La viruela del mono no se convertirá en pandemia, pero hay muchas incógnitas

La viruela del mono no se convertirá en pandemia, pero hay muchas incógnitas

 

Por: The Associated Press

La principal experta en viruela del mono de la Organización Mundial de la Salud dijo que no espera que los cientos de casos reportados hasta la fecha se conviertan en otra pandemia, pero reconoció que todavía hay muchas incógnitas sobre la enfermedad, incluyendo cómo se está propagando exactamente y si la suspensión de la inmunización masiva contra la viruela hace décadas puede estar acelerando de alguna manera su transmisión.

 

En una sesión pública celebrada el lunes, la Dra. Rosamund Lewis, de la OMS, dijo que era fundamental subrayar que la gran mayoría de los casos que se están observando en decenas de países en todo el mundo corresponden a homosexuales, bisexuales u hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, para que los científicos puedan seguir estudiando la cuestión y para que las personas en riesgo tengan cuidado.

 

“Es muy importante describir esto porque parece ser un aumento en un modo de transmisión que puede haber sido subestimado en el pasado”, dijo Lewis, líder técnico de la OMS sobre la viruela del mono.

 

“Por el momento, no nos preocupa una pandemia mundial”, dijo. “Nos preocupa que las personas puedan adquirir esta infección a través de una exposición de alto riesgo si no tienen la información necesaria para protegerse”.

 

Advirtió que cualquier persona está en riesgo potencial de contraer la enfermedad, independientemente de su orientación sexual. Otros expertos han señalado que puede ser accidental que la enfermedad se haya detectado por primera vez en hombres homosexuales y bisexuales, y han dicho que podría extenderse rápidamente a otros grupos si no se frena. Hasta la fecha, la OMS ha dicho que 23 países que no habían tenido viruela del mono han notificado ya más de 250 casos.

 

Lewis dijo que se desconoce si la viruela del mono se transmite por vía sexual o sólo por el contacto estrecho entre personas que mantienen relaciones sexuales y describió la amenaza para la población en general como “baja”. Se sabe que la viruela del mono se transmite cuando hay un contacto físico estrecho con una persona infectada o con su ropa o sábanas.

 

También advirtió que entre los casos actuales hay una mayor proporción de personas con menos lesiones que están más concentradas en la región genital y a veces son casi imposibles de ver.

 

“Pueden tener estas lesiones durante dos o cuatro semanas (y) pueden no ser visibles para los demás, pero pueden seguir siendo infecciosas”, dijo.

 

La semana pasada, un alto asesor de la OMS dijo que el brote en Europa, EE.UU., Israel, Australia y otros países estaba probablemente vinculado a las relaciones sexuales en dos raves recientes en España y Bélgica. Esto supone un cambio significativo respecto al patrón típico de propagación de la enfermedad en África central y occidental, donde las personas se infectan principalmente a través de animales como roedores y primates salvajes, y las epidemias no han cruzado las fronteras.

 

Los científicos aún no han determinado si el brote de viruela del mono en los países ricos puede atribuirse a África, pero la enfermedad sigue enfermando a personas en el continente. El lunes, las autoridades nigerianas confirmaron su primera muerte por viruela del mono este año, además de otros seis casos. La OMS afirma que cada año se registran miles de casos en Nigeria y el Congo.

 

La mayoría de los pacientes con viruela del mono sólo experimentan fiebre, dolores corporales, escalofríos y fatiga. Las personas con una enfermedad más grave pueden desarrollar una erupción y lesiones en la cara y las manos que pueden extenderse a otras partes del cuerpo. No se han registrado muertes en el actual brote fuera de África.

 

Lewis, de la OMS, dijo también que, aunque los casos anteriores de viruela del mono en África central y occidental han estado relativamente contenidos, no estaba claro si la gente podía contagiar la viruela del mono sin síntomas o si la enfermedad podía transmitirse por el aire, como el sarampión o el COVID-19.

 

La viruela del mono está relacionada con la viruela, pero tiene síntomas más leves. Después de que la viruela se declarara erradicada en 1980, los países suspendieron sus programas de inmunización masiva, una medida que algunos expertos creen que puede estar ayudando a la propagación de la viruela del mono, ya que ahora hay poca inmunidad generalizada a las enfermedades relacionadas; las vacunas contra la viruela también son protectoras contra la viruela del mono.

 

Lewis dijo que sería “desafortunado” que la viruela del mono pudiera “aprovechar el vacío de inmunidad” que dejó la viruela hace 40 años, y afirmó que todavía había una oportunidad para cerrar el brote, de modo que la viruela del mono no se afianzara en nuevas regiones.