Obama anuncia campaña nacional en busca de apoyo a reforma migratoria

En la gala de la conferencia anual que organiza la fracción hispana del Congreso, el mandatario reclamó una mayor movilización de parte de las organizaciones civiles hispanas de cara a las elecciones legislativas de noviembre próximo

WASHINGTON (NTX).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció una campaña nacional de seis semanas para aumentar el apoyo a la reforma migratoria y reiteró su intención de dictar medidas ejecutivas de alivio en favor de millones de indocumentados.

En la gala de la conferencia anual que organiza la fracción hispana del Congreso, el mandatario reclamó una mayor movilización de parte de las organizaciones civiles hispanas de cara a las elecciones legislativas de noviembre próximo.

“Sabemos lo poderoso que puede ser el voto hispano”, dijo al recordar la participación de este electorado en los comicios de 2012, aunque hizo notar que apenas fue de 48 por ciento del total del padrón de hispanos registrados para sufragar.

El mandatario dijo que el cambio sólo será posible “si cambiamos ese número. ¡Sí se puede, si votamos!”, remató hablando en español.

El discurso no fue bien recibido por casi un centenar de activistas que se apostaron afuera del centro de convenciones de Washington para protestar por la política migratoria del mandatario, que ha dado como resultado la cifra récord de casi dos millones de deportados.

Con gritos de “Obama, detén las deportaciones!” y carteles con leyendas como “Presidente Obama no deporte a mi papá”, los manifestantes trataron por momentos de ingresar al recinto pero fueron impedidos por la policía.

El mandatario fue interrumpido en su discurso por la joven mexicana Blanca Hernández, quien le increpó su inacción para impulsar la reforma migratoria y por mantener las deportaciones.

“Para allá voy”, respondió Obama, aunque éste fue uno de los aspectos que evitó mencionar en su discurso de 14 minutos.

Obama culpó a los republicanos del fracaso de la reforma migratoria y advirtió que ellos y quienes se oponen al tema buscarán recurrir nuevamente a tácticas para tratar de bloquear cualquier intento para empujar el tema.

“Tenemos que ser realistas: para que una acción dure o sea efectiva y vaya más allá de mi administración, vamos a tener que generar más apoyo entre los estadunidenses”, indicó.

El mandatario dijo que con ese propósito pasará las próximas seis semanas, “no sólo hablando de lo que estamos haciendo por la economía, sino explicando que la reforma migratoria es buena para nuestra economía, y por qué es buena para cada uno de nosotros”.

Obama anticipó que esta campaña generará una reacción de los opositores, por lo que demandó apoyo: “necesito que me respalden, que mantengan la presión sobre el Congreso, pues nada de lo que haga con mi autoridad ejecutiva será tan amplio y duradero como lo que haga el Congreso”.

Secretario de Trabajo justifica atraso de Obama en medidas migratorias

El secretario estadunidense del Trabajo, Tom Pérez, justificó la decisión del presidente Barack Obama de aplazar el anuncio de medidas legislativas sobre migración, al señalar que cualquiera que sea “se tiene que hacer bien”

“Lo más importante que he aprendido en mi trabajo es que se tienen que hacer las cosas bien (…) estoy confiado que en el tema migratorio vamos a hacer las cosas bien, tanto en el lado Ejecutivo, como en el Congreso”, dijo el funcionario.

Hablando con reporteros al término de su participación en la conferencia organizada por fracción hispana en el Congreso, Pérez desestimó toda duda sobre las acciones ejecutivas, al insistir que “si el congreso no va a actuar, el presidente lo hará”.

Cuestionado sobre los alcances que puedan tener las acciones ejecutivas prometidas por el presidente, Pérez evitó anticipar detalles, aunque se declaró confiado de que estas responderán a la situación que presenta el disfuncional sistema migratorio.

“Entiendo los valores del presidente (…) entiendo bien quién es y me siento muy confiado del camino por delante, pero no debemos ignorar el camino del Congreso, porque no existe sustituto para una acción legislativa”, indicó.

Obama había anunciado que ante la negativa de los republicanos de llevar al pleno de la Cámara de Representantes cualquier iniciativa de reforma migratoria, adoptaría una serie de medidas ejecutivas de alivio antes del fin de este verano.

El 6 de septiembre pasado, la Casa Blanca dio a conocer de manera escueta la decisión del mandatario de retrasar ese anuncio hasta después de las elecciones legislativas de noviembre próximo.

“El presidente quiere hacer esto de una manera que sea sostenible en el largo plazo, que sea más eficaz y bueno para el país”, dijo un funcionario de la administración Obama.

Sin aludir de manera específica reportes en el sentido de que un anuncio antes de las elecciones afectaría negativamente a demócratas en algunas contiendas, el funcionario dijo que “el presidente ha tenido que sopesar que estamos en medio de la temporada política”.

Hablando por separado en el mismo foro, el congresista demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, externó su expectativa de que las medidas de alivio a ser anunciadas por el mandatario podrían beneficiar hasta cinco millones de inmigrantes indocumentados.