Los adultos también necesitan vacunas

Por Minnesota Department of Health

Miles de residentes de Minnesota se enferman cada año debido a la gripe, también conocida como la influenza. Esto puede provocar que pierdan días de trabajo y de escuela. Si bien la mayoría de las personas se mejoran, la gripe puede ser lo suficientemente peligrosa como para derivar en una hospitalización e, incluso, en algunos casos, la muerte. Usted y su familia pueden protegerse mediante la vacunación contra la gripe todos los años. Las personas mayores de 6 meses deben vacunarse, pero la vacunación es especialmente importante para los niños pequeños, las mujeres embarazadas, las personas mayores, y las personas con problemas de salud prolongadas. Nadie debe dejar de vacunarse contra la gripe, ya que incluso las personas sanas pueden enfermarse gravemente a causa de la gripe.

Junto con la vacuna contra la gripe, los adultos necesitan otras vacunas. Algunas enfermedades son más comunes o más peligrosas a medida que las personas envejecen, pero las vacunas pueden ayudarles a mantenerse sanas. Algunos adultos pueden no haber recibido ciertas vacunas porque no estaban disponibles cuando ellos eran niños. Todos los años, miles de adultos en los Estados Unidos sufren enfermedades graves que podrían haberse prevenido mediante la vacunación. Consulte al personal de la clínica sobre las siguientes vacunas en su próxima visita:

Tétanos, Difteria, Tos Ferina (Td o Tdap): todos los adultos necesitan una dosis de la vacuna Tdap y, posteriormente, una dosis de la vacuna Td cada 10 años. Las mujeres embarazadas necesitan una dosis de vacuna Tdap en cada embarazo.

Sarampión, Paperas, Rubéola (MMR): muchos adultos necesitan una segunda dosis de esta vacuna para estar completamente protegidos contra el sarampión. Esta vacuna también protege contra las paperas y la rubéola.

Varicela: usted puede necesitar esta vacuna si nunca tuvo varicela.

Virus del papiloma humano (VPH): si tiene 26 años o menos, asegúrese de vacunarse contra ciertos tipos de cáncer.

Herpes Zóster: los adultos mayores pueden necesitar esta vacuna para estar protegido contra esta enfermedad. El herpes zóster causa una erupción en la piel muy dolorosa que puede durar varios meses.

Los adultos que tienen afecciones prolongadas como la diabetes o el asma pueden sufrir un mayor riesgo de presentar problemas si se enferman. Incluso si usted suele sentirse saludable, estas afecciones pueden empeorar cuando el cuerpo está luchando contra otras enfermedades como la gripe o la neumonía. Si consulta a su médico por cualquier afección prolongada, pregúntele si necesita alguna de las siguientes vacunas:

Vacuna Antineumocócica: hay dos tipos de vacunas antineumocócicas. Consulte a su médico si usted necesita ambas. Las vacunas ayudan a prevenir las infecciones en los pulmones, en la sangre, y en el revestimiento del cerebro o de la médula espinal.  

Vacuna Meningocócica: esta vacuna protege contra una infección poco frecuente, pero peligrosa.

Vacuna contra la Hepatitis A y la Hepatitis B: estas vacunas protegen contra los virus que causan enfermedades en el hígado.

Si viaja fuera de los Estados Unidos, es posible que necesite otras vacunas. Pregunte en su clínica qué puede necesitar tan pronto como conozca sus planes de viaje.

Las vacunas se necesitan a lo largo de toda la vida para que estemos saludables. Hable con el personal de la clínica sobre las vacunas que necesita. Si está preocupado por el costo de las vacunas, hable con el personal de la clínica. Hay algunas clínicas en Minnesota que ofrecen vacunas gratuitas o de bajo costo para las personas que no tienen seguro médico.