Minnesota le pide a Medicaid que pague por más tratamiento de drogas

El estado de Minnesota está tratando de ampliar el número de programas y servicios de tratamiento de drogas que se pueden pagar con fondos de Medicaid.

Jon Collins · St. Paul · MPR

 

Si se aprueba, la exención ofrecería a las personas con Medicaid más opciones de tratamiento, incluidos programas de intervención temprana y tratamiento residencial a más largo plazo, dijo Claire Wilson, comisionada asistente del Departamento de Servicios Humanos de Minnesota.

“Esto significará que Minnesota continuará moviendo la aguja en el tratamiento de la adicción como la enfermedad crónica que es”, dijo Wilson. “Realmente nos permite brindar un sistema fortalecido de cuidado conductual que maximiza el financiamiento federal”.

El presidente Donald Trump dijo en octubre pasado que informaría al Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. que conceda una exención renunciara a la llamada regla de 16 camas para fondos de Medicaid, que restringía el financiamiento para instalaciones de tratamiento residenciales más grandes.

La exención, que sería válida por cinco años, se presentó a principios de este mes y los funcionarios del estado esperan que se apruebe en algún momento de este verano. El estado está solicitando que programas de tratamiento postulen para formar parte del programa.

La exención también promoverá la colaboración entre las diferentes organizaciones de salud que ofrecen diferentes servicios, dijo Jin Lee Palen, director ejecutivo de la Asociación de Minnesota de Programas Comunitarios de Salud Mental.

“Realmente estamos tratando de hacer nuestro mejor esfuerzo para abordar el aumento de la demanda y la necesidad de servicios en muchas de estas áreas”, dijo Palen. “Una de las cosas más importantes que hace, es que está construyendo redes y asociaciones entre todos nuestros diferentes proveedores comunitarios”.

La solicitud de exención es otro paso más del gobierno estatal para tratar de abordar la epidemia de sobredosis de opiáceos. Al menos 401 personas murieron en Minnesota el año pasado después de experimentar sobredosis de opiáceos, de acuerdo con cifras preliminares del estado.