México para los mexicanos

Por Marco Dávila

Mientras que un puñado de malhechores se empeñan en envilecer a México, México, con su grandeza milenaria, resiste y se niega a ser transformado en un país miserable. Este pequeñísimo grupo de charlatanes, hostil a los deseos del pueblo a ser libre e independiente, tiene a México dominado en contra de la voluntad de sus mejores hombres y mejores mujeres.

Los canallas imponen su voluntad de minoría rapaz a expensas de la gran mayoría. Sus intereses bastardos y minoritarios chocan con los intereses del pueblo mexicano, cuyo único anhelo urgente es el de ser libre e independiente.

No se trata de “cuestionar al sistema”, se trata de erradicar el sistema económico-político putrefacto, corrupto y de opresión, impuesto sobre la nación; el único que puede salvar al pueblo es el pueblo mismo, organizado en un movimiento nacionalista, popular y revolucionario; México estará mejor cuando aprenda a definir con claridad ¿qué es el pueblo?, ¿quién lo conforma?, ¿cuáles son sus más grandes anhelos?; México será una nación imparable cuando sus habitantes se sientan orgullosos de su sangre india.

México será más fuerte cuando comience a administrar sus recursos naturales de forma patriota, cuando sea capaz de decir: México para los mexicanos; México será justo cuando las decenas de super ricos y los millones de pobres sean cuestiones del pasado; México irá en la dirección correcta cuando deje de mirar hacia el norte y voltee a ver hacia el sur.

México será más grande aún, cuando se descubra que el pueblo mexicano tiene mente propia, fuerza propia, y que puede establecer un nuevo orden y tomar las riendas de su propio destino.