México del Norte

Jorge Mujica Murias

Los Fracasos del Trompas

No da una. Y quiero decir ¡ni una!

Hasta el día de hoy, al Trompas no le funciona ser presidente de Estados Unidos. Ninguna de sus propuestas, Órdenes Ejecutivas y promesas de campaña ha podido llevarse a cabo.

Hace unos días emitió su segunda versión de la prohibición racista de que los ciudadanos de seis países (eliminó uno), mayoritariamente musulmanes, no entren al país ni como turistas, después de que la primera versión murió en las cortes. La segunda ya fue desafiada en corte y tal vez sea interrumpida también antes de entrar en efecto.

Su Orden de “empezar a construir el muro en la frontera” ya se topó con la realidad. Después de 20 días buscando dinero, el Departamento de Seguridad Nacional reportó que solamente encontraron 20 millones de dólares. Eso alcanzaría para aproximadamente dos o tres millas de barda. O para derrocharlo en su “planificación”, pagando algunos ingenieros que presenten proyectos y presupuestos y punto. Tendrá que esperar a que el Congreso, donde se hace la política de verdad, proponga y discuta el presupuesto de 2018.

Y luego, su orden de contratar 15 mil nuevos agentes de inmigración, entre ICE y la Patrulla Fronteriza, sufrió otro revés. Resulta que la agencia tiene de por sí un déficit de contratación: le faltan más de 2 mil empleados de los 20 mil que se supone que debía tener. Según declaraciones de la propia Migra, llevaría tal vez hasta diez años contratar a los 15 mil nuevos elementos, por los requisitos de preparación, verificación de antecedentes penales, pruebas de polígrafo y sicológicas que los solicitantes deben cumplir. En otras palabras, El Trompas ya no estará en la Casa Blanca y en una de esas ni en este planeta para cuando termine el proceso de contratación.

Los Éxitos Republicanos

Pero el peligro real del Trompas no es él mismo, sino las cosas que causa.

Sabemos desde siempre que El Trompas es mentiroso crónico, bocón y está chiflado, pero ha creado un ambiente peligroso. Eso es peligroso, pero más peligrosos son los políticos reales, menos peligrosos y más adeptos a la política real.

Mientras El Trompas anda aventando Órdenes Ejecutivas que no van a ningún lado, los Republicanos en las dos cámaras del Congreso han estado activos, dándose gusto deshaciendo algunas cosas que odian y han odiado toda la vida.

La propuesta de ley HR 861 liquida completamente al Agencia de Protección Ambiental, odiada por los dueños de las compañías que quieren producir a toda costa y les vale un cacahuate terminar de contaminar el planeta. A los animales no les va a ir mejor. La propuesta HR 69 elimina la protección a especies en peligro de extinción.

La HR 610 prácticamente elimina la educación pública y la convierte en semi-privada mediante el uso de vouchers, cupones para que los padres manden a sus hijos a escuelas privadas. Esa va junto con pegada con la HR 899, que prácticamente elimina el Departamento de Educación.

Por supuesto, ya empezaron a desmantelar la Ley de Salud de Obama mediante la propuesta HR 370, aunque todavía no saben con qué sustituirla, y de paso quieren quitarle todos sus fondos a Planned Parenthood con la propuesta HR 354. Planned Parenthood es la agencia más grande que proporciona servicios de planificación familiar, y ya de paso la propuesta HR 147 convierte en aborto en un crimen.

Y lo peor está reservado para los trabajadores. Ya eliminaron una regla esta semana, que obligaba a los contratistas federales a reportar cuántos accidentes de trabajo tienen para poder pedir contratos federales, y de pilón la HR 785 declara que todo Estados Unidos se regirá por el “Derecho al Trabajo”, mal nombre para impedir que los sindicatos cobren cuotas obligatorias a sus miembros. Con el llamado “Right to Work”, cada miembro de un sindicato tendría que pagar sus cuotas en vez de que se las descuenten por nómina.

Finalmente, la HR 83 castiga a las llamadas Ciudades Santuario y les reduce los presupuestos.

Para mí, ahí está el verdadero problema con El Trompas. Sus discursos valen gorro. La bronca son los Republicanos en el Congreso.

Por eso yo creo que hay que dirigir nuestras baterías en esa dirección. El Primero de Mayo habrá huelga nacional. Originalmente convocado como Día Sin Inmigrantes, rápidamente se ha convertido en día sin trabajadores, sin mujeres, sin maestros, sin escuelas, sin compras de ningún tipo, sin nada.

Pero hay que ser claros en las demandas. Hay que emplazar al Congreso para evitar ésas y muchas otras leyes terriblemente dañinas para toda la sociedad.