La Ley “Yo soy Vanessa Guillén” supone una reforma militar “histórica” mientras se sigue pidiendo justicia

La Ley “Yo soy Vanessa Guillén” supone una reforma militar “histórica” mientras se sigue pidiendo justicia

Mientras una nueva ley añade protecciones para las víctimas de la violencia sexual, la madre de la soldado asesinada en Fort Hood espera “conocer la verdad de lo que le ocurrió” a su hija.

 

Por Nicole Acevedo-NBC

 

Las peticiones de justicia por el asesinato de la soldado del ejército Vanessa Guillén han sido en parte respondidas mientras los familiares, legisladores, celebridades y defensores celebran la aprobación de la Ley Yo Soy Vanessa Guillén para ayudar y proteger a las víctimas de la violencia sexual en el ejército.

 

“La mejor manera de honrar a mi hermana era que se hiciera historia en su honor, en su memoria”, dijo Mayra Guillén, la hermana mayor de Vanessa, en una conferencia de prensa el jueves.

 

Vanessa Guillén, de 20 años, era una soldado de primera clase destinada en Fort Hood, Texas. Fue vista por última vez en un aparcamiento de la base en abril de 2020. Sus restos desmembrados fueron encontrados cerca de la base dos meses después. Fue ascendida a especialista a título póstumo.

 

La familia de Guillén dijo que ella había contado a sus parientes y colegas en Fort Hood, que tiene una de las tasas más altas de asesinatos, agresiones sexuales y acoso en el Ejército.

 

Partes clave de la Ley “Yo soy Vanessa Guillén” se convirtieron en ley tras ser incluidas en la Ley de Autorización de la Defensa Nacional, de 770.000 millones de dólares, que el presidente Joe Biden firmó el 27 de diciembre. Incluye la tipificación del acoso sexual en el Código Uniforme de Justicia Militar, la mejora de la forma en que ciertos oficiales responden a las ofensas relacionadas con el sexo a través de investigaciones independientes y la eliminación de la decisión de procesar los casos de mala conducta sexual de las cadenas de mando de los miembros del servicio.

 

“Nuestros soldados están protegidos con libertades, derechos y protecciones que nunca antes habían tenido”, dijo en la conferencia de prensa Natalie Khawam, abogada de la familia Guillén. “Hemos perdido a Vanessa, pero hemos ganado derechos para nuestros militares y nuestros miembros del servicio”.

 

La nueva ley excluye a los mandos de participar en las investigaciones de acoso sexual o agresión sexual de los militares, ordenándoles que soliciten investigaciones independientes en un plazo de 72 horas tras recibir las quejas formales de los miembros de las fuerzas armadas. Los mandos también deben remitir las denuncias a sus siguientes oficiales superiores en la cadena de mando, que están autorizados a convocar consejos de guerra generales.

 

Para reforzar la supervisión, la ley también crea un mecanismo de seguimiento de las denuncias de represalias por parte de las víctimas de conductas sexuales inapropiadas y traslada las decisiones de los fiscales en los casos de represalias a fiscales especiales.

 

“Este es un momento histórico”, dijo la cantante Gloria Estefan, que destacó el caso de Guillén en su programa de entrevistas hace casi dos años. “Vanessa está cambiando el mundo”.

 

La representante Sylvia García, demócrata de Texas, que ha estado ayudando a los Guillén durante meses, dijo: “Los dirigentes que fallaron a Vanessa han sido destituidos de sus cargos.”

 

El cabo Aaron Robinson, de 20 años, se disparó y se suicidó cuando la policía se desplazó para arrestarlo en relación con la desaparición y la muerte de Guillén, dijeron las autoridades en julio de 2020. Poco después, una mujer identificada como la novia de Robinson, Cecily Aguilar, fue arrestada por cargos federales de manipulación de pruebas y fue acusada de ayudar a Robinson a deshacerse del cuerpo de Guillén.

 

Aguilar, de 23 años, se declaró inocente el año pasado. El jueves se denegó su petición de desestimación de la acusación.

 

Gloria Guillén, la madre de Vanessa, dijo que, aunque está orgullosa de la nueva ley, “lo que realmente quiero es justicia para mi hija”.

 

“Una nueva generación de jóvenes será protegida gracias a la trágica muerte de mi hija. Y ella es la única que sabe lo que pasó”, dijo Gloria Guillén en español. “Sólo espero que se haga justicia y que se sepa la verdad de lo ocurrido”.