Los legisladores buscan formas de ayudar a las empresas, los trabajadores

Por: MPR News

 

La decisión del gobernador Tim Walz de imponer nuevas restricciones de cuatro semanas a bares, restaurantes, gimnasios y otros negocios en medio de un fuerte aumento de los casos de COVID-19 ha impulsado a algunos legisladores estatales a buscar formas de ayudar a las empresas y los empleados que se enfrentan a una nueva crisis económica.

 

Encontrar dinero del estado para el alivio de COVID-19 puede no ser fácil.  Minnesota ya está enfrentando un déficit de ingresos proyectado de $4.7 mil millones debido al impacto de la pandemia en la economía este año. Es por eso que Walz preferiría el alivio del gobierno federal – y se está impacientando con la inacción del Congreso.

 

“Los estados no pueden tener déficits, como todo el mundo sabe”, dijo al anunciar las nuevas medidas. “El gobierno federal ha fallado gravemente en su responsabilidad.”

 

Walz envió una carta a los principales líderes del Congreso esta semana instándoles a aprobar otra ronda de financiación de ayuda para los estados y a fortalecer la red de seguridad del Seguro de Desempleo. Hizo hincapié en que la necesidad es crítica en medio de la actual oleada de virus.

 

“Me conformaría con un paquete reducido que se dirija a los pequeños empresarios y trabajadores, específicamente en torno a los cierres en la industria de la hospitalidad, y eso es lo que estoy pidiendo”, dijo Walz.

 

En la radio de la WCCO el viernes, Walz dijo que está en conversaciones con sus asesores financieros sobre lo que el estado puede hacer, especialmente si el Congreso no aprueba ninguna nueva ayuda federal.

 

“Estamos levantando cada cada piedra. Creo que todos tenemos que ser capaces de llegar muy lejos”, dijo Walz sin entrar en detalles específicos. “Si no lo hacen, necesitamos actuar en el momento. No es que esta gente pueda aguantar hasta que decidamos que todo está bien en febrero y marzo.”

 

El representante estatal Dave Baker, republicano de Willmar, quiere actuar rápidamente para ayudar a las empresas afectadas por las últimas restricciones. Baker, ex propietario de un restaurante, dice que la acción debe venir el próximo mes cuando los legisladores regresen a St. Paul para otra sesión especial. Quiere usar los fondos federales no gastados que el estado recibió a principios de este año, retrasar el pago de los impuestos sobre las ventas y demorar el reembolso de los préstamos de las empresas estatales.

 

“Minnesota necesita realmente dar un paso adelante y averiguar cómo asegurarse de que estos negocios puedan reabrir cuando sea el momento de hacerlo”, dijo Baker.

 

El Líder de la Mayoría de la Cámara de Representantes Ryan Winkler, DFL-Golden Valley, dijo que hay discusiones bipartidistas en curso sobre la mejor manera de ayudar. Entre las posibilidades también están los fondos adicionales para los programas existentes de pequeñas empresas y las extensiones de los beneficios de desempleo, dijo Winkler.

 

Winkler también cree que hay suficientes recursos estatales disponibles para pagar el alivio, incluyendo el uso de las reservas del presupuesto y posibles aumentos de impuestos.

 

“Tenemos ingresos fiscales adicionales que podríamos encontrar entre la gente que podría pagarlos”, dijo Winkler. “Creo que eso es más difícil con los republicanos, pero los recursos están ahí. Así que tenemos muchas opciones a las que podríamos recurrir. Lo importante es actuar ahora, porque la gente no puede seguir esperando mientras pasamos este período este invierno.”

 

El senador Eric Pratt, republicano de Lake, presidente del comité de empleos y crecimiento económico del Senado, expresó sus reservas sobre las reservas del presupuesto de gastos, y definitivamente no le gusta la idea de aumentar los impuestos.

 

“No sé si pedirle a la gente que pague más impuestos cuando sus ingresos y sus trabajos están literalmente en peligro es la estrategia correcta”, dijo Pratt.

 

La administración Walz necesita hacer un mejor trabajo comunicándose con los legisladores sobre lo que hay que hacer, dijo Pratt.

 

Mientras tanto, los funcionarios estatales están asegurando a los minesotanos que el Seguro de Desempleo sigue siendo una opción. Los beneficios adicionales de desempleo que fueron financiados por la ayuda federal anterior expirarán a finales de año, según el Comisionado del Departamento de Empleo y Desarrollo Económico Steve Grove. Pero dijo que todavía hay dinero en el sistema.

 

“Por supuesto que en este momento está pidiendo prestado al gobierno federal, como casi todos los estados de la nación”, dijo Grove. “Pero estamos listos para aceptar cualquier afluencia de solicitudes que obtengamos como resultado de esta pausa de cuatro semanas.”