Oleoducto Keystone se cerró después de que se detectó un derrame

Por James Nord

El oleoducto Keystone de TransCanada Corp. filtró aproximadamente 210,000 galones de petróleo en terrenos agrícolas en el noreste de Dakota del Sur, pero las autoridades estatales no creen que el derrame haya contaminado cuerpos de agua superficiales o sistemas de agua potable.

Los funcionarios estatales y el operador de ductos TransCanada Corp. revelaron un derrame el jueves y la compañía cerró el ducto.

TransCanada dijo que activó los procedimientos de respuesta de emergencia después de detectar una caída en la presión resultante del derrame al sur de una estación de bombeo en el condado de Marshall. La causa estaba siendo investigada.

El descubrimiento del derrame se produce días antes de que los reguladores de Nebraska anunciaran el lunes su decisión de aprobar el oleoducto Keystone XL propuesto, una expansión que aumentaría la cantidad de petróleo que TransCanada ahora está enviando a través de la línea existente, que se conoce simplemente como Keystone. La expansión se ha enfrentado a una oposición de grupos ecologistas, tribus indígenas americanas y algunos terratenientes.

Brian Walsh, gerente de ciencias ambientales en el Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Dakota del Sur, dijo que el estado envió a un miembro del personal al sitio de la fuga en un área rural cerca de la frontera con Dakota del Norte a unas 250 millas al oeste de Minneapolis.

“En última instancia, la responsabilidad de la limpieza recae en TransCanada, y tendrán que limpiarlo de acuerdo con nuestras regulaciones estatales”, dijo Walsh.

TransCanada dijo en su comunicado que esperaba que el oleoducto permaneciera cerrado a medida que la compañía responda a la filtración. No ofreció una estimación de tiempo, y un vocero no respondió de inmediato un mensaje telefónico de The Associated Press.

La Administración de seguridad de materiales peligrosos no devolvió inmediatamente un correo electrónico solicitando información adicional al Associated Press. Desde 2010, empresas han reportado 17 derrames más grandes que el de Keystone, superando los 210,000 galones (5,000 barriles) de petróleo crudo o productos de petróleo refinados, según los registros del Departamento de Transporte de los EE. UU.

El oleoducto Keystone existente transporta crudo desde Canadá a refinerías en Illinois y Oklahoma, pasando por el este de Dakota, Nebraska, Kansas y Missouri. Puede manejar casi 600,000 barriles diarios, o alrededor de 23 millones de galones. TransCanada dice en su sitio web que la compañía ha transportado con seguridad más de 1.5 billones de barriles de petróleo, o alrededor de 63 billones de galones, a través del sistema desde que comenzaron las operaciones en 2010.

El presidente Donald Trump emitió un permiso federal para el proyecto de expansión en marzo, a pesar de que había sido rechazado por la administración Obama. El proyecto Keystone XL trasladaría petróleo crudo de Alberta, Canadá, a través de Montana y Dakota del Sur a Nebraska, donde se conectaría con las tuberías existentes que alimentan las refinerías a lo largo de la costa del Golfo.

Kent Moeckly, miembro del grupo de conservación y agricultura familiar Dakota Rural Action, que se opuso al oleoducto Keystone, dijo que condujo el jueves al tereno que posee cerca del sitio del derrame.

“Hay un gran viento del sur aquí hoy, y el apestaba a crudo”, dijo Moeckly, cuya propiedad es atravesada por el oleoducto. “A una milla de distancia, pero te diré que era como si estuviera al lado”.

Un derrame en el sureste de Dakota del Sur en abril de 2016 provoco el cierre del oleoducto por una semana. TransCanada estimó que menos de 17,000 galones (405 barriles) de petróleo se derramaron en tierras privadas. Los reguladores federales dijeron que una “anomalía” en una soldadura en el oleoducto era la culpable. No hay canales ni acuíferos afectados.

TransCanada dijo en ese momento que la fuga fue la primera detectada en la tubería desde que comenzó a funcionar, aunque hubo desarrames en las estaciones de bombeo. Uno de esos derrames ocurrió en el sureste de Dakota del Norte en mayo de 2011, cuando se derramaron 14,000 galones (333 barriles) después de que falló una válvula en una estación de bombeo cerca de la frontera de Dakota del Sur.

El director de campaña de Sierra Club Beyond Dirty Fuels, Kelly Martin, dijo en un comunicado que la única forma de protegerse contra derrames en el futuro es que Nebraska rechace la tubería Keystone XL.

“Siempre hemos dicho que no se trata de si se derramará un oleoducto, sino cuándo, y hoy TransCanada está haciendo nuestro caso por nosotros”, dijo Martin.