Inquilinos ganan la propiedad de vivienda sobre propietario negligente

Por Max Nesterak – 19 de mayo de 2020

 

Treinta y ocho familias del sur de Minneapolis obtendrán la propiedad de sus cinco edificios de apartamentos después de pasar años luchando con su propietario, Stephen Frenz, que había estado tratando de desalojarlos.

“Esta es una victoria asombrosa. Estoy tan feliz”, dijo Chloe Jackson en un comunicado el lunes. Ella es residente de una de las propiedades y presidenta de la junta del grupo de derechos de los inquilinos, llamado Inquilinxs Unidxs Por Justicia.

En 2017, se le prohibió a Frenz mantener licencias de alquiler en Minneapolis durante cinco años debido a negligencia crónica, fraude e infestaciones de plagas. Luego fue dueño de más de 60 edificios de apartamentos en Minneapolis y se enfrentó a una de las mayores demandas colectivas contra un propietario privado en el país.

Llegó a un acuerdo por un monto récord de 18,5 millones de dólares y cumplió condena en el centro de trabajo del condado de Hennepin por perjurio relacionado con el caso. Pero mantuvo la propiedad de viviendas, que fueron administradas por un administrador nombrado por el tribunal.

Mientras que 38 familias en cinco edificios trataron de formar una cooperativa y comprarle sus edificios, Frenz había estado tratando de desalojarlos durante el último año, diciendo que necesitaba desocupar las propiedades para venderlas.

El desalojo parecía seguro una vez que la pandemia golpeó, ya que las familias – la mayoría de las cuales son inmigrantes y no tienen atención de salud o acceso a los beneficios del gobierno – habían hecho colectivamente una huelga de alquiler. Decidieron juntar su dinero para ayudarse mutuamente a comprar comestibles o pagar las cuentas médicas en caso de que alguien se enfermara con COVID-19.

El alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, elogió la venta, que será financiada en parte con un préstamo sin intereses de la ciudad.

“Este esfuerzo de colaboración refleja que el gobierno local ha hecho bien”, dijo Frey en un comunicado. “Un trabajo como este deja claro el valor de la persistencia en la lucha por nuestros residentes y la dedicación estratégica de recursos para aumentar la estabilidad de la vivienda, incluso en tiempos de crisis”.

El Land Bank Twin Cities compró las cinco propiedades del barrio de Corcoran por 7,1 millones de dólares con un préstamo de la ciudad y del Local Initiatives Support Corporation – Twin Cities (LISC-Twin Cities). Las dos entidades también proporcionarán financiamiento para hacer las reparaciones necesarias en las propiedades.

En los próximos dos años, el Land Bank Twin Cities transferirá la propiedad de las propiedades a los residentes, que han llamado a los edificios la “Comunidad Cielo sin Límites”.

Planean ser dueños de los edificios como una cooperativa y permitir que más familias se muden – sólo 34 de las 69 unidades están ocupadas actualmente.

“Estoy eufórica” dijo la residente Vanessa Del Campo Chacón en un comunicado el lunes. “Este es el resultado de mucho trabajo arduo y duro, y creo que esta victoria se sentirá en toda la ciudad.”