Estudiantes latinos y estudiantes de inglés merecen más de parte del sistema educativo de Minnesota

La visión sin estrategia se queda corta, y los mandatos sin responsabilidad acaban fracasando.

 

Por: Franny Marino, Milca Domínguez y Clara Montbriand – MinnPost

 

Minnesota, tenemos un problema de educación. El sistema le está fallando a nuestros 76,000 estudiantes con Dominio Limitado del inglés (LEP por sus siglas en inglés), y aunque el Plan de Educación Due North del Gobernador Tim Walz es un paso en la dirección correcta, todavía se queda corto para realmente dar a los estudiantes la ayuda que necesitan.

 

El Informe del Estado de Nuestros Estudiantes del MDE de 2019 muestra que la tasa de graduación de cuatro años para los estudiantes de inglés (EL) es del 65,7% en comparación con el 88,4% de los estudiantes blancos en general. Además, solo el 30,8% estaba logrando la competencia de lectura de nivel de grado en lectura y solo el 29% en matemáticas. Estos resultados se ven agravados por la pandemia. ¿Cómo puede ser esto aceptable?

 

Durante demasiado tiempo, los estudiantes latinos y los estudiantes de inglés (EL) han sido dejados atrás en el sistema educativo de Minnesota. Nuestro sistema educativo debe centrarse en proporcionar a cada uno de estos niños y sus familias, independientemente de su etnia o idioma(s) hablado(s), una educación de alta calidad. Se merecen más y es hora de hacer algo al respecto.

 

Durante el año pasado, el comité del equipo de acción educativa de LatinoLEAD, compuesto por algunos de los principales líderes educativos latinos de Minnesota, ha estado trabajando en propuestas para abordar la falta de atención y apoyo que se proporciona a los estudiantes con dominio limitado del inglés en Minnesota. Nos complace ver que Due North tiene varias propuestas que están alineadas con nuestras recomendaciones, ya que proporciona una gran visión y articula las esperanzas y los sueños que tenemos para los estudiantes. Sin embargo, el problema es que la visión sin estrategia se queda corta, y los mandatos sin responsabilidad acaban fracasando.

 

Un buen paso, pero no suficiente

 

El plan incluye varias partes que son un paso en la dirección correcta, pero no es suficiente para ayudar a los que más lo necesitan. Esto incluye la adición de cinco puestos de intérpretes y de compromiso para todo el estado. Si bien es útil, y un paso en la dirección correcta, dudamos que estos puestos proporcionen suficiente capacidad para 76.000 estudiantes LEP en todo Minnesota y proporcionen un compromiso significativo y a largo plazo. Queremos asegurarnos de que nuestros intérpretes y enlaces culturales se sientan apoyados y tengan la capacidad de hacer su trabajo con eficacia.

 

Además, Due North pretende reforzar las voces de las comunidades en la toma de decisiones en las escuelas, pero para lograrlo con éxito, requiere una mejor financiación. Exige que los comités asesores de los distritos incluyan a estudiantes, padres o tutores y miembros de la comunidad para garantizar que el plan de estudios, el aprendizaje y los entornos de trabajo sean inclusivos y respetuosos con todos los grupos raciales y étnicos, y establece una vía para involucrar equitativamente a las partes interesadas en la revisión de las políticas disciplinarias. De nuevo, un paso en la dirección correcta, pero con un presupuesto de 600.000 dólares, simplemente no es suficiente para desarrollar planes de estudios étnicos. Sin una financiación adecuada, no podemos asegurar que estos comités asesores sean eficaces, ya que las escuelas probablemente se enfrentarán a obstáculos para proporcionar el plan de estudios recomendado.

 

Aunque los puestos de traducción y participación suelen estar ocupados por personas multilingües y multiculturales, queremos asegurarnos de que los proveedores de salud mental también sean multilingües y multiculturales. Nuestros estudiantes EL y sus familias merecen trabajadores sociales y proveedores de salud mental culturalmente competentes y relevantes para que cada uno de nuestros estudiantes pueda alcanzar su verdadero potencial académico.

 

La oficina del gobernador tiene que exigir al Departamento de Educación y al sistema los mismos estándares de equidad y éxito que reciben Vivienda, Derechos Humanos o Empleo y Desarrollo Económico. Necesitamos que las familias lleguen, se conecten y tengan acceso a los servicios esenciales en un idioma que puedan entender. Los padres también tienen derecho a saber el rendimiento académico de sus hijos. Todas las universidades deben responsabilizarse de graduar a los profesores con una formación completa en materia de equidad e inclusión para ayudar a garantizar estos objetivos.

 

Un gran activo para el estado

 

Los estudiantes que aprenden inglés y sus padres deben dejar de ser vistos como un lastre, y en su lugar, como el gran activo que son para nuestro estado. Los alumnos que hablan una segunda lengua merecen tener acceso a una atención y educación multilingüe de alta calidad en la primera infancia para que no empiecen el jardín de infancia con retraso respecto a sus compañeros. Hay que enseñar otras lenguas a los alumnos en los primeros cursos para que se gradúen siendo académicamente multilingües.

 

Necesitamos que la notificación del incumplimiento de las políticas por parte de una escuela sea enviada directamente por el MDE a las familias. Necesitamos responsabilidad, normas y herramientas más adaptadas para medir el crecimiento de los estudiantes que aprenden inglés, apoyo y puntos de referencia claros en todos los ámbitos para que el plan tenga un impacto significativo. Estamos pidiendo un cambio, estamos pidiendo una inversión, y estamos pidiendo un compromiso con Un Minnesota que nos incluya a todos.