La Mitología y su injusticia a la inmigración

Por: Sam Hernández

(continuación de serie de mitos sobre la inmigración)

 

El mito número 7 infiere que los inmigrantes les quitan los buenos trabajos a los ciudadanos estadounidenses.

 

El mito número 7 está lejos de ser cierto. Incluso la palabra “bueno” es cuestionable o inapropiado en la oración. En general, el trabajo inicial de los inmigrantes, especialmente los indocumentados, es y siempre ha sido trabajos que no son “buenos”. Históricamente, los blancos estadounidenses han sido adoctrinados con la actitud de que son un grupo especial. Esta actitud genera que menos precien el tipo de trabajo que los inmigrantes recién llegados realizan, catalogando estos como trabajos “humildes” para ellos. Lo siguiente demuestra, en parte, como el sistema de racismo es utilizado para fortalecer el sentido de superioridad. De que uno puede ser superior sobre el otro.

 

La historia, la cultura, la actitud y el comportamiento nos han enseñado, evolutivamente, nuestro lugar, como grupos, en el esquema de las cosas. Piense en estas cuatro fuerzas conectadas entre sí, como un reloj con la palabra historia a mediodía, cultura a las 3:00, actitud a las 6:00 y comportamiento a las 9:00, con una flecha en / hacia cada uno. Marcamos (nos comportamos) en función de estas 4 fuerzas.

 

La esclavitud comenzó en gran parte desde el militarismo de antes de Cristo. Los prisioneros se convirtieron en esclavos. La casta o la clase no importaban. Fueron prisioneros, por tanto, fueron esclavos hasta el final de la guerra. El tiempo mostró los beneficios del trabajo y el sistema de esclavitud. Pronto, otras razones provocarían la esclavitud. Pero los prisioneros/esclavos fueron los primeros en ser “castigados” para ser los grupos más bajos. Incluso los prisioneros blancos, independientemente de su clase, sirvieron inicialmente como esclavos. La esclavitud se hizo común en lo que hoy es Europa. Europa se volvió poderosa militarmente con gobiernos monárquicos con elitismo de la iglesia y el estado. Cuando los ingleses se acercaron a lo que fue la esclavitud estadounidense, la esclavitud era aceptada culturalmente, ya que las naciones no blancas fueron colonizadas. La esclavitud negra e incluso india se convirtió en una forma de vida (cultura) para los dueños blancos de esclavos y sus familias.

 

La élite blanca, aristócratas, industriales, políticos, abogados, etc. – comenzaron a establecer una forma (cultura) para que su “sistema” mantuviera la esclavitud y enseñara una justificación afirmativa para ello. La iglesia encontró una manera de mostrar que en la Biblia tenía elementos que indicaban que la esclavitud era un resultado lógico ya que claramente había personas inferiores que merecían ser colocadas en la casta más baja para que la casta superior pudiera “salvarlos.” Algunos ejemplos de “sistemas” para enseñar la “lógica” de casta y clase son: política/gobierno, economía (empleadores y pago) educación, salud, policía, ejército, bancos, vivienda, etc. La Guerra Civil demostró que no todos los blancos creían en la esclavitud. Nuestro estado actual de racismo sistémico y la reacción de los no blancos por los derechos civiles/humanos, especialmente el movimiento de Black Lives Matter, muestra que la mayoría de los blancos todavía registran una actitud y un comportamiento que demuestra que, simplemente siendo blancos, son de la casta superior y los no blancos son de la casta baja. Dentro de estas dos castas hay subastas, determinadas por las castas principales. Por ejemplo, ambos utilizan el grado de piel oscura como medida perjudicial. Otro es el tipo de trabajo al que uno “pertenece” basado en el color de la piel. La “clase” determina principalmente su nivel socioeconómico. Los no blancos de casta baja a veces pueden conseguir trabajos, ingresos y puestos de clase superior, a pesar de esto permanecerán etiquetados en la casta baja, lo que generalmente se demuestra por la actitud y el comportamiento de los blancos. Puedes ser blanco de clase baja e incluso trabajar junto a trabajadores de clase/casta baja y seguirás siendo de casta alta mientras seas blanco.

 

El tipo de trabajo que realizan la mayoría de los inmigrantes es físicamente extenuante, sucio, peligroso, simple y rutinario, con salarios bajos, etc. El trabajo realizado es generalmente el trabajo básico (fundamental) de una industria o el servicio doméstico subordinado directo a las personas. Algunos ejemplos de estos son: trabajadores agrícolas migrantes. Trabajadores de línea en empacadoras de verduras y en plantas de envasado de carne. Viveros de plantas. Granjas lecheras. Limpieza de tierras arables para cultivos. Servicio de mucama en domicilios, moteles, hoteles, geriátricos (asilo de ancianos). Servicio de conserje/cocina en restaurantes. Muelles de carga. Todos son de salario bajo, a menudo salario mínimo, sin cobertura médica/de seguro o seguridad. Este no es el tipo de trabajo que buscan los blancos. Es del tipo de trabajo al que se abstienen.

 

Tanto Trump como Biden declararon que este tipo de trabajo es esencial. Sin embargo, a la mayoría de los trabajadores se les paga menos por el trabajo que antes del coronavirus.

 

Las personas de casta o clase alta no hacen este tipo de trabajo. Esperan a las personas inmigrantes que no son blancas. Este tipo de trabajo de baja clase/casta “les pertenece” a ellos y ellos “pertenecen” a él (actitud y comportamiento). En estos momentos está en marcha un movimiento para eliminar el racismo sistémico en todos los aspectos de la sociedad que incluye un trabajo y pago digno para todos. La casta superior luchará contra él. Será una batalla contenciosa, pero vivir en estado digno es un derecho civil y humano que debe ser aceptado. Debe dejar de ser la secuela de la esclavitud.