturaleza” por los problemas que vio de los niños que no jugaban al aire libre.

 

Los estudios muestran que salir al aire libre proporciona una serie de beneficios, desde mejorar la salud y la aptitud y la salud mental hasta reducir el estrés, incluso mejorar el rendimiento en la escuela.

 

“Como dijo Rich Louv una vez, nunca ha habido un estudio que haya demostrado que la naturaleza es mala para ti”, dijo Jordan. “Y aunque no lo sabemos todo, sabemos lo suficiente para actuar.”

 

Es exactamente por eso que Moriah Loos de Rochester arrastró a sus dos hijas a caminar en Gooseberry Falls State Park la semana pasada.

 

Loos, una maestra de escuela primaria, dijo que salir al aire libre es un gran alivio de estrés para ella. Especialmente cuando no hay ningún servicio de telefonía celular.

 

“Tenemos algunas de nuestras mejores conversaciones como familia cuando estamos de excursión, y disfruto de eso”, dijo. En cuanto a sus hijos, “Sé que con el tiempo lo disfrutarán más. Ahora mismo los obligamos a ir, pero creo que a medida que crecen estará un poco arraigado en ellos, espero”.

 

https://www.mprnews.org/newspartners/story/2019/07/01/popular-minn-state-parks-working-to-keep-the-crowds-in-the-future