Es necesario diversificar los parques estatales de Minnesota. La mayoría de sus visitantes son blancos.

El ocio al aire libre es un gran negocio en Minnesota. Podría ser mucho mayor si la gente de color viera más campistas y excursionistas que se parezcan a ellos.

 

Por: Sahan Journal

 

Asha Shoffner creció pescando con su abuelo y jugando al aire libre, pero no fue hasta los 20 años que empezó a pasar realmente tiempo en la naturaleza.

 

Aunque a esta nativa de St. Paul le encanta acampar y explorar al aire libre, a veces se sentía en las excursiones y viajes con su pareja blanca que no era bienvenida.

 

“Las miradas que recibía en el bosque parecían decirle ‘no estás bienvenida aquí'”, dice Shoffner, quien fue adoptada de la India.

 

Desde entonces, Shoffner, de 37 años, ha dedicado su tiempo personal y profesional a crear espacios acogedores para la gente de color al aire libre. Hoy trabaja como coordinadora de programas de educación ambiental y al aire libre en St. Paul Parks and Recreation, donde ha ayudado a desarrollar una serie de eventos recreativos y de aprendizaje al aire libre para personas de color, dirigidos por personas de color.

 

Shoffner fue miembro del Minnesota Outdoor Recreation Task Force, un grupo de 21 personas formado en 2020 para planificar el crecimiento y el aumento del acceso equitativo a las actividades recreativas en la naturaleza en todo el estado. El grupo de trabajo publicó su informe a finales de abril, con la recomendación de crear una nueva oficina independiente de actividades recreativas al aire libre. Esa oficina se encargaría de aumentar el acceso y la participación de los minnesotanos de color y de ayudar a las personas apasionadas por aficiones aparentemente opuestas, como la observación y la caza de aves, a unirse en defensa de la conservación de la naturaleza.

 

Las personas de color representan el 20% de la población de Minnesota, pero sólo el 5% de los visitantes de los parques estatales, según el copresidente del grupo de trabajo, Randolph Briley, del Departamento de Recursos Naturales de Minnesota.

 

“Es evidente que existe una enorme brecha”, dijo Briley.

 

Aumentar el acceso

 

En 2020, Shoffner creó un grupo de Facebook llamado BIPOC Outdoors Twin Cities. Era una forma de que la gente encontrara salidas, consejos y potencialmente nuevos amigos. Hoy el grupo tiene más de 900 miembros.

 

Muchos miembros se unieron al grupo por razones de seguridad, dijo Shoffner. La gente quería realizar actividades convencionales al aire libre, como el senderismo, el remo y la pesca, pero querían hacerlo rodeados de gente como ellos y no sentirse como la única persona de color en el bosque.

 

En el trabajo, Shoffner y St. Paul Parks and Recreation pusieron en marcha el programa de embajadores de parques para negros, indígenas y personas de color (BIPOC). El programa se financió en parte con una subvención del Capitol Region Watershed District. Permitió a St. Paul ofrecer una programación para personas de color, dirigida por personas de color. El programa organizó 19 eventos en 2020 con actividades como acampada, piragüismo, pesca, pesca en hielo, una excursión con plantas comestibles e incluso un estudio de invertebrados.

 

El programa ha intentado llegar también a los grupos de inmigrantes y a los que no hablan inglés. Un guía de habla hispana dirigió a un grupo de senderistas latinos en paseos por todo St. Paul. Este año, Shoffner dijo que el departamento de parques está buscando contratar a alguien de la comunidad Karen para enseñar una clase de cocina al aire libre.

 

“El trabajo que estamos haciendo se siente realmente auténtico”, dijo.

 

El grupo de Embajadores del Parque BIPOC ha sido uno de los aspectos más destacados de la programación del año pasado, según Andy Rodríguez, gerente de recreación de Parques y Recreación de St. Paul. También atrajo a nuevos usuarios; el 90% de los participantes nunca se habían inscrito en la programación del parque.

 

“Creo que ha ampliado significativamente nuestro alcance”, dijo Rodríguez.

 

Otros departamentos de ocio están tomando nota. El Distrito de Parques de Three Rivers, en el área metropolitana del oeste, y Mississippi Park Connection* han comenzado a ofrecer una programación similar.

 

Rodríguez dijo que una mayor financiación del Estado podría ayudar a que estos programas tuvieran un mayor impacto.

 

Entender las necesidades de las diferentes culturas es clave para que se sientan bienvenidas en los parques estatales, dijo Briley. Los parques estatales de Minnesota empezaron a instalar mesas de picnic más grandes en los últimos años después de conversaciones con miembros de la comunidad hmong, dijo Briley. Las familias hmong suelen acampar en grupos grandes, y buscaban mesas más grandes para adaptarse a sus necesidades. Es un cambio sencillo que puede hacer que un parque sea más acogedor.

 

“Tenemos que colaborar constantemente con nuestras comunidades locales para ver qué es lo que hace que un parque estatal sea más atractivo para ellos”, dijo Briley.

 

Oficina de actividades recreativas al aire libre

 

El Grupo de Trabajo de Actividades Recreativas al Aire Libre estaba compuesto por personas de diferentes organizaciones públicas, del sector privado y sin ánimo de lucro relacionadas con las actividades al aire libre. Había representantes de naciones tribales, juntas de turismo e incluso de Winnebago Industries.

 

El grupo de trabajo se creó para ayudar al Departamento de Recursos Naturales de Minnesota y a Explore Minnesota, la oficina de turismo del estado, a decidir si es necesaria una oficina independiente de actividades al aire libre.

 

Hay 16 estados con estas oficinas en todo el país. La oficina de cada estado es diferente, dijo Briley. Algunas forman parte del consejo de turismo, otras son divisiones del departamento de recursos naturales o del departamento de comercio. Todavía no se ha determinado cómo se crearía o podría crearse la oficina de Minnesota, dijo Briley.

 

La nueva oficina aún no existe, pero el grupo de trabajo ha recomendado objetivos para ella. ¿El primero? Aumentar la participación en las actividades al aire libre mejorando el acceso y la equidad para las personas de color.

 

Shoffner está contenta de haber participado en el grupo de trabajo, y dijo que apreciaba que los miembros blancos sacaran a relucir de forma rutinaria cuestiones de equidad. Aumentar el acceso de las personas de color va más allá de poner una señal de bienvenida, dijo, sino que debería incluir preguntar directamente a las comunidades qué quieren ver en sus parques.

 

Ha aprendido que la gente cree que estar en la naturaleza con otros que se parecen a ellos es un beneficio real. Hoy en día, en el ámbito de la educación, los dirigentes han reconocido la importancia de contar con profesores de orígenes diversos. El aire libre no debería ser diferente, dijo.

 

“Mi esperanza es que cada vez más organizaciones empiecen a hacer programas específicos para BIPOC dirigidos por personas BIPOC”, dijo Shoffner.

 

El ocio al aire libre es un gran negocio en Minnesota, que genera más de 9.000 millones de dólares al año, aproximadamente el 2,4% del producto interior bruto del estado. La infrarrepresentación de las personas de color en las actividades recreativas al aire libre supone una pérdida de dólares para el estado y las empresas privadas. Muchas de esas empresas están empezando a darse cuenta de que no están aprovechando el mercado tan bien como podrían, dijo Briley.

 

“Es una cuestión moral, pero también es un imperativo económico para el sector”, dijo Briley.

 

Los entusiastas de las actividades al aire libre tienen intereses diferentes y, a veces, opuestos. Algunos quieren recorrer un sendero con raquetas de nieve, otros quieren arrasar con una moto de nieve. Para unir a esas comunidades, dijo Briley, es importante centrarse en el interés común: conservar la naturaleza y hacerla accesible a todos.