Los latinos y el melanoma

Por Megan Strom

meg_strom@hotmail.com

Después de pasar un invierno largo minnesotano, lo que más anhelamos son los días largos y soleados durante los cuales podemos pasar el día afuera disfrutando del buen tiempo. Las actividades típicas del verano como hacer deportes, ir a la playa o pescar implican pasar mucho tiempo en el so

La revista JAMA Dermatología enfatiza que hace falta publicidad con información sobre las causas y la prevención los efectos dañinos del sol que sea específicamente para la comunidad latina. Se espera que este artículo sirva como primer paso para que nos informemos mejor sobre lo bueno y lo malo del sol.

Lo bueno del sol

Es necesario pasar un poco de tiempo en el sol cada día para recibir los beneficios de la Vitamina D, que incluyen el mejoramiento del sistema inmunológico y la prevención del cáncer y la cardiopatía. Los expertos recomiendan pasar entre 15 y 20 en el sol diario para poder aprovechar de los efectos positivos del sol.

Sin embargo, si uno está expuesto al sol por más de 20 minutos sin protección alguna, puede correr el riesgo de dañar su piel a largo plazo.

Melanoma

El cáncer de piel, o melanoma, es “el crecimiento descontrolado de células anómalas de la piel. Sobreviene cuando el daño en el ADN de las células de la piel…desencadena mutaciones o defectos genéticos que hacen que las células de la piel se multipliquen rápidamente dando lugar a tumores malignos”, (Fundación del Cáncer de Piel)

Según el Instituto Nacional de Cáncer, en lo que va de este año, ya se han reportado dos millones de casos nuevos de cáncer de piel y no cabe duda que este número aumentará.

El Instituto Nacional de Cáncer reporta que la causa principal de este tipo de cáncer es la exposición al sol, específicamente:

  • Las quemaduras de sol: una quemadura severa, que resulta en ampollas, aumenta el riesgo de cáncer de piel
  • La exposición de largo plazo al sol: entre más tiempo uno ha sido expuesto al sol durante su vida, más posibilidad tiene a contraer cáncer
  • Broncearse: entre más tiempo pasa bronceándose, ya sea en la playa o en los salones de bronceado, más posibilidad tiene a contraer cáncer

Otra causa del melanoma es la historia familiar, ya que uno es más susceptible a contraer cáncer si otro miembro de la familia ha sufrido de este tipo de cáncer en el pasado. Finalmente, algunos medicamentos pueden afectar cómo uno reacciona a la exposición solar porque hacen que la piel sea más sensible.

Los latinos y el melanoma

La Fundación de Cáncer de Piel reporta que los latinos piensan, erróneamente, que debido a que tienen la piel más oscura, no corren el riesgo a contraer melanoma. Esto es falso, y los datos lo corroboran: la detección del cáncer de piel en los latinos aumentó en un 26 por ciento en los últimos años. La Fundación asevera que esto se debe a los siguientes datos:

  • Más del 43 por ciento de los hispanos dicen “nunca” o “rara vez” usar bloqueador solar
  • Aproximadamente el 12 por ciento de los latinos de 18 a 29 años reportan haber usado una cama de bronceado en el último año
  • Casi el 40 por ciento de los hispanos se broncean
  • Uno de cada tres latinos se han quemado por el sol en el último año

Protección y prevención

Hay que aprender cómo protegerse de los efectos dañinos del sol, ya que la detección del melanoma en los latinos suele ocurrir más tardío que cualquier otra etnia, reporta la Fundación de Cáncer de Piel.

Aparte de las visitas médicas anuales, uno debe tratar de seguir las siguientes sugerencias para evitar el melanoma:

  • Limitar la exposición al sol entre las diez de la mañana hasta las cuatro de la tarde, ya que el sol es más fuerte durante estas horas
  • Ponerse bloqueador solar con un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de por lo menos 30. Recuerde que se debe aplicar el bloqueador unos 30 minutos antes de salir y que hay que volver a ponérselo después de nadar
  • Llevar ropa que cubra la piel (camisas de manga larga y pantalones)
  • Llevar un sombrero que proteja la cara, el cuello y las orejas

Ya que éste es el tipo de cáncer que es más fácil de curar si se diagnostica y trata a tiempo, La Fundación de Cáncer de Piel sugiere hacerse un autoexamen, revisando:

  • Un crecimiento en la piel que aumenta de tamaño y tiene aspecto nacarado, traslúcido, bronceado, marrón, negro o multicolor
  • Un lunar de nacimiento, o cualquier mancha adquirida marrón que:
    • cambie de color
    • aumente de tamaño o grosor
    • cambie en su textura
    • sea de forma irregular
    • sea mayor de 6 mm o 1/4″, el tamaño de una goma de lápiz
    • aparezca después de los 21 años de edad
  • Una llaga que provoca picor, dolor, costra, erosión o hemorragia
    • Una llaga que no sana en tres semanas

Como con cualquier otra cosa relacionada con su salud, si detecta algo, haga una cita médica para consultarlo con su doctor/a. Recuerde que uno puede disfrutar del verano de una forma saludable si se tienen en cuenta los riesgos que resultan de la exposición solar.

Leave a Reply