La Mujer Salvaje, la loca y la heroína.

¡Si nunca te han llamado mujer imposible, desafiante, incorregible… ten fe… todavía hay tiempo para que esto suceda! -Clarissa Pinkola Estés.

Esta fue mi respuesta al mensaje de mi amiga, bueno técnicamente no es mía, es de Clarissa (Pinkola Estés) pero mi respuesta a su mensaje iba en la forma de una imagen con esta cita. Se lo envié como respuesta a un mensaje que me enviara mi amiga diciendo que se sentía criticada por la mayoría de las personas a su alrededor. Mi amiga, una de las mujeres más inteligentes que conozco, una mujer que ha escogido varios caminos “poco tradicionales”. Mi amiga del alma, quien además de ser mi amiga desde que se nos cayeron los primeros dientes, también es doctora en Filosofía y profesora, me comentaba que se sentía que tenía a todo el mundo en contra por expresar sus ideas “poco tradicionales” acerca de la mujer y el parto que es su área de especialización. También me pidió que le recomendara un libro “para tomar fuerzas y acordarme que la gente que cambia el mundo siempre le llaman loca”, le dije que si necesitaba alguna confirmación o reafirmación de que andaba por el camino correcto que se leyera el libro de donde provino la cita (Mujeres que Corren con los Lobos).

Asimismo, recurrí a otros clichés (que no porque lo sean dejar de ser ciertos): que el mundo no lo han cambiado las personas que siguen a otros, que, si sus ideas ayudan a mejorar la vida de una mujer, aunque sea, una persona de cientos de miles, que vale la pena, que se despreocupe por lo que piensa el resto. En el caso de la historia de las mujeres particularmente, la mayoría de las ideas que han avanzado nuestro bienestar civil, social y económico, se consideraron revolucionarias, si nos dejáramos llevar por la norma estaríamos todavía en el siglo pasado. No estoy diciendo que sea una tarea fácil, por eso a veces es necesario un poco de ayuda.

El arquetipo de la mujer salvaje, según lo describe Clarissa Pinkola Estés, es aquella parte de una mujer que se encuentra en su estado natural (salvaje), es la parte de sí misma que está conectada a la intuición, es esa parte que está conectada con el llamado de su alma, “la que sabe”, es la que ama y conserva su libertad y cultiva su creatividad (en todos los sentidos). A veces nos desconectamos de ella, pero ella siempre está ahí porque vive en nosotras, estamos hechas de ella, y aunque a veces perdemos el camino para llegar donde ella, es posible recuperarlo. Su libro “Las Mujeres que Corren con los Lobos” traza el camino hacia este rencuentro.

Lo maravilloso de los arquetipos, es que como son ideas universales que viven en el inconsciente se repiten a través de personas, generaciones, países, y formas de expresión. Por ejemplo, si alguna vez has tenido la oportunidad de observar las cartas del tarot, quizás has podido notar que están llenas de personajes y símbolos que no son otra cosa que arquetipos que expresan partes de nosotras mismas o situaciones en las que nos encontramos en determinado momento (he resumido este concepto en brevísimas palabras para propósitos de esta lectura, que me perdonen las diosas del tarot). La primera carta de la arcana mayor es la que corresponde a “El loco” (The fool) o “La loca”, ¿por qué no? He adaptado algunas definiciones de esta carta que encontré en la web para mostrar su significado:

Es la caracterización de ‘carpe diem’ (vive el momento) por excelencia, representa aquel deseo de abandonarlo todo y lanzarse a la aventura, ese deseo de libertad que tiene que ir acompañado por la confianza en sí misma y un fuerte poder de decisión para no perderse en el camino.”

Una joven de mirada soñadora y extravagante atuendo camina hacia las grandes cumbres del mundo, rozando el borde de un precipicio. Pero no corre riesgo alguno, parece como si estuviera protegida por unos ángeles, lista para sostenerla en caso de precipitarse al vacío. Muchos símbolos están reunidos en esta carta que, según el masón británico, tiene un significado  positivo, pues la insensatez tradicionalmente atribuida a “El Loco” se convierte aquí en una especie de <<locura divina>>.

Todo iniciado parece loco por algún aspecto de su comportamiento, que escapa de las normas comunes. <<La sabiduría iniciática parece locura para el buen sentido vulgar. Una leyenda peúl dice que hay tres clases de locos: el que tenía todo y pierde todo bruscamente; el que no tenía nada y adquiere todo sin transición; el loco, enfermo mental. Se podría añadir un cuarto: el que sacrifica todo, para adquirir la sabiduría, el iniciado ejemplar>> (HAMK, 33). El loco simboliza en este sentido al que desafía todas las normas de éxito y opinión.”

Yo no sé a ustedes, pero a mí me recuerda mucho a la mujer salvaje, esa parte de nosotras que va decidida a encontrar su llamado, a escuchar a su alma, protegida y sostenida por algo que vive muy dentro de ella, la certeza de que está respondiendo al llamado correcto. En palabras de Joseph Campbell, en su libro “El héroe de las mil caras”:

Para aquellos que no han rechazado la llamada, el primer encuentro en su viaje heroico es una figura de protección (a menudo una vieja bruja o un hombre de edad) que ofrece al aventurero algún amuleto contra las fuerzas negativas que está a punto de enfrentar. Lo que representa esta figura es el benigno, protector poder del destino…. el poder protector está por siempre presente dentro mismo o justo a la vuelta de las circunstancias desconocidas del mundo. Solo hay que conocer y confiar, y aparecerán los guardianes eternos. El héroe encuentra todas las fuerzas del inconsciente de su parte, respondiendo a su llamada y continuando con valentía de su lado a medida que los acontecimientos se desarrollan. La propia Madre Naturaleza apoya la gran tarea. Y en la medida en que la conducta del héroe coincide con aquello que su sociedad requiere, él parece cabalgar a lomos del poderoso ritmo de la historia”.

Llámate mujer salvaje, loca o heroína, si lo que haces te apasiona, si tus sueños no te sueltan, si el llamado viene desde lo más profundo de tus huesos, confía que vas por el camino correcto y las fuerzas estarán ahí para ayudarte, aun cuando seas criticada o nadie crea en ti, lo único que necesitas es confiar en ti misma.

Lola

Recuerda, si te gustó este artículo y quieres recibir más información sobre el tema o continuar la conversación con Lola, regístrate en http://bit.ly/cafeconlola