Muchos estudiantes en MN se abrochan el cinturón para otro tramo de aprendizaje a distancia

Sólo una pequeña fracción de los estudiantes – la mayoría los más pequeños – están en la escuela cinco días a la semana, ya que las tasas de casos de COVID-19 siguen aumentando súbitamente.

 

Por: MPR

 

Dado a que los casos de COVID-19, las muertes y las hospitalizaciones están en o cerca de los máximos históricos, aproximadamente el 60 por ciento de los estudiantes de K-12 de Minnesota están actualmente en la enseñanza a distancia – más del doble de la tasa de principios de octubre.

 

Muchas escuelas giraron a la instrucción a distancia justo antes de las vacaciones de Acción de Gracias y planean permanecer así por lo menos un par de meses. Las escuelas públicas de San Pablo, por ejemplo, que comenzaron el año con la enseñanza a distancia, no reanudarán ninguna instrucción en persona hasta al menos el 19 de enero, o dos semanas después del final de las vacaciones de invierno.

 

El momento da espacio para un período de cuarentena de dos semanas y permite a los funcionarios evaluar el grado de propagación de COVID-19 a medida que la gente se reúne durante las vacaciones de invierno, a pesar de las súplicas de los funcionarios de salud pública para que se queden en casa.

 

A lo largo de todo el estado, alrededor del 10 por ciento de los estudiantes, la mayoría de ellos de primaria, asisten a clases presenciales en edificios escolares físicos cinco días a la semana. Esa proporción podría disminuir aún más si el virus continúa proliferando en los entornos comunitarios.

 

Los estudiantes con menos probabilidades de recibir enseñanza en persona están en el área metropolitana de las Ciudades Gemelas. Los del centro oeste o suroeste de Minnesota tienen más probabilidades de participar en clases presenciales.

 

Incluso algunas escuelas privadas que fueron de las primeras en algunas regiones en anunciar que abrirían sus aulas para la enseñanza en persona en el otoño, no son inmunes a la avalancha de cambios. Las escuelas católicas en el área metropolitana de St. Cloud recientemente dijeron que terminarían las clases en persona durante las vacaciones.

 

La decisión, que entró en vigor el lunes, afecta a nueve escuelas y aproximadamente 1.900 estudiantes. Los índices de casos de COVID-19 en el área metropolitana de St. Cloud han incrementado a más de tres o cuatro veces del límite recomendado por los funcionarios de salud del estado para el aprendizaje en persona o híbrido.

 

El cierre de los edificios escolares está nuevamente causando presiones sobre los estudiantes y sus familias, muchos de los cuales están tratando de navegar el aprendizaje en casa en torno a los horarios de trabajo durante la pandemia. La transición a la enseñanza a distancia a tiempo completo también ha ejercido presión sobre los educadores que apenas comenzaban a descubrir nuevas formas de enseñar.

 

Una métrica preocupante: las bajas calificaciones

 

Los nuevos datos del segundo distrito escolar más grande del estado dan un vistazo al impacto que los cierres están teniendo en el aprendizaje de los estudiantes.

 

En una reciente reunión del consejo escolar, los administradores de las escuelas públicas de St. Paul dijeron que el número de notas reprobadas se ha duplicado con respecto al año anterior.

 

El año pasado es esta época, aproximadamente el 16 por ciento de las notas estaban reprobando. Este año ha subido a cerca del 36 por ciento de reprobación, y se espera que 900 estudiantes de secundaria necesiten ayuda para recuperar sus créditos este año.

 

Este año el distrito abrió un centro de apoyo académico en el Washington Technology Magnet donde un número limitado de estudiantes pueden presentarse para recibir ayuda en persona o en un lugar tranquilo y dedicado al trabajo. De acuerdo con el Jefe de Operaciones Jackie Turner, la opción de ir a un edificio escolar ha logrado una diferencia crítica para muchos estudiantes que han tenido dificultad manteniéndose al día en casa.

 

“Necesitan esa persona, necesitan esa responsabilidad, necesitan entrar en un espacio y tener a alguien delante de ellos diciendo, ‘OK, sigue adelante’. Tú puedes hacerlo”, dijo Turner.

 

Pero el 19 de noviembre, las escuelas públicas de St. Paul cerraron el apoyo académico en persona en Washington hasta fines de enero, debido al aumento de los índices de casos de COVID-19.

 

Como muchos distritos escolares de Minnesota, están de vuelta a intentar ayudar a los estudiantes con dificultades – desde la distancia.