México del Norte

Jorge Mújica Murias
mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Lady Trump

El comentario más suavecito contra Iris Aguirre Borrego es demasiado duro para publicarse aquí. ¡El más duro haría que clausuren la publicación!

Y quién es Iris Aguirre Borrego, se preguntará el lector. Es una diputada plurinominal del Partido Encuentro Social en Zacatecas, partido que logró una cantidad inesperada de votos por haber puesto como candidato a gobernador a Marco Antonio Flores Sánchez, vocalista de la Banda Jerez de música norteña. Los votos no le sirvieron a Flores, quien terminó en patético 5º lugar, pero le consiguieron a Iris Aguirre Borrego el chance de ser diputada.

Eso son exactamente los diputados plurinominales, candidatos sin chance de ganar distritos electorales pero le dan pluralidad al congreso.

Encuentro Social, el autonombrado “Partido de la Familia”, se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo, y logró que en Baja California se definiera el matrimonio como la unión “entre un hombre y una mujer”. Su candidato a gobernador en San Luis Potosí el año pasado comparó la homosexualidad con el narcotráfico y la violencia.

Pero Iris brincó del puritanismo al anti-inmigrantismo. Dijo la tal Iris que si Donald El Trompas Trump está contra los migrantes, y citamos textualmente, es porque “los problemas que han ocasionado los latinos en ese país han sido muy vergonzosas. Ellos están tomando decisiones extremas porque tristemente los mexicanos están involucrados en cuestiones muy vergonzosas en Estados Unidos de las cuales podemos nombrar muchas, entonces creo que son los mexicanos los que se quieren pasar de listos en los supermercados, son los mexicanos los que tienen mala fama, y tristemente es una de las consecuencias”. No nombró las cuestiones vergonzosas y quién sabe a qué se refiera con lo de los supermercados, pero esa fue su declaración.

Es doblemente problemática porque Lady Trump, como ya se conoce a Iris desde que hizo sus declaraciones, ¡es la Secretaria de la Comisión de Atención al Migrante del Congreso de Zacatecas!

¿Diputada Migrante?

Y es triplemente problemático porque la plaza que ocupa podría ser una de las designadas ni más ni menos que para los migrantes!

Hace ya algunos años, Zacatecas fue el primer estado en México en cambiar su constitución para reconocer políticamente a sus migrantes, adoptando la figura de “residencia binacional” para permitirle a sus ciudadanos en Estados Unidos participar legalmente en elecciones estatales aunque no estén residiendo en el estado.

Después aprobó que los zacatecanos voten por gobernador desde el exterior, y por último, que dos candidatos de las listas plurinominales de los partidos políticos tienen que ser migrantes, para garantizar su acceso a la legislatura. La fórmula es medio complicada, con porcentajes electorales y partidos mayoritarios y demás, pero garantiza que por lo menos dos migrantes entren al congreso como diputados pluris en cada legislatura.

La respuesta a Lady Trump ha sido tal que trató primero de desmentir lo dicho y después de “explicarlo”, diciendo que lo que quiso decir no fue lo que dijo sino que quería decir una cosa distinta y bla-bla-bla. Pero la opinión pública no solamente no se traga sus explicaciones sino que ya no se la traga a ella. Ha habido docenas de reclamos y peticiones, y muchísimas docenas de mentadas de madre, tantas que el Partido Encuentro Social ya dijo que la va a expulsar.

Pero la expulsión no tiene mucho impacto. Los diputados tienen fuero constitucional, los plurinominales, o sea diputados nombrados por algún partido, siguen siendo diputados aunque su partido los expulse, y nadie los puede tocar ni con el pétalo de una rosa.

La mitad, más o menos de los zacatecanos viven en el exterior del país. Es degradante e insultante que la Secretaría de la Comisión de Atención a Migrantes del Congreso de Zacatecas los considere una vergüenza. La tarea, la nuestra, la de los migrantes zacatecanos, los familiares de los migrantes zacatecanos, y de cualquier migrante mexicano, es obligar a Iris Aguirre, Lady Trump, a renunciar. Si tiene vergüenza, que se avergüence de ella misma.

Solamente su renuncia puede limpiar el insulto, y el funcionamiento de una legislatura que debe servirle a sus migrantes, ¡no insultarlos!