Los distritos de Minnesota luchan por encontrar conductores de autobús en el inicio del curso escolar

Los distritos de Minnesota luchan por encontrar conductores de autobús en el inicio del curso escolar

 

Elizabeth Shockman-MPR

 

La escasez de conductores de autobús está añadiendo más incertidumbre y estrés para los estudiantes y las familias al comenzar otro año escolar perturbado por la pandemia.

 

En Minneapolis, el distrito está diciendo a los padres que les pagará por llevar a sus hijos a la escuela porque no hay suficientes conductores para cubrir todas las rutas.

 

El distrito escolar de Stillwater está demandando a su contratista de autobuses por incumplimiento de contrato, argumentando que la compañía ha dejado más del 20% de las rutas del distrito sin cubrir, informó KARE 11.

 

Se espera que los líderes del distrito escolar de St. Paul hablen el martes sobre la escasez de conductores y cómo está respondiendo el distrito.

 

El martes, el Superintendente de las Escuelas Públicas de St. Paul, Joe Gothard, dijo que un contratista de autobuses dejó 40 rutas en la última semana, lo que llevó al distrito a luchar por el transporte.

 

“Sé que esto es extremadamente difícil”, dijo Gothard.

 

Bonos de 3.000 dólares, pero no hay suficientes conductores

 

Kaori Yamada estaba entusiasmada con la idea de subir a sus hijos de preescolar, sexto y octavo grado al autobús para ir a nuevas escuelas este otoño. Pero en agosto, esta madre de Minneapolis recibió un mensaje del distrito diciendo que no tenía suficientes conductores de autobús. Le preguntaron si podría llevar ella misma a los niños a la escuela.

 

“No estoy del todo segura de lo que pasará el 10 de septiembre de llevar a tres niños a dos escuelas con los diferentes horarios de timbre”, dijo. “No lo sé. Volveré a ser una mamá-Uber a tiempo completo”.

 

Yamada y su marido trabajan a tiempo completo, pero tenía la esperanza de poder llegar a un acuerdo para compartir coche con sus vecinos.

 

La escasez de conductores de autobús está afectando a los distritos escolares de todo el país. En Grand Forks, N.D., se ha recurrido a los autobuses urbanos para ayudar a llevar a los alumnos a la escuela. En Pittsburgh, al distrito le faltan más de 400 conductores, lo que deja a casi la mitad de sus alumnos sin transporte en autobús a la escuela.

 

Los responsables de las escuelas públicas de Minneapolis afirman que sólo disponen de dos tercios de los conductores que necesitan. Si esto no cambia, no habrá suficientes conductores para repartir a los niños de forma segura en los viajes en autobús.

 

Los estudiantes irán apretados de tres en tres con máscaras y ventanas abiertas y escotillas en el techo, incluso durante los fríos meses de invierno de Minnesota, dijo Steve Crenshaw, director de transporte del distrito.

 

“La escasez de conductores a nivel nacional, no sólo aquí en Minneapolis, ha sido realmente muy fuerte y constante en los últimos cinco años. Lo que COVID ha aportado es que lo ha agravado”, dijo Lisa Beck, directora ejecutiva de transporte público de las Escuelas Públicas de Minneapolis.

 

Beck, que dijo que el distrito ha estado en todas las ferias de empleo posibles, está ofreciendo una bonificación por contratación de 3.000 dólares, aumentando el salario de los conductores de 20 dólares la hora y pagando a los solicitantes para que se formen para obtener su licencia comercial.

 

Aun así, en agosto tuvo que enviar un mensaje a las familias, pidiéndoles que llevaran a sus propios hijos a la escuela y ofreciéndoles el reembolso del kilometraje.

 

La primera línea de lo que somos

Crenshaw, el director de transporte del distrito de Minneapolis dijo que este año pasará más tiempo haciendo rutas para aliviar la escasez de conductores.

 

“Normalmente soy la última persona en salir”, dijo. “Ahora tenemos muy pocos conductores, pero ya no tenemos ninguno fijo”.

 

Dijo que el año pasado él y su equipo acudieron a trabajar para entregar alimentos y ordenadores a los estudiantes que los necesitaban después de que las escuelas y algunas tiendas cerraran tras el asesinato de George Floyd.

 

Es un trabajo estresante, con largas horas y una exposición constante a niños no vacunados. Ocurre en un mercado laboral competitivo en el que Lyft, Uber, Amazon y otras empresas de transporte también ofrecen incentivos para tratar de atraer a los conductores.

 

“Los salarios deberían subir. Los conductores en este distrito son algunas de las personas de menor categoría, aunque, para mí, son la primera persona que ve un niño. En realidad, para mí, son la primera línea de lo que somos”, dijo Crenshaw.