Gisela Medina comparece ante el tribunal acusada de ayudar a un donante del GOP en el tráfico sexual de menores

Gisela Medina comparece ante el tribunal acusada de ayudar a un donante del GOP en el tráfico sexual de menores

 

Por Caroline Cummings-CBS Minnesota

 

Una estudiante de la Universidad de St. Thomas, ahora suspendida, que era la presidenta de la sección del Partido Republicano de su universidad, compareció ante el tribunal federal el lunes, enfrentándose a los cargos de haber conspirado con un importante donante y activista republicano para traficar con menores con fines sexuales.

 

Gisela Castro Medina, de 19 años, y Anton “Tony” Lazzaro, de 30, se enfrentan a cargos federales por haber reclutado supuestamente a seis víctimas menores de edad para que participaran en actos sexuales comerciales, según los fiscales federales.

 

Un juez federal de Florida -donde Medina fue detenida la semana pasada y tuvo su primera comparecencia ante el tribunal- desveló la acusación en la que se la nombra como coacusada que presuntamente ayudó a Lazzaro, cuyos cargos fueron anunciados públicamente la semana pasada por la Fiscalía del Distrito de Minnesota.

 

Medina se enfrenta a siete cargos federales, incluyendo un cargo de conspiración para cometer tráfico sexual de menores, cinco cargos de tráfico sexual de menores y un cargo de obstrucción. El FBI cree que podría haber más víctimas y anima a las personas que dispongan de más información a presentarse.

 

Las acusaciones de tráfico sexual han sacudido al Partido Republicano de Minnesota en los últimos días. Lazzaro dio decenas de miles de dólares a las campañas republicanas, a las unidades del partido y a los comités de acción política en los últimos años, y sus estrechos vínculos con Jennifer Carnahan, la presidenta estatal del partido, han provocado peticiones de dimisión.

 

Paul Gazelka, el principal republicano en el Senado de Minnesota que está considerando una candidatura a gobernador, dijo en un tweet el lunes que está difiriendo a los funcionarios del partido para tomar una decisión sobre su liderazgo.

 

Varios republicanos y el partido estatal se han comprometido a donar las contribuciones de Lazzaro a la caridad. Carnahan hasta ahora se ha negado a dar un paso al costado; califica los ataques contra ella como un “golpe coordinado”.

 

“Establece un peligroso precedente para nuestra organización y el futuro de nuestro país asumir la ‘culpabilidad por asociación'”, escribió Carnahan en una carta a los miembros del comité ejecutivo del partido. “No tuve conocimiento directo ni estuve de ninguna manera involucrada en las presuntas actividades delictivas emprendidas por el señor Lazzaro”.

 

En esa misma carta, pedía que en su próxima reunión emitieran un voto de confianza o no confianza en su capacidad de liderazgo. Recientemente fue elegida para un tercer mandato como presidenta.

Los documentos de acusación no detallan cómo se conocían Medina y Lazzaro. Según sus páginas en las redes sociales, ella trabajaba en MN Property Management Company, una empresa para la que Lazzaro figura como “agente registrado”, según los registros estatales.

 

Lazzaro, a través de su abogado, niega las acusaciones en su contra. Medina contratará un abogado privado y sólo respondió a las preguntas básicas que se le hicieron en el tribunal, como identificarse y su fecha de nacimiento. Las presuntas víctimas estuvieron escuchando el proceso judicial por teleconferencia.

 

Medina será trasladada a Minnesota desde Florida para futuros procedimientos judiciales y permanecerá bajo custodia. Lazzaro permanece bajo custodia a la espera de una audiencia de detención formal que estaba originalmente programada para el lunes, pero que se ha trasladado al 24 de agosto.

 

La Universidad de St. Thomas dijo en un comunicado que su código de conducta dice que los estudiantes acusados de un delito grave “serán suspendidos provisionalmente en espera de nuevos procedimientos.”

 

Los republicanos universitarios de Minnesota condenaron en un comunicado las acusaciones contra Medina, presidente de la sección del GOP de St. Thomas. El grupo dijo que está “absolutamente asqueado por las acciones de la Sra. Medina, y han cortado todos los lazos con ella con efecto inmediato.”