Episcopados de México y EU apoyarán, acompañarán y defenderán migrantes

Por: Luis Manuel DE LA TEJA

El 13 de febrero se reunirán en Brownsville la Conferencia del Episcopado con su par estadounidense para analizar la forma en que los obispos católicos de ambas fronteras, trabajarán  en medidas para apoyar, acompañar y defender a los migrantes. Y es que desde el 15 de Julio de 2015, Donald Trump centrara a México como el enemigo de Estados Unidos, ninguna institución  política y empresarial lo tomo en serio.

Frente a la pasividad e inacción gubernamental, en el programa especial “México en la Encrucijada” conducido por Denise Maerker, Joaquín López-Dóriga y Carlos Loret de Mola, se debatió sobre cómo se va a posicionar México ante la crisis política con Estados Unidos, respecto a la necesidad de reubicarnos y replantearnos para unificarnos, respecto a que queremos como proyecto de nación, no solo en un plano defensivo sino con una estrategia hacia adelante, en un contexto que bien podría considerarse como una guerra, comercial, diplomática y cultural a decir del historiador Enrique Krauze, dijo que ante esta crisis, México tiene “recursos morales y sociales en la gente, en la solidaridad nacional del pueblo mexicano”.

En la mesa de análisis intervinieron, telefónicamente, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade; los lideres Ricardo Anaya, (PAN); Enrique Ochoa, (PRI); Alberto Bailleres, empresario; Alejandra Barrales, (PRD); Alejandro Ramírez, director de Cinépolis; los expresidentes de México, Felipe Calderón y Vicente Fox; Alfonso Miranda, secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano;  y los gobernadores Miguel Ángel Mancera, (CDMX) y Eruviel Ávila, (Edo. Mex).

El analista y escritor, Héctor Aguilar Camín, apuntó que la relación la interdependencia entre México dentro de los Estados Unidos es irreversible, lo que visualiza que “falta es una posición clara del gobierno, adoptada por los  partidos, que unifique a los mexicanos en dos aspectos cruciales: “la defensa de la comunidad mexicana y las interrelaciones económicas con el vecino del norte que no pueden ser suplidas con ningún otro país”.

En este sentido, Jorge Castañeda, analista político, aseveró que la crisis política entre ambas naciones requiere una respuesta enérgica de nuestro país. Criticó al sector empresarial mexicano de obstinarse en defender los beneficios del comercio entre ambos países, como si los norteamericanos no supieran el valor económico de lo que se comercia. Señalo, que ese “rollo ya se agotó”, y que se tiene que ver por lo más importante que son nuestros connacionales a quienes el Ejecutivo Mexicano ni el Congreso han dicho  cuanto y cuando se ampliara el presupuesto de protección en la red consular.

Los especialistas coincidieron en que se requiere de una nueva narrativa con contenidos y actores acreditados, sin la cual serviría de nada, llevarla a cabo. Todos coincidieron que la Iglesia Católica sería un excelente artífice de unidad.