Operativo policial en Bangkok deja 100 detenidos

Los antigubernamentales exigen la creación de un consejo no electo que aborde una reforma del sistema político

TOKIO (NTX).- Un centenar de manifestantes que ocupaban el Ministerio de Energía de Tailandia, entre ellos dos líderes antigubernamentales, fueron detenidos por violar el estado de emergencia y sin oponer resistencia a las autoridades, informó el Consejo de Seguridad Nacional.

La autoridades publicaron imágenes donde se podrían apreciar armas de fuego, bombas caseras y botes lacrimógenos supuestamente encontrados en las tiendas de campaña de los manifestantes.

Esta es la primera detención en masa practicada por las autoridades tailandesas desde que comenzaron las protestas que piden la salida de la primera ministra, Yingluck Shinawatra, en las que han muerto 11 personas y más de 600 han resultado heridas.

La Policía tailandesa inició este martes una operación contra varios campamentos de manifestantes que desde el pasado 13 de diciembre ocupan varias avenidas y edificios gubernamentales en Bangkok.

Los jefes de las brigadas antidisturbios y los líderes manifestantes negocian el abandono de manera pacífica de varios campamentos, informó el canal “Blue Sky” que secunda las protestas.

El ministro interino de Trabajo, Charlem Yoobamrung, quien está al cargo de las operaciones de seguridad, declaró la víspera que las autoridades tenían previsto retomar el control de varias posiciones ocupadas por los manifestantes, como las cercanías de la sede del Gobierno, el Ministerio de Interior, el Ministerio de Energía o el complejo gubernamental del norte de Bangkok.

No obstante, el líder de las protestas, el exparlamentario del Partido Demócrata Suthep Thaugsuban, movilizó a miles de manifestantes para impedir el desalojo del campamento que rodea la Casa del Gobierno.

La madrugada de hoy, miembros del grupo antigubernamental se afanaban para levantar muros frente a las puertas del edificio gubernamental para evitar que la primera ministra interina regresara a su lugar de trabajo.

Además, otros grupos de manifestantes lograron robar un autobús y un camión de la basura para impedir el posible avance de las autoridades al ministerio de Interior.

En la zona del Puente Pam Fah, en el centro histórico de la ciudad, varios manifestantes se enfrentaron a los antidisturbios que utilizaron sus bastones para abrirse paso hasta los tenderetes de los antigubernamentales.

Algunas de las personas que secundan las protestas resultaron heridas, como se pudo ver en directo por la señal del canal “Blue Sky”, mientras las autoridades realizaron algunas detenciones.

La Policía utilizó una excavadora para demoler parte de los muros levantados por los manifestantes.

En el complejo gubernamental de Chaeng Wattana, en el norte de la capital tailandesa, las negociaciones entre manifestantes y Policía lograron acordar la apertura de dos carreteras.

Los antigubernamentales exigen la creación de un consejo no electo que aborde una reforma del sistema político, que consideran corrupto y al servicio de los intereses del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, hermano de Yingluck.

Tailandia arrastra una grave crisis desde el golpe militar incruento que depuso a Thaksin en 2006.

Desde entonces, los detractores y partidarios del ex primer ministro, quien reside en el extranjero, recurren a movilizaciones populares para derribar al Gobierno de turno.

 

Leave a Reply