Los defensores presionan a Minneapolis para que proporcione dinero para apoyar el acceso al aborto

Los defensores presionan a Minneapolis para que proporcione dinero para apoyar el acceso al aborto

Por: Michelle Wiley-MPR

El fondo para el aborto, Our Justice, junto con Pro-Choice Minnesota y los miembros del Ayuntamiento de Minneapolis Aisha Chughtai y Robin Wonsley, han lanzado una campaña para conseguir que la ciudad proporcione financiación directa para el acceso al aborto.

Cuando el Tribunal Supremo de Estados Unidos anuló en junio el caso Roe contra Wade, poniendo fin a la protección constitucional del aborto en todo el país, Minnesota se convirtió en una isla entre los estados circundantes con leyes de aborto restrictivas y servicios limitados. Proveedores y defensores dicen que ya están viendo un aumento en la necesidad de apoyo y servicios.

“Ya estamos en el doble de solicitudes que el año pasado por estas fechas”, dijo Megumi Rierson, directora de comunicaciones del fondo abortista Our Justice.

“Estamos viendo un número significativamente mayor de pacientes que vienen específicamente de Texas, lo que probablemente significará que las solicitudes serán un poco más caras”, continuó, “porque no sólo será la financiación del aborto, sino que también será una cuestión de que consigamos una habitación de hotel para la gente. Y también de pedir ayuda para los viajes”.

Esos gastos de viaje, especialmente ahora con la inflación, pueden ser significativos.

Con varios estados que limitan el acceso al aborto, las pacientes se ven ahora obligadas a buscar citas en lugares lejanos, a menudo con poca antelación. Eso significa reservar un vuelo de última hora, que puede costar cientos -o miles- de dólares, o conducir potencialmente cientos de kilómetros. Y eso sin contar otros gastos, como varias noches de hotel, transporte local, gastos de guardería, posibles pérdidas de salario y el coste del propio procedimiento.

Rierson dijo que están pidiendo a la ciudad que cree una partida general en el presupuesto de 800.000 dólares que iría al fondo. Sería gestionado por el departamento de salud de la ciudad, y estaría disponible a través de un proceso abierto de solicitud de propuestas a “cualquier grupo que opere en Minneapolis para proporcionar atención de fondos para el aborto, financiación del aborto, apoyo práctico y apoyo para viajes y alojamiento”.

Hasta ahora, varios miembros del ayuntamiento de Minneapolis han dicho que apoyarían el fondo. Otros no respondieron, o dijeron que no han tenido tiempo de revisar la propuesta.

En cuanto a la creación de un fondo para el aborto, Frey dijo que ninguna idea está “actualmente fuera de la mesa”.

“Me encanta la propuesta, en el sentido de que queremos tener un fondo que esté disponible para las personas que tienen acceso, o que necesitan acceso a él, necesitan ser capaces de llegar a nuestra ciudad, llegar a nuestro estado, para tener abortos seguros porque vemos nuestro estado como un refugio seguro”, dijo el alcalde. “Cómo se financia exactamente y de dónde procede, es parte del trabajo que hay que hacer ahora de cara al futuro. Y también dónde se utilizan mejor los recursos de nuestra ciudad”.

Algunos defensores afirman que este modelo, consistente en que las organizaciones establecidas soliciten la financiación y luego la distribuyan entre las personas de sus redes, es la mejor manera en que las ciudades pueden garantizar que la ayuda financiera llegue rápidamente al lugar adecuado.

“Cuando una ciudad estudia la posibilidad de financiar una iniciativa, a menudo resulta más eficaz poner en marcha ese programa financiando el trabajo que ya se está realizando en la comunidad. Y esa es una forma de que el dinero público se incorpore inmediatamente a un trabajo importante que ya está en marcha”, dijo Neesha Davé, subdirectora del Lilith Fund, con sede en Texas.

Ella trabajó previamente en una oficina del ayuntamiento de Austin cuando se aprobó la enmienda presupuestaria en 2019 para crear un fondo que ayudara a pagar los costos asociados con los abortos, como el cuidado de los niños, el alojamiento y los viajes.

“Las organizaciones de acceso al aborto, como los fondos de aborto y las organizaciones de apoyo práctico, tienen una rica experiencia en ayudar a las personas a acceder a la atención del aborto, y en llenar los vacíos donde los gobiernos han fallado”, dijo Davé.

Rierson dijo que en este momento están trabajando en reunir apoyo público para esta campaña. Hasta el 21 de julio, tenían unas 3.000 firmas en una petición en línea. Tienen previsto entregar las firmas al alcalde a mediados de agosto, antes de que presente su propuesta de presupuesto.