“¿Para qué son los ojos mamá?”

A veces los niños nos hacen unas preguntas que realmente nos ponen a pensar. Nos mueven el piso, nos desarman, nos muestran a nosotras mismas en un espejo. En honor a todas las madres que celebran su día este mes. Las madres presentes, las ausentes, las que están lejos, las que nunca pudieron estar. Las madres biológicas, las adoptivas, las que nos encontramos en el camino de la vida, a veces por unos momentos solamente. Las madres de niños y niñas de carne y hueso, las madres de planes, proyectos y obras que usan su energía creativa para manifestar sus sueños. A todas las mujeres que conocen el sentimiento de amar algo con todo hasta que cobre vida. Les deseo la dicha de ver a sus retoños crecer y desarrollarse felices y poder acompañarles en sus momentos tristes. A ustedes les comparto esto que escribí para mi hija menor cuando tenía 3 anitos, recordando que a veces el mundo hay que mirarlo a través de los ojos de los niños y niñas.

A mi tesorito que mientras la dormía se tocó los ojos me dijo, “estos son los ojos mamá, ojos para llorar”. En ese momento me dediqué a buscar otros usos para los ojos…y empecé…lo que aquí termino:


Ojos para mirar el cielo,
Ojos para mirar el monte,
Ojos para mirar los barcos en el horizonte.

Ojos para mirar el sol,
Ojos para mirar la luna,
Ojos para mirarte mientras duermes en tu cuna.

Ojos para mirar las flores,
Ojos de mil colores,
Azules, marrones y verdes y de mil sabores.

Ojos para mirar arriba,
Ojos para mirar abajo,
Ojos para buscar insectos, hormigas y escarabajos.

Ojos para mirar el mar,
Ojos para mirar el río,
Ojos que abren y cierran cuando tenemos mucho frío.

Ojos para mirar a Kike,
Ojos para mirar a abuela,
Ojos que reciben a papá, cuando te busca a la escuela.

Ojos para reír,
Ojos para abrazar,
Y Ojitos a veces tristes, también para llorar. 

Con amor,

Lola.

Recuerda, si te gustó este artículo y quieres recibir más información sobre el tema o continuar la conversación con Lola, regístrate en http://bit.ly/cafeconlola