Obama retrasa acciones sobre inmigración hasta después de elecciones

La decisión de la Casa Blanca de retrasar acción ejecutiva obliga a numerosas familias a continuar esperando en las sombras del miedo

WASHINGTON (NTX).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, retrasará hasta después de las elecciones de noviembre próximo las acciones ejecutivas que asumirá para reformar el sistema de inmigración, revelaron funcionarios de la Casa Blanca.

“El presidente quiere hacer esto de una manera que sea sostenible en el largo plazo, que sea más eficaz y bueno para el país”, dijo un funcionario de la administración Obama.

“La realidad es que el presidente ha tenido que sopesar que estamos en medio de la temporada política”, indicó.

“Y debido a la politización extrema de los republicanos en este tema, el presidente considera que sería perjudicial para la política en sí y para las perspectivas a largo plazo de una reforma migratoria integral el anunciar las medidas administrativas antes de las elecciones”, señaló.

Sin embargo, el funcionario aseguró que “el mandatario tomará las medidas en materia de inmigración antes de que finalice el año”.

La Casa Blanca convocó a una teleconferencia de prensa para el mediodía del sábado a fin de oficializar el anuncio del retraso en las acciones ejecutivas sobre inmigración.

Obama ha sostenido en repetidas ocasiones desde el pasado 30 de junio, que tomara acciones ejecutivas para reformar el sistema de inmigración del país, dada la negativa de los republicanos en la Cámara de Representantes a actuar.

“Ante la falta de acción del Congreso, yo voy a hacer lo que puedo dentro de las limitaciones legales de mi oficina porque es lo que hay que hacer por el país”, sostuvo Obama en declaraciones esta semana, durante su gira por Europa.

El retraso anunciado el sábado, de que las acciones se darán hasta después de las elecciones de noviembre, provocó reacciones inmediatas de desaliento por parte de grupos que largamente han pugnado por una reforma migratoria.

“Estamos profundamente descorazonado de que los sueños de las familias inmigrantes que trabajan duro y han contribuido mucho la vida norteamericana permanecen en peligro”, dijo en un comunicado este sábado, la presidenta del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), Mary Kay Henry.

“La decisión de la Casa Blanca de retrasar acción ejecutiva obliga a numerosas familias a continuar esperando en las sombras del miedo”, señaló

“Estamos profundamente decepcionados, pero no paralizados. Por el momento, esto no es el final del juego. La reforma migratoria ha sido y siempre será nuestro futuro”, indicó la dirigente de la SEIU, una de las organizaciones que más ha pugnado por una reforma migratoria

“El presidente ha demostrado que, una vez más, ha tenido miedo de las botas de algunos de los elementos menos razonables dentro del Partido Republicano”, dijo César Vargas co director de la “DREAM Action Coalition”, que pugna por la regularización de jóvenes indocumentados que llegaron a este país siendo niños.

“Esto no es sólo un retraso en la política de inmigración, se trata de familias reales, que sufrirán una adición de mil 100 deportaciones por día hasta que se actúe”, afirmo Vargas.

 

Activistas arrecian críticas a Obama por demora en reforma migratoria

Activistas que por años han demandado una reforma migratoria en Estados Unidos, reaccionaron con molestia y frustración, luego que la Casa Blanca descartó acciones en la materia hasta pasadas las elecciones de noviembre próximo

 

La decisión del presidente estadunidense Barack Obama de retrasar las acciones ejecutivas para reformar el sistema migratorio fue considerada por algunos grupos pro-inmigrantes como una decisión del mandatario de jugar a la política en lugar de hacer lo correcto.

“Es otra bofetada a la cara de la comunidad latina e inmigrante”, consideró Cristina Jiménez, directora de United We Dream, una organización que agrupa a jóvenes indocumentados.

“Cuando hemos exigido el liderazgo y el coraje de los demócratas y el presidente, hemos recibido más que promesas rotas y la falta de valentía política”, lamentó.

Jiménez indicó que “el presidente y el partido demócrata están felices de jugar juegos políticos con las vidas de nuestras familias”.

La United We Dream señaló a través de un comunicado que para muchos el tener que esperar nueve semanas más para una acción en reforma migratoria significa que deben mirar a los ojos de sus familiares y decirles “que no pueden empezar a cumplir sus sueños por el momento”.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron este sábado que “debido a la politización extrema de los republicanos” en el tema migratorio, Obama consideró perjudicial para la política y las perspectivas a largo plazo de la reforma migratoria el anunciar las medidas administrativas antes de las elecciones.

La United Farm Worker, el sindicato de trabajadores agrícolas que fuera fundado por Cesar Chávez, criticó a su vez el retraso en la acción ejecutiva sobre migración al señalar que “la justicia demorada es justicia denegada”.

“En consecuencia los trabajadores inmigrantes seguirán siendo vulnerables, explotados y sin recibir el respeto y la dignidad que merecen”, dijo el presidente de United Farm Workers, Arturo Rodríguez.

Obama “rompió su promesa a los millones de inmigrantes y los latinos que están en busca de él para liderar en esta cuestión a raíz de la disfunción y la obstrucción de los republicanos”, agregó.

El director ejecutivo del grupo “América Voice” que promueve la reforma migratoria, Frank Sharry, dijo en un comunicado que “estamos muy decepcionados con el presidente y estamos muy decepcionados de los senadores demócratas”.

“Nosotros los activistas no hicimos la promesa de reforma; solo cometimos el error de creer en él. El presidente y los demócratas del Senado han elegido la política sobre la gente y mantener el status quo en la resolución de problemas reales” indicó.

“Estos políticos son simplemente oportunistas, que esperan que los votantes latinos los apoyen en los buenos tiempos, pero cuando las cosas se ponen difíciles, abandonan a los latinos y sus problemas más rápido que lo que toma decir ‘piñata’”, lamentó.

Mientras, el Centro Nacional para las Leyes de Inmigración, otro de los grupos pro reforma migratoria, señalo en un comunicado que “el presidente Obama dejó hoy que la política del miedo se interpusiera en el camino de la defensa de la justicia y la equidad”.

“La decisión del presidente de retrasar cualquier acción sólo permite que nuestro sistema de inmigración disfuncional continúe devastando familias, comunidades y nuestra economía”, opinó.

El retraso anunciado este sábado, de que las acciones se darán hasta después de las elecciones de noviembre próximo, unificó la reacción de condena por parte de los grupos que por mucho tiempo han pugnado por una reforma migratoria.

“Estamos profundamente descorazonados de que los sueños de las familias inmigrantes que trabajan duro y han contribuido mucho a la vida norteamericana, permanecen en peligro”, dijo en un comunicado la presidenta del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), Mary Kay Henry.

“La decisión de la Casa Blanca de retrasar la acción ejecutiva obliga a numerosas familias a continuar esperando en las sombras del miedo”, advirtió.

“Estamos profundamente decepcionados, pero no paralizados. Por el momento, esto no es el final del juego. La reforma migratoria ha sido y siempre será nuestro futuro”, enfatizó la dirigenta de la SEIU, una de las organizaciones que más ha pugnado por una reforma migratoria.

“El presidente ha demostrado que, una vez más, ha tenido miedo de las botas de algunos de los elementos menos razonables dentro del Partido Republicano”, dijo César Vargas, codirector de la “DREAM Action Coalition”, que pugna por la regularización de jóvenes indocumentados que llegaron a este país siendo niños.

“Esto no es solo un retraso en la política de inmigración, se trata de familias reales, que sufrirán una adición de mil 100 deportaciones por día hasta que se actúe”, afirmó Vargas.