NUEVAMENTE LA PANDEMIA

NUEVAMENTE LA PANDEMIA

Por: Juan Carlos Valderrama-amimanerapublicaciones

Si eres un político en una de las ciudades con mayor diversidad étnica y racial como New York debes ser coherente con las recomendaciones que haces no contraviniendo los mensajes de la ciencia; el no uso de la mascarilla, relajando la salud pública, así como de la vacuna incrementa la posibilidad de los factores de riesgo para contraer el COVID-19.

Ante el incremento alarmante, sustancial y desproporcionado de casos de COVID-19 en adultos mayores vulnerables con sistema inmunológico comprometido, afecciones médicas subyacentes como enfermedades respiratorias, diabetes entre otros debemos recordarles que deben buscar las vacunas de refuerzo, así como toda persona mayor de 12 años y no olvidemos a los niños de 5 a 11 años.

Debemos entender que el COVID-19 a la fecha ha cobrado la vida en Estados Unidos de más de 1 millón de personas superando las muertes de la Segunda Guerra Mundial, Vietnam, los ataques terroristas de septiembre 11 y no dudo que las cifras seguirán en alza.

Las variantes o mutaciones del COVID-19 continuarán mientras exista el virus por lo tanto reciba una vacuna mientras la tenga a su disponibilidad, no deje de aplicársela por los efectos secundarios pues aun así son preferibles a la posibilidad de enfrentar la muerte.

El COVID-19 está vigente y no se ha ido y no se irá mientras se politice el uso de la vacuna diciéndote que te puede causar la muerte; el no uso de las mascarillas en buses, autobuses , trenes, aviones, escuelas, restaurantes, centros laborales, reuniones grupales en espacios cerrados públicos ; el supuesto derecho a la libertad personal de no vacunarse sin observar el derecho de los otros, queriéndonos imponer su presencia violentando nuestros derechos de no estar en contacto con personas que no están vacunadas; mientras existan personas que, sabiendo que están contagiados con el COVID-19, decidan hacer su vida normal sin restricciones contagiando a los otros sin sentimientos de pena o culpa.

Debemos entender que aún estando vacunados podemos contagiarnos de COVID-19 si usted se encuentra en una zona de alta trasmisión. Es decir, con gran cantidad de casos o se encuentra en una zona con gran crecimiento significativo de casos nuevos.

Usted y su familia se encuentran en riesgo. Es su decisión tomar las medidas de prevención o no tomarlas al fin y al cabo es su vida y la de su familia.