Infante de la marina de Minnesota muere a tiros en cuarteles de Washington

Associated Press

Un infante de la marina estadounidense de 20 años, de Minnesota, murió en un tiroteo en el cuartel de infantes de marina en Washington, DC, dijo su madre el miércoles 2 de enero.

Markelle Kuznia comunicó a The Associated Press que los militares le notificaron a última hora el martes que su hijo, Riley Kuznia, murió temprano esa mañana. Kuznia dijo que el ejército no le ha proporcionado detalles de la muerte de su hijo.

El Cuerpo de los Marines de EE. UU. dijo en un comunicado que el tiroteo estaba bajo investigación y que no había peligro para los residentes locales, ya que el evento ocurrió dentro de los terrenos en los cuarteles marinos 8 y I. El portavoz de los Marines, el Sargento John Jackson, dijo que la herida “no fue auto infligida”.

Kuznia dijo que su hijo sentía que era su deber servir.

“No ingresó a la Infantería de la Marina por no saber lo que quería hacer”, dijo el miércoles a MPR News. “Entró en la Infantería de la Marina con la intención de ‘esto es lo que quiero hacer’. Se unió a la Infantería de la Marina porque era la más difícil de todas las ramas. Riley Kuznia dijo: “si puedo sobrevivir a la Infantería de la Marina, puedo superar cualquier cosa”.

Kuznia se unió a la Infantería de la Marina después de graduarse de Tri-County High School en 2017, dijo.

Su madre agregó que a Kuznia le encantaba el estilo de vida al aire libre del norte de Minnesota y que era un ávido jugador de hockey, cazador y pescador. Era un hombre joven con sus ojos en el futuro.

“Amaba a su país y siempre sintió que debía servir a su país. Y cuando salió tenía sus metas”, dijo. “Quería comenzar su propia empresa de construcción, casarse con su novia de secundaria y tener hijos”.

Markelle Kuznia habló por última vez con su hijo cuando estaba en casa para Navidad. Hicieron un viaje familiar a Duluth y a la costa norte. El sábado pasado, regresó a su puesto en el histórico cuartel de infantes de la marina en Washington, D.C.

Le envió un mensaje a su madre la noche antes de ser asesinado.

“Me envió un mensaje de texto en la víspera de Año Nuevo y me preguntó si había recibido un paquete para su abuelo que le había mandado para las navidades pero nunca le llegó, y eso fue lo último que supe de él”.

El Washington Post, citó dos fuentes con conocimiento sobre la  investigación, informa que Kuznia parece haber sido golpeado por una ronda que un compañero disparó accidentalmente.

El Departamento de Policía Metropolitana de Washington, D.C., dijo que los oficiales respondieron a los cuarteles de la Infantería de Marina justo después de las 5 a.m. en el día de Año Nuevo. El informe policial disponible para el público incluye pocos detalles, pero dice que otra persona en la escena “había estado manejando un arma de fuego”.

A pesar de las medidas para salvar vidas, Riley Kuznia fue declarado muerto en un hospital menos de una hora después.

En una breve declaración publicada el martes, el Cuerpo de Marines dijo que “el comando está haciendo todos los esfuerzos para cuidar de los involucrados”, especialmente la familia y los amigos del Marino.

El gobernador electo de Minnesota, Tim Walz, tuiteó sus simpatías con la familia de los marines el miércoles.

“Estamos siempre agradecidos por su servicio a nuestro estado y a nuestro país”, dijo Walz. “Que su familia encuentre paz y fortaleza en el derramamiento de amor y apoyo de la comunidad”.

https://www.mprnews.org/story/2019/01/02/minnesota-marine-shot