Empresarias latinas encuentran espacio en Internet para prosperar en la pandemia.

Amaury Vidales publica semanalmente en su página de Facebook, Amaury Accesorios, para mostrar a los posibles compradores las novedades que tiene a la venta, pero no se trata de otra boutique virtual.

 

Por Kathryn Styer Martinez – Sahan Journal

 

Entre las guerras de ofertas espontáneas, la música y las bromas con los clientes, Vidales crea una experiencia de compra que es una mezcla de los zócalos bulliciosos que se encuentran en el centro de las ciudades mexicanas, los bulliciosos tianguis al aire libre donde los compradores pueden encontrar todo tipo de artículos y una feria de artesanía hecha a mano.

 

Intenta incluir un nuevo artículo sorpresa cada semana. Recientemente, fue un mini lavadero de brochas de maquillaje. “Todo el mundo en México tiene un lavadero en su casa”, dice Vidales. La pequeña réplica hecha a mano se completa con un mini jabón y su propio estuche.

 

Vidales, de 47 años, representa un nuevo tipo de emprendedor, alguien que ha creado un grupo de seguidores en Internet para experiencias que se han vuelto escasas durante la pandemia del COVID-19. En el proceso, ha creado un espacio online para que los miembros de la comunidad se reúnan dentro de un mundo aislado.

 

“Es una especie de escape de casa y de tu trabajo. Es como un lugar divertido para pasar el rato”, dijo su hija, Regina Olono Vidales. “La mayoría de la gente aparece y se queda las cuatro horas completas”.

 

Su madre también forma parte de una creciente ola de propietarios latinos de pequeñas empresas en Minnesota y en todo el país. Los negocios propiedad de latinos crecieron un 34%, en comparación con los no latinos, que sólo crecieron un 1% durante la última década, según un estudio reciente de la Iniciativa Empresarial Latina de Stanford.

 

Ese informe también reveló que las propietarias de negocios latinas se habían visto especialmente perjudicadas por la pandemia, lo que hace que el éxito de Vidales sea mucho más intrigante.

 

Frida Kahlo, una inspiración

 

Vidales llega a los clientes a través de su página de Facebook, negocia las ventas y las llamadas de seguimiento a través de aplicaciones de mensajería e incluso busca a sus proveedores a través de cuentas de Instagram. Todos los pagos se realizan de forma virtual.

 

Se lanzó en 2019, antes de la pandemia, como una forma de ayudar a pagar la matrícula universitaria de su hija y otros gastos familiares. Dijo que cuando comenzó, solo había algunas otras mujeres como ella que vendían productos a través de sus cuentas de redes sociales. El mercado se disparó el año pasado cuando el COVID-19 mantuvo a la gente alejada de los espacios públicos de reunión.

 

Olono Vidales ayuda a su madre con los eventos semanales en directo, junto con su hermano de 12 años y el marido de Vidales, ambos llamados Javier.

 

En una emisión reciente, Vidales se vistió con una camisa parecida a una que llevaba Salma Hayek en la película “Frida”. Se pintó los labios y encendió el anillo de luz para su teléfono inteligente mientras que música pop latina ambientaba el evento.

 

A medida que avanzaban las cuatro horas del evento, la energía aumentaba. Vidales saludaba por su nombre a las personas que entraban en el chat en directo mientras mostraba los artículos a la venta acompañados de su número correspondiente. A veces, se producían guerras de ofertas, dijo Olono Vidales.

 

Vidales, que creció en Sonora (México), llevaba mucho tiempo queriendo convertirse en empresaria. La boutique virtual le ha ayudado a ser menos tímida y a convertirse en una oradora pulida, dijo su hija.

 

La importancia de Frida Kahlo en la boutique va más allá de la moda. La pintora ocupa un lugar destacado en muchas de las imágenes. Las mujeres, especialmente las mexicanas, admiran a Kahlo como alguien que logró mucho y nunca se rindió a pesar de su sufrimiento.

 

“Nos hemos dado cuenta de que Frida no es sólo un gran símbolo en México, ni sólo en la comunidad latina. Es internacional”, dijo Olono Vidales. “Hemos visto programas de televisión turcos que tienen su imagen. Vemos gente blanca obsesionada con ella”.

 

Aunque las tiendas online y los eventos de Facebook Live comenzaron antes de la COVID-19, la pandemia ha hecho que los propietarios de negocios usen su creatividad a la hora de llegar a los clientes.

 

“Descubrimos que tal vez no están trabajando desde una computadora en casa, pero están haciendo muchas cosas en su teléfono”, dijo Yolanda Cotterall, quien trabaja con el Centro de Desarrollo Económico Latino (LEDC) con sede en Minneapolis. “Se están comunicando, están corriendo la voz, con sus teléfonos. Es bastante sorprendente”.

 

El emprendimiento como habilidad de supervivencia

 

Vidales dijo que sus eventos semanales recaudan un promedio de 5.000 dólares. Cuando su marido perdió uno de sus dos trabajos a causa de la pandemia, el negocio ayudó a cubrir las necesidades económicas de la familia.

 

Aunque le gusta el trabajo y le ha ayudado a crecer como persona, “manejar ser madre, ser esposa y los deberes del hogar ha sido realmente difícil de compaginar”, dijo mientras su hija traducía. “Y estoy muy contenta porque he conocido a muchas personas y es muy difícil, muy estresante a veces, pero me gusta”.

 

También requiere ser capaz de soportar a los haters, añadió. “La primera vez que una amiga me animó a hacer live, yo le dije ‘no puedo, no puedo hablar a una cámara’. Pero cuando ya me pongo la cámara, la verdad, lo disfruto”.

 

Muchos latinos son emprendedores como una habilidad de supervivencia, pero todavía se necesita apoyo para ayudar a los propietarios de negocios latinos a sobrevivir a la pandemia y a prosperar, dijo Marlene Orozco, analista principal de la investigación de Stanford.

 

Antes de la pandemia, dijo, los empresarios latinos tenían muchas más probabilidades de que se les denegara un préstamo empresarial que sus homólogos blancos en circunstancias similares. La pandemia exacerbó los problemas y los hizo aflorar.

 

Sin embargo, en general, muchos de los empresarios que participaron en la encuesta de Stanford dijeron sentirse esperanzados sobre el futuro de sus negocios.

 

El futuro de Amaury Accesorios parece brillante. Tiene previsto crear un sitio web en el que la gente pueda comprar fuera de sus eventos en directo en las redes sociales. También espera diversificar su base de clientes y ampliar su alcance.

 

Vidales ya vende a personas de todo el país. Pero lo que realmente le gustaría es llevar Amaury Accesorios a una tienda en Minneapolis.

 

“Entonces, siento que las mujeres somos tan fuertes. No sabemos que somos tan fuertes hasta que se nos presenta una mala situación”, dijo Vidales.

 

Añadió su hija: “Es una especie de testamento no sólo de ser una mujer fuerte, sino también de aceptar que puedes pasar por estas duras experiencias de la vida y aún así salir a flote”.