Los “microagricultores” se enfrentan a la sequía sin una red de seguridad

Los “microagricultores” se enfrentan a la sequía sin una red de seguridad

 

Por: Mark Zdechlik-MPR

 

Si usted frecuenta los mercados agrícolas, probablemente habrá notado que las verduras no han sido tan abundantes como en años anteriores. Además, el momento no ha sido el adecuado. Algunos alimentos llegaron y se fueron rápidamente. Otros han llegado con semanas de retraso. Algunos, como las cebollas y las patatas, son mucho más pequeños de lo habitual.

 

“Este año no es bueno. Este año [es un] año realmente malo. No ha llovido, está muy seco y además hace mucho calor”, explica Teng Yang, que junto a su esposa Amphon Thor, cultiva hortalizas en 9 acres a menos de media hora al sur de St. Paul. “Tenemos que acarrear el agua en el campo de allá”, dijo Yang en un mercado de agricultores en el estacionamiento de una iglesia de Falcon Heights sobre la tierra que cultiva. “A mano. Regar y volver a la camioneta y volver a ir”.

 

Un par de puestos más abajo, LaQuita Rolf, de 91 años, dijo que también ha sido duro para ella y su familia.

 

“Oh, mi marido está aquí fuera regando, estaba regando todos los días”, dijo Rolf. “Y nuestro pozo, nuestra bomba, se estropeó hace un par de semanas”.

 

Cultivan hortalizas en un terreno que poseen a 45 minutos al norte de las Ciudades Gemelas.

 

“Nuestros primeros cultivos no germinaron”, dijo Rolf. “Las zanahorias y las remolachas – tuvimos un fracaso total de la cosecha en ella. Y no sé, tenemos algunas zanahorias y algunos colinabos, pero no estoy seguro de que vayan a salir adelante este año.”

 

David Van Eeckhout, director agrícola del Good Acre Food centro de operaciones de St. Paul, consulta a unos 50 agricultores. Dice que los agricultores hmong se enfrentan a mayores retos porque es más probable que alquilen la tierra que siembran que otros.

 

“No pueden poner la infraestructura porque no son dueños de la tierra. Así que no pueden perforar un pozo, porque no tienen los documentos de esa tierra, no se puede hacer legalmente”, dijo Van Eeckhout.

 

“Y no quieres hacer esa inversión en la propiedad de otra persona. Así que, fundamentalmente, ese es probablemente el mayor factor: si no puedes hacer ese tipo de mejoras para hacer frente a los altibajos del clima en tu tierra, siempre vas a ser más vulnerable a ellos.”

 

Probablemente haya miles de pequeños agricultores -conocidos como microagricultores- en Minnesota, y probablemente cientos de ellos sean hmong, pero nadie sabe el número exacto.

 

La directora ejecutiva de la Asociación de Mercados de Agricultores de Minnesota, Kathy Zeman, dijo que se están realizando esfuerzos para cuantificar la pequeña agricultura en Minnesota. Ella y otros esperan que una mayor información sobre su alcance inspire a los funcionarios de agricultura a incluirlos en los programas de asistencia del gobierno, ya que actualmente están solos.

 

“Esta no va a ser la última sequía que tengamos, ¿verdad? Este no va a ser el último caos climático que veamos”, dijo Zeman. “Por lo tanto, tratemos de pensar en el futuro y establecer esos sistemas para que, al ver quiénes cultivan nuestros productos, y quiénes son nuestros agricultores en nuestros condados. Tenemos que ampliar esos programas para ayudar a todos nuestros agricultores”.

 

En Montgomery, a una hora al sur de las Ciudades Gemelas, Pheng Yang y su familia trabajan una parcela. También trabajan otra, al norte del área metropolitana.

 

“Es duro”, dijo Yang. “No llueve, hay muchas cosas que no crecen. Plantamos muchas zanahorias y luego no apareció ninguna”.

 

E incluso con buenas cosechas, tiene que venderlas para ganar dinero. El negocio en su puesto de verduras junto a la granja es aproximadamente la mitad de lo que era antes de la pandemia, dijo Yang. Tanto él como otros dicen que el volumen de compradores en los mercados agrícolas aún no ha recuperado los niveles anteriores a la pandemia.

 

Yang dijo que es demasiado pronto para predecir si obtendrá beneficios este año, pero aún tiene esperanzas.

 

“Los tomates están bien este año”, dice Yang. “Les gusta el clima seco, así que cualquier año que sea seco, los tomates van muy bien”.