México encara los retos de la revolución tecnológica

Por PRNewswire en Español 

Las 197 Súper Empresas, seleccionadas de un total de 690 participantes por la revista Expansión en un proceso de encuesta y análisis junto con sus socios TOP Companies y PWC, tienen una clave común, y quizá la más poderosa: personal contento.

“Es el colaborador quien entrega el reconocimiento a la empresa”, dice Lisandro Zapararte, director general de Marco. “No es la organización la que se auto denomina Super Empresa, sino son los mismos colaboradores que etiquetan a la empresa como un lugar único donde trabajar”.

Ello es cierto en estos días de transformación acelerada y viejas premisas cuestionadas, como señaló el secretario de trabajo, Alfonso Navarrete Prida.

“Lo que creo tenemos claro es que, en el futuro, sobre todo en empleo, lo que marca el tiempo es que todos los paradigmas están puestos, al día de hoy, en juego; y que cuando se creía que se tenían las respuestas para todo, lo que ocurrió es que nos cambiaron las preguntas”, dijo en la cumbre del G20 en Alemania a mediados de mayo.

Este año Marco cumplió diez años consecutivos de participación en Top Companies, un referente del mercado laboral y del mundo empresarial mexicano. Desde el comienzo, la compañía ha estado entre las 100 mejores de su rubro —aquellas de menos de 500 empleados— y este año se encuentra en el primer lugar de su segmento: field marketing. En la tabla general, logra la posición número 30.

Uno de los énfasis de Marco es expandir la comunicación interna dentro de la empresa. Los empleados disponen de una página de intranet en Facebook. “Veía que la comunicación era muy vertical y quería que esta comunicación se ponga de cabeza”, dice Zapararte, quien encabezó las iniciativas de promover los canales de diálogo internos, desde programas de inducción, de orientación informal entre colegas, hasta videopodcasts de empleados desde diversas partes de México.

El estudio de Expansión señala que la productividad crece 31% en empresas con personal satisfecho.

“Todas las empresas tienen como fin el generar lucro; el ‘cómo’ es lo que las hace únicas, y eso es lo más rico para forjar y generar empresas”, concluye Zapararte.